Es noticia
Menú
Rahm, idolatrado por Nadal y Gasol, rechaza 400 millones por ganar su segundo US Open
  1. Deportes
  2. Golf
Despierta la admiración de otros

Rahm, idolatrado por Nadal y Gasol, rechaza 400 millones por ganar su segundo US Open

El de Barrika se ha posicionado contra el circuito LVI de Arabia Saudi al advertir que prefiere disfrutar de "la historia y el legado" de un circuito "con más de 100 años"

Foto: Jon Rahm atiende a la prensa antes del US Open de golf. (EFE/Erik S.Lesser)
Jon Rahm atiende a la prensa antes del US Open de golf. (EFE/Erik S.Lesser)

Arranca el US Open con Jon Rahm convertido en ídolo en tierras estadounidenses tras su encendida defensa del circuito de la PGA Tour ante la aparición del LVI que financia Arabia Saudi: "Si somos sinceros, el formato del LIV no me seduce en nada. Una salida a tiro y tres días de juego sin corte no es un torneo de golf para mí. Vi un poco del Torneo del LIV de Londres y solo se habló de que Schwartzel ganó 4'7 millones de dólares. He crecido oyendo historias de Seve y de otros grandes jugadores. La estabilidad financiera es importante, pero protagonizar historias de grandes victorias me parece mucho más valioso que el dinero".

La 122º edición del US Open comienza en Brookline, uno de los campos más antiguos y emblemáticos del circuito. En 1999 The Country Club albergó la histórica Ryder Cup que se conoció como la 'Batalla de Brookline', en la que Estados Unidos remontó un 10-6 abajo para imponerse a Europa, en el debut de Sergio García. Hoy Sergio García no estará en Brookline y posiblemente tampoco en la próxima Ryder porque es uno de los ‘desertores’ del circuito de la PGA que ha preferido alistarse para participar en el lucrativo circuito financiado por Arabia Saudi. Entre esos rebeldes, además de García, están Bryson DeChambeau, Talor Gooch, Branden Grace, Dustin Johnson, Matt Jones Martin Kaymer, Graeme McDowell, Phil Mickelson, Kevin Na, Andy Ogletree, Louis Oosthuizen, Turk Pettit, Ian Poulter, Charl Schwartzel, Hudson Swafford, Peter Uihlein o Lee Westwood.

Rahm, que ha desestimado una oferta de 400 millones de dólares, ha sido quien más se ha significado a favor de preservar el calendario clásico: "Nunca he jugado al golf por dinero. El dinero es genial, pero cuando Kelley (su mujer) y yo vimos lo que pasaba y empezamos a hablar de ello, pensamos: ¿cambiaría nuestro estilo de vida si gano 400 millones de dólares? No, no cambiará nada".

placeholder Jon Rahm, en una práctica antes del US Open. (EFE/Amanda Sabga)
Jon Rahm, en una práctica antes del US Open. (EFE/Amanda Sabga)

El respeto de Rafa Nadal y Pau Gasol

Este no es un discurso nuevo en el de Barrika, que siempre ha priorizado jugar al golf a la ambición financiera: "Podría retirarme ahora mismo con lo que he hecho y vivir una vida muy feliz y no volver a jugar al golf. Pero nunca he jugado por razones económicas. Lo hago por amor a este deporte y quiero que sea contra los mejores del mundo. Siempre me ha interesado la historia y el legado, y en este momento el PGA Tour posee todo esto. Hay un significado cuando ganas ciertos torneos y eso me importa mucho".

Rahm es un deportista admirado por otros referentes del deporte español como Pau Gasol, Rafa Nadal o su amigo Aritz Aduriz, delantero del Athletic, club del que Jon es un seguidor incondicional. Para Pau, "Jon es un ejemplo en muchas facetas". "Siempre hablo de la importancia de que los atletas se formen y estudien mientras se preparan para sus carreras deportivas. Jon es un ejemplo en ese sentido: no quiso hacerse profesional hasta terminar su carrera de comunicación, a pesar de tener muy buenas ofertas. De hecho, fue la promesa que hizo a sus padres cuando se fue a estudiar a Estados Unidos. Admiro profundamente la valiente decisión que tomó, ya que demuestra su respeto hacia el deseo y la voluntad de sus padres". Rahm prefirió finalizar la carrera a empezar a ganar dinero con su carrera en el golf, cumpliendo así la promesa hecha a sus progenitores.

