Morikawa se agiganta en Gran Bretaña mientras Rahm recupera el número uno mundial
  1. Deportes
  2. Golf
El de Barrika, tercero en The Open

Morikawa se agiganta en Gran Bretaña mientras Rahm recupera el número uno mundial

Impresionante última jornada del golfista estadounidense, el primer jugador en ganar sendos 'majors' en el año de su debut en los mismos. Morikawa asciende al número 3 del ránking mundial, que vuelve a encabezar Jon Rahm

placeholder Foto: Morikawa, en el hoyo 18. (EFE)
Morikawa, en el hoyo 18. (EFE)

El estadounidense Collin Morikawa, de 24 años, merced a una última tarjeta con 66 golpes (cuatro bajo par), que le llevó a un total de 265 (-15) se hizo este domingo con el Abierto Británico, se segundo 'grande' de golf, que se disputó en el Royal St George’s GC (Sandwich, Kent), con dos golpes de ventaja sobre su compatriota Jordan Spieth, y cuatro sobre el español Jon Rahm, que acabó tercero y recuperó el número 1 mundial.

De descendencia japonesa y china, nacido en Los Ángeles (California), Morikawa sucede en el palmarés del Abierto Británico al irlandés Shane Lowry, que tuvo el orgullo de ser el jugador que más tiempo ha tenido el honor de lucir su título anual, al ganar en 2019 y no jugarse en 2020 por el coronavirus. La consecución de la bella 'Jarra de clarete' (trofeo de plata al ganador), es, además, su segundo 'grande', después de haber estrenado su palmarés en los 'majors' con el PGA Championship en 2020. Morikawa es el primer jugador en ganar sendos 'majors' en el año de su debut en los mismos. Y asciende al número 3 del ránking mundial.

placeholder Oosthuizen y Morikawa, durante el partido estelar del domingo. (REUTERS)
Oosthuizen y Morikawa, durante el partido estelar del domingo. (REUTERS)

Morikawa inició la última jornada a un solo golpe del entonces líder, el sudafricano Louis Oosthuizen, con el que compartió el último partido. Muy pronto, ante un 'bogey' de su rival en el hoyo 4, le igualó y, apenas tres después ya se situó en lo más alto en solitario, tras un nuevo tropiezo de su rival y él hacer un 'birdie'. No se bajó ya del liderato, que aumentaría merced a los cuatro 'birdies' de su tarjeta, sin fallo alguno.

Oosthuizen, en cambio, no estuvo entonado tras verse por debajo de su compañero de partido. Concluyó con dos 'birdies' y tres 'bogeys', para un 71 (+1), la peor de sus cuatro tarjetas, y un total de 269 (-11).

Entre uno y otro se metió Spieth, que llegó a estar a un golpe de Morikawa, tras un 'birdie' en el hoyo 14. Y eso que empezó la jornada de forma desalentadora para sus intereses, al cometer dos 'bogeys' (hoyos 4 y 6). Pero un 'eagle' en el 7 le hizo reaccionar, sumando en los siguientes hoyos sus cuatro 'birdies' del dia.

Todo bien menos el 'putt'

Notable muy alto para Jon Rahm, pese a no lograr su ilusión de ser el primer español en ganar dos 'majors' en un mismo año. El de Barrika, que emepzó el día a cinco golpes del liderato, no tuvo un buen inicio, con un 'bogey' (hoyo 2). Recuperó con un 'eagle' en el 7, pero sumó un nuevo 'pinchazo' en el 8. Su juego era bueno hasta el 'green', pero le faltaba el 'putt', dejando varios 'birdies' factibles, e incluso del que habría sido su segundo 'eagle' del día en el camino.

Foto: 'Seve', en el British Open de 1976. (Página oficial de The Open)

El de Barrika no se rindió y siguió luchando con mayor agresividad en sus golpes; y tuvo su premio a partir del 13, cuando sumó cuatro 'birdies' consecutivos que le metieron entre los tres primeros. Acabó con 66 en el días, con 269 en el total del torneo. Ello se traducía en una tercera plaza compartida que, por lo menos, le hace recuperar el número uno mundial cedido el último domingo al estadounidense Dustin Johnson, quien concluyó este domingo en una compartida octava plaza, con un total de 273 golpes. El español necesitaba quedar entre los quince primeros y por delante del norteamericano.

Notable también cuarto recorrido de Sergio García, que entregó una tarjeta con 66 (cinco 'birdies', un 'bogey'), su mejor del torneo, para un total de 276 (-4), que le dejó en una compartida decimonovena plaza.

“Me estoy pidiendo mucho", afirmó Rahm a la conclusión del torneo. "Iremos mejorando. Lo que motiva de ser número uno del mundo es que sé que puedo mejorar. Eso es lo que me hace sonreír. En teoría, sigo siendo el mejor jugador del mundo y todavía podría mejorar más”. Respecto a su actuación en Gran Bretaña, lamentó su mala suerte con el 'putter': “Es duro cuando juegas lo bien que he jugado de tee a green los primeros once hoyos y no ves nada entrar. Son cosas que duelen porque tan cerca y justo caían o se salían al final”, añadió el golfista vizcaíno. (EFE)

Jon Rahm Golf British Open
El redactor recomienda