Espectacular momento del golf español

El 'Pisha' Jiménez bate el récord histórico de torneos jugados en Europa (707)

Con su primera (y fabulosa) vuelta de -8 en el Hero Open de Birmingham (Inglaterra), el malagueño arrebata la marca al escocés Sam Torrance. Los tres primeros clasificados del torneo son españoles

Foto: Jiménez, en un torneo en 2018.
Jiménez, en un torneo en 2018.

Al final de una fantástica jornada inicial con ocho bajo par, una ronda de aplausos recibió al 'Pisha' Miguel Ángel Jiménez (Churriana, Málaga, 1964) en el hoyo 18 del Forest of Arden Marriott Hotel & Country Club (Birmingham, Inglaterra). No hay espectadores, así que tanto las palmas como algún grito de "¡Torero!" provenían de los propios golfistas, sus compañeros de circuito, que obligaron a quitarse la gorra al jugador que este jueves ha despojado al gran Sam Torrance de una marca legendaria: ser el hombre que más torneos de golf del circuito europeo ha jugado en la historia (707).

"Ha sido un día maravilloso, ocho bajo par, un día de verano, y encima ahora todos mis colegas recibiéndome en el 'green'. No se puede pedir más", afirmó exultante a las cámaras tras embocar el último 'putt' del día. Después insistió en la clave de esta exitosa longevidad (es el tercer clasificado del Hero Open después del primer día): "El golf no es un trabajo, es mi vida".

El hombre de la coleta y el puro, muy admirado y querido en el extranjero, ya no es sólo el golfista español de más edad en disputar un 'grande', sino que bate una marca que durará como mímimo un buen puñado de años en el golf mundial: no se ven ahora rivales capaces de mantenerse en la élite el tiempo suficiente como para destronar al andaluz. Jiménez, de 56 años y ganador de 21 títulos en el Tour Europeo, no se ha presentado en Inglaterra simplemente a bair el récord con su presencia, sino a ganar el torneo; además de decirlo ante los micrófonos, lo demostró en el campo: 64 golpes, la mejor tarjeta del día (sólo superado por otros dos compatriotas: Sebastián García Rodríguez, con -10, y Pablo Larrazábal. emparado con -8).

Miguel Ángel Jiménez
Miguel Ángel Jiménez

"Han sido 32 años moviéndome alrededor del mundo jugando en diferentes circuitos", afirmó Jiménez el miércoles: "Llegar a este punto y mirar hacia atrás es increíble. Tantos jugadores en estos 32 años. He jugado con Seve -nuestro mentor-, Gary Player, Arnold Palmer, Jack Nicklaus, Tiger, Phil Mickelson... Todas las diferentes generaciones. Y ahora con los nuevos que vienen [...] Nunca piensas en cuántos torneos jugarás en tu vida. Sabía que en el último par de años, por la forma en que estoy jugando y sintiendo en el campo de golf, que éste sería el próximo objetivo, y aquí estamos".

"Una vida hermosa"

La vida hermosa de Jiménez, como él mismo la describió esta semana, es el fruto de la devoción absoluta a un deporte exquisitamente complicado (la mejor manera, como bromean los ingleses de estropear un paseo por el campo). Sus victorias recientes en el circuito 'senior' engordan un plamarés en el que destacan sus 21 triunfos en el circuito europeo (décimo en una clasificación que sigue encabezando Ballesteros) y cuatro participaciones en la Ryder Cup, una como vicecapitán (formando tándem con José María Olazábal). Nunca ganó un 'grande', pese a que tuvo varios a tiro (en el US Open de 2000 quedó segundo, superado solo por el entonces extrarrestre Tiger Woods que arrasó con todo).

La larga trayectoria de Jiménez le ha permitido asistir a la evolución del golf, desde el clasicismo de Ballesteros o Nick Faldo hasta la nueva generación de súper pegadores que de alguna manera abanderó Rory McIlroy. El 'Pisha' ha sabido mantenerse entre los mejores con un golf de habilidad y una excelente preparación física que es compatible con su conocida afición a los placeres terrenales: "Los puros, el café y el buen vino", como le dijo un emocionado Torrance por videoconferencia ayer mientras brindaban con tinto español a través de una pantalla. "Te felicito", afirmó el escocés (otro fumador legendario): "No puedo ceder el récord a nadie mejor". Después del brindis, Jiménez dejó su copa y se fue a firmar su tarjeta del día: "Es zumo de uva, zumo de uva..."

Más allá de la longevidad golfística del andaluz, el récord establecido ayer es una muestra del trabajo diario por mantener el nivel de juego en un deporte extraordinariamente competitivo. El momento actual del golf español es excepcional: una semana y media después de que Jon Rahm se convirtiera en el mejor jugador del mundo, en el Hero Open de Birmingham, a la conclusión de la primera jornada, los tres primeros clasificados son españoles. Uno de ellos, con 56 años, ha pasado definitivamente a la leyenda.

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios