Miguel Cardenal, presidente del CSD

"El mayor presupuesto del CSD ha sido inferior al del fichaje de James o Súarez"

"En realidad el fútbol va a estar en los Juegos, porque el fútbol ha dado mucho dinero para ayudar a otros deportes, tanto LaLiga como la Federación", explica Miguel Cardenal

Foto: Miguel Cardenal, rodeado de deportistas, en la presentación del hashtag del deporte español para Río. (EFE)
Miguel Cardenal, rodeado de deportistas, en la presentación del hashtag del deporte español para Río. (EFE)

A menos de un mes ya para los Juegos Olímpicos que este verano se disputan en Río, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, recibe al El Confidencial para haber una valoración sobre cómo llega España a la gran cita olímpica.

Pregunta. Las previsiones para los Juegos de Río son muy parecidas a las de Londres, cuando este ciclo ha sido mucho más difícil económicamente: ¿no tiene influencia el presupuesto en los resultados?

Respuesta. Indudablemente hacen falta medios económicos para prepararse bien. Hay que contextualizar, porque se habla mucho del bajón económico y hay que ver qué significa el bajón económico. En primer lugar, los deportistas que preparan los Juegos lo hacen con una beca ADO. Se ha conseguido que el plan ADO dispusiese del dinero suficiente para poder dar becas exactamente igual que en el ciclo anterior, lo que ha salvado la tranquilidad de los deportistas. Es verdad que ha habido bastante menos dinero, pero lo que hemos hecho en el Consejo es eliminar muchos programas que no tenían que ver con la preparación de deportistas de alto nivel, como investigaciones de naturaleza sociológica, que están muy bien, pero que en una época de crisis pueden no ser imprescindibles. Eliminamos también lo que son las inversiones en infraestructuras que en anteriores etapas.

P. Es decir, ¿que el dinero destinado a la alta competición ha sido, si no el mismo, sí parecido?

R. Por ejemplo, hay un porcentaje de la recaudación de la Quiniela que iba para la Federación de Fútbol para hacer campos, pues eso se ha quitado y se ha destinado al deporte de alto nivel. LaLiga también ha estado dando dinero estos años para el deporte de alto nivel. Se ha trabajado mucho también el tema de los patrocinios y a las federaciones les ha servido este proceso para descubrir áreas en las que podían ser igual de eficientes con menos gasto. Lo que no se puede es negar la premisa desde la que parte la pregunta, el rendimiento deportivo necesita medios económicos.

Se ha conseguido que el plan ADO dispusiese del dinero suficiente para poder dar becas exactamente igual que en el ciclo anterior

P. Entonces, medios para dar el nivel, haberlos, los ha habido.

R. Creo que hemos conseguido destinar los medios necesarios, indispensables, pero sin esos medios no se habría podido hacer y afortunadamente estos años ya se está recuperando la capacidad de presupuesto del CSD. Han sido un conjunto de factores que explica que se haya podido llegar así y el mérito es sobre todo de los deportistas, de las federaciones y los técnicos que han tenido que ajustar mucho.

P. ¿Puede poner algún ejemplo?

R. Antes se hacían cosas como que la concentración del hockey hierba del equipo junior era en un hotel de cuatro estrellas. ¿Y ahora qué hacen? Pues lo que ya hacían los ingleses, van a casas de los deportistas holandeses y cuando los holandeses vienen aquí a jugar pues van a sus casas ¿Y qué han descubierto? Que se lo pasan mucho mejor, que se hacen más amigos y que no hace falta ir a un hotel de cuatro estrellas cuando tienes 16 o 17 años. En el ciclismo, por ejemplo, que ha sufrido mucho y hay que felicitar a López Cerrón por la gestión que ha hecho, a veces venía y me decía “mira, se van a competir a Canadá y no va nadie con ellos, solo los técnicos y los deportistas, no va ningún directivo". Pues igual no hacía falta que fuese ningún directivo y así se han podido ajustar muchas partidas.

P. Aparte de la previsión de medallas ¿cómo está el deporte español? ¿Mejor, peor o en una situación parecida a 2012?

R. Es complicado, porque son tantos parámetros para valorar… Yo quiero pensar que se está mejor en muchas cosas. Para empezar, si se mira en términos económicos, el 90% es el fútbol. El fútbol español en 2012 estaba completamente arruinado. A mí me hace gracia, bueno, no me hace gracia, pero me llama la atención, oír al presidente de AFE reivindicar que en 2011 pudo llegar a unos acuerdos con Lissavetzky. Los acuerdos son que en 2012 se debía mucho dinero a los jugadores y que se le pagaron las deudas con el dinero de las quinielas. Ahora, afortunadamente… en junio de 2012 las denuncias en Primera y Segunda División llegaron a 80 millones de euros, este verano no va a haber denuncias, porque no deben dinero a ningún jugador, están cobrando al día. Eso no ha pasado en la historia del fútbol.

Miguel Cardenal, durante el encuentro mantenido con el pentacampeón del mundo de triatlón Javier Gómez Noya. (EFE)
Miguel Cardenal, durante el encuentro mantenido con el pentacampeón del mundo de triatlón Javier Gómez Noya. (EFE)

P. Es decir, que para el deporte español es clave que el fútbol goce de buena salud.

R. Si el fútbol está saneado, como lo está ahora, que está muy saneado, es parte del plan y siempre lo he dicho, vamos a poder conseguir que dinero del fútbol llegue a otros deportes, como está ocurriendo ya. Este año pasado dieron 6 millones en LaLiga4sports, eso va a continuar en un futuro. La Liga va a seguir dando dinero para las federaciones, les está ayudando a tener una estructura más profesional, a generar ellos los recursos, a crear valor, aparte de un porcentaje de la recaudación de los derechos del fútbol va a ir a parar a otros deportes. Teniendo el fútbol saneado tienes ya una gran ventaja para el resto de deportes.

Si tenemos un fútbol saneado y responsable, un fútbol que colabore con el resto de los deportes, tenemos mucho camino recorrido

P. Conclusión: un fútbol español fuerte, es un deporte español fuerte.

R. Yo muchas veces he dicho, medio en broma, pero también medio en serio, que el problema del deporte español es el problema de un fichaje de verano. Cuando más presupuesto ha tenido el CSD en su historia para dárselo a las federaciones españolas ha sido un importe inferior al fichaje de James o al de Luis Suárez, por no hablar de otros que pueden costar más. Y todos los veranos tenemos fichajes de esos. Si tenemos un fútbol saneado y socialmente responsable, un fútbol que colabore, tenemos mucho camino recorrido. Aparte, las federaciones españolas han hecho un plan de adecuación a su realidad muy importante en estos años. Ahora, yo diría que incluso contra nuestras expectativas, porque no pensábamos que fuese ir tan bien, bastantes de ellas están saliendo de los planes de viabilidad, eso quiere decir que su patrimonio ya no es negativo y que son capaces de afrontar su actividad ordinaria e ir pagando sus deudas con los ingresos que generan y eso también es un síntoma de salud.

P. ¿Y pensando en los posibles resultados?

R. Aquí hay un estudio muy concienzudo, estadístico. Los resultados en los campeonatos de Europa y del mundo individuales y por equipos no son peores que los del anterior ciclo, son un poquito superiores, diríamos iguales. Pero también lo son en categorías inferiores, no hemos ganado menos medallas en junior en estos cuatro años que las que hemos ganado los cuatro años anteriores. Por lo tanto la salud deportiva está bien. Hay deportistas muy grandes, acabamos de asistir a la retirada de Nico [García Hemme], que ya están en el ocaso de sus ciclos e incluso que se han retirado. Podemos poner nombres y apellidos, pero bueno, están saliendo también otros deportistas muy importantes que nos van a dar muchas alegrías. Jon Rahm, parece que tiene un futuro, habrá que verlo, todavía lo tiene que demostrar, pero la irrupción que ha hecho en el campo del profesionalismo del golf es para tener ilusión. Yo me he metido estos fines de semana a ver sus resultados, me he bajado la App de la PGA, que no la tenía. En tenis ha salido Garbiñe Muguruza, que te asegura mucho tiempo, detrás viene Paula Badosa, o Nicola Kuhn, que con 16 año ha hecho semifinales en Roland Garros, otros que han dado un paso adelante, como Roberto Bautista, y no te digo ya Javier Fernández o Carolina Marín. Creo que hay que estar contento. En los Juegos Olímpicos son muy importantes la gimnasia y el atletismo, y en los Juegos de Londres no ganamos ninguna medalla ni en gimnasia ni en atletismo. Yo creo que en estos Juegos Olímpicos en Río vamos a ganar medallas tanto en gimnasia como en atletismo.