Para Nadal, "la ética de trabajo de Jon le ha llevado adonde está". "Pero es su pasión por el golf la que le convierte en un jugador diferente". Pasión de la que presume el de Barrika, especialmente ahora que le tratan de seducir con sumas mareantes de dinero. "No hay golfista con más pasión que yo. Más amor y pasión por este deporte y ganas de hacerlo bien no tiene nadie. Sentir la adrenalina, la frustración, las alegrías me divierte. Mis experiencias negativas son muy intensas, pero igual de intensas son las positivas", advirtió el vasco preguntado por su motivación para llegar a los más alto.

placeholder Pau Gasol también destaca la fuerza mental de Rahm. (EFE/Javier Lizón)
Pau Gasol también destaca la fuerza mental de Rahm. (EFE/Javier Lizón)

Los castigos de su primera etapa

Gasol destaca también la fuerza mental de Rahm: "Algunos grandes deportistas han demostrado al principio de su carrera un carácter poco compatible con una carrera fructífera, pero se han esforzado para revertir esta situación. Es el caso de Jon, que ha aprendido a canalizar, en pro de su juego, las emociones que en sus primeras etapas le costaron castigos y amonestaciones (por ejemplo, tirar un palo al fallar un golpe). Sigue trabajando en ello de forma regular".

Rahm arranca este US Open con la aspiración de repetir título, lo que le emparejaría con golfistas como Brooks Koepka (2017 y 2018) y Curtis Strange (1988 y 1989). El de Barrika, sin embargo, no es favorito en las apuestas, donde el hombre que apuntan como principal candidato al título es el norirlandés Rory McIlroy. Junto a ellos otros nombres destacados que figuran en la nómina de participantes son los de Justin Thomas, Jordan Spieth o el propio Koepka.

Pase lo que pase, 'Rahmbo', como le apodan los aficionados estadounidenses, recogerá este fin de semana el cariño y agradecimiento del público por su posicionamiento a favor del circuito clásico del golf. "Es evidente que el dinero me ayuda a tener el estilo de vida que tengo y ayudar a los más cercanos. Juego por amor al deporte y por amor al proceso, porque como competidor no hay mayor satisfacción que dedicar las horas de entrenamiento y que esa semana todo salga bien y ganes. Es tan divertido trabajar en algo que es tan difícil y hacerlo bien. Y eso que nosotros perdemos mucho más que ganamos, a diferencia de otros deportes, porque al final tenemos gastos en viajes y entrenamientos, mientras la gente que juega en equipos en otros deportes no tiene que pagar eso".

placeholder El Athletic es una de las pasiones de Jon Rahm. (REUTERS/Vincent West)
El Athletic es una de las pasiones de Jon Rahm. (REUTERS/Vincent West)

Aduriz, exdelantero del Athletic, otras de las pasiones de Jon junto al golf, quiso dejar claro que Rahm es diferente cuando se proclamó por primera vez en su carrera número 1 del circuito. El futbolista le dedicó un significativo mensaje en las redes: "Pensar en grande no está siempre al alcance de cualquiera. 25 años y número uno del mundo. Orgulloso de tu manera de afrontar el deporte. Zorionak, Jon Rahm".

Rahm es un tipo diferente. Lo ha dejado claro rechazando la tentadora oferta de 400 millones de dólares para jugar el circuito saudí, y eso es lo que hace que leyendas como Pau Gasol o Rafa Nadal señalen al de Barrika como un referente dentro y fuera del campo. Además, este fin de semana todos estarán pendientes de si el vasco encadena su segundo US Open consecutivo, para seguir acrecentando una leyenda que se agiganta.

Arranca el US Open con Jon Rahm convertido en ídolo en tierras estadounidenses tras su encendida defensa del circuito de la PGA Tour ante la aparición del LVI que financia Arabia Saudi: "Si somos sinceros, el formato del LIV no me seduce en nada. Una salida a tiro y tres días de juego sin corte no es un torneo de golf para mí. Vi un poco del Torneo del LIV de Londres y solo se habló de que Schwartzel ganó 4'7 millones de dólares. He crecido oyendo historias de Seve y de otros grandes jugadores. La estabilidad financiera es importante, pero protagonizar historias de grandes victorias me parece mucho más valioso que el dinero".

Golf
El redactor recomienda