P. Para todo esto ha sido necesario un cambio importante en las federaciones...

R. Sí, en gobernanza también se ha hecho un esfuerzo que me gustaría que se reconociera y se destacara, un esfuerzo muy importante y el que no lo quiera reconocer es que no lo quiere ver. En estos años, creo que son más de diez los presidentes de federaciones que han dejado su puesto porque tenían una trayectoria en la que había cuestiones que no eran aceptables. Y eso creo que es una incorporación muy importante al deporte español, el nivel de gobernanza actualmente, de respeto a los estándares comunes de ética es muy superior al que había en 2012.

Todos los deportistas tienen derecho, pero, por todo lo que han pasado, me gustaría que Garbiñe y Carla se colgaran una medalla

P. Responda casi sin pensar: ¿qué medalla le haría más ilusión en Río?

R. Prefiero pensarla, porque esta es una pregunta bonita. Me gustaría el dobles femenino, porque le tengo mucho cariño a Carla Suárez y a Garbiñe Muguruza, si son ellas las que van al dobles femenino finalmente, porque hay una preselección todavía. Todos los deportistas tienen derecho pero, por todo lo que han pasado, por las dificultades que han tenido, me gustaría mucho que tuvieran una medalla.

P. ¿Y cuál es la medalla que más le sorprendería?

R. Hay muchos deportistas que va con pocas posibilidades, porque medallas solo hay tres por cada prueba. Cada medalla tiene una historia. Esta mañana he estado un rato con Scariolo y me parece que este equipo se lo merece también, porque muchos jugadores estarán probablemente en sus últimos Juegos Olímpicos. También es una federación que ha pasado muchos problemas y son jugadores que hacen un esfuerzo muy importante por estar aquí. Me gustaría a Lidia Valentín verla en el pódium, porque la vi en Londres, en la zona mixta, llorando, y es un recuerdo que me quedó muy grabado. Había quedado cuarta, aunque ahora le han dado la medalla porque una hizo trampas, pero creo que tiene derecho a subirse al pódium, a ver subir la bandera de España. Me gustaría el equipo de rítmica, que son vecinas nuestras, las tenemos aquí todo el día entrenando…

P. Como siga diciendo deportes…

R. Es que es difícil elegir uno. Si me dices cuál me sorprendería… Yo creo que si alguno de los dos equipos de rugby se cuelga una medalla sería también una alegría muy especial. Es la primera vez que el rugby es olímpico y es un deporte en el que en nuestro país, comparado con otros de los que van a ir, somos unos pigmeos, comparados en licencias, reconocimiento social o seguimiento. Vamos a jugar con Francia, con el Reino Unido y, sin embargo, creo que este equipo, sobre todo el femenino, les puede tocar un poquito las narices, y sería una gran alegría. También en hockey hierba. A las chicas les ha costado mucho clasificarse y, sin embargo, se lo merecen. Estuvieron a punto de quedarse fuera por inexperiencia, por juventud y por la tensión de jugársela en los penaltis y yo creo que ahora que están allí pueden dar alegrías.

P. ¿Que no esté el fútbol, en cierto modo, puede ser incluso bueno?

R. No, bueno nunca. Y en realidad el fútbol va a estar, porque el fútbol ha dado mucho dinero para ayudar a otros deportes, tanto LaLiga como la Federación, ¿eh? Lo he recordado antes, la Federación durante los primeros años de este ciclo olímpico renunció a su subvención y yo siempre lo he agradecido como un gesto generoso, luego pues ya no ha hecho algunas cosas por voluntad propia. El fútbol en los Juegos Olímpicos es muy seguido, quizá aquí tenemos más tradición de darle importancia al Mundial y a la Eurocopa, pero cuando vas a los Juegos ves que la gente le da también mucha relevancia, en el Reino Unido se vendieron todas las entradas para chicos y chicos, durante las fases previas. Ojalá hubiésemos estado. Hubiese sido bonito que estuviesen las chicas también, son auténticas pioneras, tenemos jugadoras muy buenas, es un deporte que está ganando importancia en España y haber tenido el escaparate de los Juegos las hubiera dado una proyección importante.

La mayor ausencia que voy a notar en Río es que no esté el equipo de balonmano; tenía la ilusión de verles ganando una medalla

P. ¿La mayor decepción de este ciclo olímpico es no haber clasificado al balonmano masculino?

R. Personalmente, sí. Me dolió mucho porque había tratado mucho a los jugadores. El equipo tiene Europeo y Mundial todos los años, he estado muchísimo con ellos. Se lo merecían porque han hecho un ciclo muy bueno. Han sido campeones del mundo y, sin embargo, no van a estar allí, que para algunos de ellos podría haber sido la última oportunidad de estar. Yo tenía la ilusión de ver a ese equipo ganando medalla, creo que los jugadores se lo merecen. Sí, es la mayor decepción, la mayor ausencia que voy a notar allí es que no esté el equipo de balonmano.

P. ¿Algún deportista español tiene más presión por ganar una medalla que Javier Gómez Noya?

R. Javi ya es medallista olímpico. La presión la tiene el que no lo es. Por ejemplo, conozco al presidente de la federación de gimnasia, Jesús Carballo, que es un fuera de serie, dos veces campeón del mundo y no es medallista olímpico. O sea, que yo creo que va gente con más presión que Javi. Yo creo que al final va allí y piensa, “me he preparado, tengo la oportunidad”, querrá ser oro, porque no lo ha sido. Lo que quieras, pero que le quiten lo bailado. Ya ha estado en un podio olímpico.

P. En esa línea, ¿se va a echar de menos a David Cal?

R. David era un regalo, porque era contar una medalla. Ya antes de salir, pensabas “¿Cuántas tienes?” Pues mira, la de David Cal y el resto... Y eso que en Londres parecía que no. Estos deportistas quedan, porque le demuestran a los demás que se puede hacer. A veces lo difícil es eso. Si nunca has ganado piensas que no pasa nada por no ganar, pero el piragüismo español ahora tiene el nivel muy alto y los piragüistas que van lo saben. Yo creo que esto hace que lo pidamos.

Cardenal, junto a los gimnastas Vicente Lli y Sara Moreno, la seleccionadora de gimnasia aeróbica, Sara Lleonart, y el presidente de la Real Federación Española de Gimnasia, Jesús Carballo. (EFE)
Cardenal, junto a los gimnastas Vicente Lli y Sara Moreno, la seleccionadora de gimnasia aeróbica, Sara Lleonart, y el presidente de la Real Federación Española de Gimnasia, Jesús Carballo. (EFE)

P. Ha dicho antes que confía en que haya medallas en atletismo. Haga de Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo: ¿Cuántas?

R. [Ríe] A ver, no vamos a tentar la suerte, pero, yo creo que no nos sorprendería si ganamos dos medallas. Nadie diría que no se las esperaba. Luego hay que ir y competir. Los rivales son muy buenos, pero creo que si ganan dos medallas nadie diría que ha habido mucha suerte o que ha sido un resultado inesperado.

P. El CSD mira cada semana las opciones españolas en Río, ¿ha cambiado la valoración una vez se ha sabido que Rusia no competirá en atletismo?

R. Sí, claro que sí, ahora las perspectivas son mejores, Rusia es una potencia mundial en atletismo y si parte de la delegación rusa no compite hace que sea más probable obtener mejores resultados y que haya posibilidades donde antes podrían no existir, posibilidades de diploma e, incluso, en alguna ocasión, de medalla. Si miras la final de salto de altura de Londres y ves cuántas representantes rusas quedaron por delante de Ruth Beitia puedes hacer un cálculo de lo que supone que Rusia no participe.

P. ¿Se moja con la natación?

R. Me cuesta más calcularlo, lo reconozco.

P. Se habla del Zika, de la caída de un tranvía, de la inseguridad… ¿Ahora mismo que imagen tienes de Río?

R. Yo soy un poco escéptico de todo esto. Todas las grandes competiciones que recuerdo siempre van acompañadas de grandes problemas. Recuerdo que la Eurocopa de Polonia y Ucrania se iba a suspender y se iba a celebrar en España, el Mundial de Brasil tampoco se iba a poder hacer, los Juegos de Londres iban a ser un gran atasco y le habían dicho a la población de Londres que abandonara la ciudad e iba a estar todo colapsado, tampoco iban a estar las cosas terminadas y no sé qué… Siempre que hay un gran acontecimiento se general en la opinión pública un clima de desconfianza, de señalar problemas y luego cuando vas allí no hay para tanto.

P. ¿Cómo va España a estos Juegos en materia de dopaje? Ha habido algunos problemas, como el laboratorio de Madrid

R. Sí, sí, desgraciadamente hemos tenido ese problema. Yo creo que ahí hay que, sin ocultar la trascendencia que eso tiene y el dolor que te tiene que producir, poner en relieve que cuando la Agencia Mundial Antidopaje ha tenido que tomar medidas entre los países que están en no cumplimiento, ha distinguido. Ha dicho que no tiene nada que ver en el caso de España, que es un problema burocrático, con el caso de Kenia o Rusia, respecto a los que han tomado medidas bastante drásticas. No lo puedo citar textualmente, pero el presidente de la Agencia Mundial Craig Reedie dijo que en España hay un sistema antidopaje fiable y que está funcionando bien. No tiene nada que ver con esos otros casos, incluso en esta situación en la que nuestra ley no está del todo adecuada al código internacional.

Me gustaría que el laboratorio de Madrid estuviese abierto, asumo mi responsabilidad y espero que esté abierto muy pronto

P. Pero reconocerá que no es bueno que el nombre de España salga junto al de Rusia y Kenia en comunicados del COI cuando habla de estos temas.

R. Yo insisto, si miras el comunicado del COI verás que justo lo que hace el COI y la Agencia Mundial Antidopaje es diferenciar a España de Rusia y Kenia, tú los puedes ver juntos, pero si te lees el comunicado verás que están juntos precisamente para diferenciarlos y decir que nada tiene que ver uno con otro y para decir que España tiene un sistema antidopaje que está funcionando bien. Lo está diciendo la Agencia Mundial Antidopaje. Yo te invito a que mires en el año 2000, 2004, 2008, 2010, cuándo la Agencia Mundial Antidopaje decía eso de España. Sin ánimo de negar lo otro, que a mí me gustaría que el laboratorio de Madrid estuviese abierto y asumo mi responsabilidad porque no lo esté abierto y espero que lo esté pronto. No te niego la mayor, pero ha dado la oportunidad para que digan eso y busca en el pasado a ver cuándo la Agencia Mundial Antidopaje ha dicho eso de España.

P. Hace poco hubo una redada en Sabadell contra un grupo de atletas, que no eran españoles pero sí de primerísimo nivel. España tiene una imagen internacional de refugio de dopados, por casos como el de Armstrong, una historia que está ahí ¿qué manera tiene España de quitarse esa gente y esa imagen?

R. Yo es que no creo que España tenga esa imagen, ni fuera de España se dice lo que estás diciendo y que aquí hay más gente que lo dice, lo he oído más veces. Vamos a ver, nosotros, cuando tenemos historias de estas, no es aquí donde la gente se queda a entrenar. No te voy a decir los sitios donde la gente se va a entrenar, pero no es España donde la gente se va para no tener controles. Los controles de los deportistas relevantes ahora mismo, con la ley española que tenemos en vigor, los hacen las federaciones internacionales. Puedes decir “España es connivente”, pero si los controles de deportistas internacionales no dependen de España, no hemos querido que dependan de España, precisamente para tener ese compromiso. A nuestros deportistas que van a ir a los Juegos, al 99%, le llevan los cuatro años decidiendo los controles, haciendo los controles, mirando los resultados su federación internacional. Y a los deportistas que hay en España de otros países, con esos parámetros digamos de calidad deportiva, los controlan, porque la ley española lo dice, las federaciones internacionales Nadie puede pensar eso.

P. ¿Y qué hace un grupo así en España?

R. Porque hay una pista en Sabadell, porque España tiene buen clima, porque España es un país barato… No creo que hayan elegido España en absoluto por el dopaje. Aquí es cierto que viene mucha gente por las condiciones de clima, pero eso es algo que nos hace ser privilegiados, también tenemos más de 60 millones de turistas y diez millones de personas que sin ser deportistas de alto nivel vienen a España a hacer deporte. Es lógico que un ciclista en invierno se prepare en la Costa del Sol o en Canarias y no se prepare en Glasgow porque en Glasgow en invierno no puedes salir con la bicicleta. Yo no creo que vengan aquí porque sea un paraíso de dopaje, y esta operación lo demuestra. Ahora mismo nadie duda de que aquí estamos determinados en la lucha contra el dopaje y que, además, somos buenos en la lucha contra el dopaje. Buenos quiere decir que sabemos proteger a los deportistas limpios y, al que hace trampas, cogerle como hay que cogerle.

Miguel Cardenal, junto al presidente de la Federación Española de Rugby, Alfonso Feijoo; el seleccionador masculino, Ignacio Inchausti; el seleccionador femenino, José Antonio Barrio y los jugadores Matias Tudela, Marina Bravo, Patricia García y Ángel López. (EFE)
Miguel Cardenal, junto al presidente de la Federación Española de Rugby, Alfonso Feijoo; el seleccionador masculino, Ignacio Inchausti; el seleccionador femenino, José Antonio Barrio y los jugadores Matias Tudela, Marina Bravo, Patricia García y Ángel López. (EFE)

P. ¿Las mujeres van a volver a ser, como pasó en Londres, las que lideren el deporte español?

R. Pues sí, los pronósticos que tenemos indican que habrá un número superior de medallas de mujeres que de hombres. Es una cosa muy buena, yo creo que es el mérito del trabajo de mucho tiempo que muestra que la sociedad española ha evolucionado de una manera importante en igualdad y que eso llega también en deporte. Y aquí lo hemos querido aprovechar, porque las mujeres son las principales prescriptoras de actividad física entre las propias mujeres, darle mucho escaparate a las mujeres deportistas ha contribuido a que en estos años la brecha en práctica deportiva entre hombres y mujeres haya disminuido en un 50%. Me parece más importante eso que el número de medallas que saquemos en Río, es un éxito como sociedad y ojalá dentro de cuatro años ese segundo 50% lo hayamos podido absorber también, esa es la principal medalla de la sociedad española estos cuatro años, el haber reducido ni más ni menos que un 50% la brecha de práctica deportiva entre hombres y mujeres.

La medalla de la sociedad española estos cuatro años es haber reducido un 50% la brecha de práctica deportiva entre hombres y mujeres

P. ¿Se verá a Miguel Cardenal y a Alejandro Blanco juntos en los Juegos?

R. Seguro que sí, sí. Aunque solo sea por darles una alegría y puedan escribir un artículo.... Yo creo que vamos allí con la misma idea, que es dar servicio a los deportistas, darles cobertura, estar a disposición de las necesidades que puedan surgir, acompañarles en sus dificultades y en sus retos. Por eso, lo lógico es que se hable menos o nada de nuestra tonterías personales y se hable sobre todo de nuestros deportistas.

P. Hay países, como Italia con el CONI, en los que el Comité Olímpico y el Consejo Superior de Deportes están unificados. Teniendo en cuenta la crisis, y la duplicación de funciones que pueden llegar a tener ¿en algún momento se han planteado en España simplificar el proceso y dejarlo en un solo mando?

R. Entiendo la pregunta y la reflexión que comporta, porque es verdad que el Comité Olímpico Español y su presidente llevan tiempo diciendo públicamente que esa es la idea. Yo no la comparto. En primer lugar, el CONI es una figura que nace durante la Italia de Mussolini en la que, como pasa también en la dictadura de Franco, las estructuras sociales se identifican con el propio Estado, es lo propio del fascismo, el Estado absorbe la sociedad civil. No creo que sea un referente de lo que queremos como sociedad democrática. Creo que la simplificación está en evitar duplicidades, pero no en quitar cosas que son necesarias y que no son iguales. El Gobierno tiene una responsabilidad en materia de deporte, y no puede abdicar de ella. Usted cita el caso del Comité Olímpico Nacional de Italia, pero entre los más de 200 estados que hay en el mundo es muy escaso eso.

¿Alejandro Blanco? Lo lógico es que se hable menos o nada de nuestra tonterías personales y se hable sobre todo de nuestros deportistas

P. ¿Algún otro ejemplo de lo contrario?

R. En Rusia, Vitaly Mutko es a la vez ministro de deportes y presidente de la Federación de Fútbol. No creo que sea el caso de lo que queremos. A mí me gusta lo que hay en Inglaterra, en Francia… Todo el respeto para Rusia, pero que a mí la FIFA a veces me mande una carta porque lo pide Villar diciéndome que hay injerencias... Dígaselo a Rusia, que el ministro de deportes es el presidente de la federación y está en el Comité Ejecutivo de la FIFA. No sé cómo resuelven allí el tema de las injerencias.

P. ¿Por qué es más eficaz así?

R. Una experiencia que hemos tenido en estos años, cuando hablábamos antes de Gobernanza de las federaciones, es que muchas veces se plantea el problema en la eficiencia es su sistema electoral, la dependencia que tienen de las federaciones autonómicas para la elección del presidente y los compromisos que piden esas federaciones. Se podrían poner ejemplos que no son simpáticos, y eso mismo pasaría en el COE si manejara el presupuesto.

P. El presidente del COE suele decir que él sí es elegido...

R. ¿Y quién cree el presidente del COE que ha elegido al presidente del Gobierno? Pues el Congreso de los Diputados. Al que han elegido todos los españoles, a quien no han elegido todos los españoles es a él. Creo que el Gobierno vela por el interés general y el COE vela por un interés perfectamente legítimo, que es el interés del olimpismo, pero no podemos decir que tiene más legitimidad el presidente de la CEOE que el ministro de Economía, no, no.. Esa mezcla que se plantea no es útil. Siempre se puede avanzar en la colaboración, se pueden evitar disfunciones que no le digo que no existan, habría que entrar en un análisis detallado.

La participación en los Juegos supone sobre un 20% del dinero que ADO se gasta en un solo año en becas; no es un gasto muy grande

P. Hablando del manejo de fondo públicos. Hay países, como por ejemplo Suecia, que optan por llevar a deportistas que tienen opciones, al menos de diploma olímpico. En España no es así. ¿En algún momento se han planteado o llevar una delegación tan grande?

R. La participación en los Juegos Olímpicos supone, quizá, un 20% del dinero que ADO se gasta en un solo año en becas. La participación no es un gasto muy grande y creo que quien ha trabajado durante cuatro años y ha conseguido la mínima, tiene cierto derecho a ir. Podrías encontrar algún deporte en el que esta regla podría tener alguna excepción, pero creo que es razonable, que no es un coste excesivo dentro del dinero del CSD. La participación la paga el CSD y no va a suponer un porcentaje demasiado elevado. Ese cálculo nosotros lo hemos realizado antes.

P. ¿Y cuál es el criterio a la hora de repartir ayudas?

R. En 2012 cambiamos la orden de subvenciones y dijimos: ¿qué actividades económicas son de interés estatal? No sé si fue una denominación acertada, porque generó su polémica también, pero creo que lo explica bien. Hay miles de modalidades deportivas como, por ejemplo, el futgolf, gente que juega en un campo de golf con un balón de fútbol y se trata de llegar al hoyo chutando. Hay un campeonato del mundo de eso: ¿tenemos que pagar la participación de los españoles que vayan a eso? De momento esta modalidad deportiva no es de interés estatal, yo no le voy a cubrir los gastos. Creo que el corte está ahí.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios