azahara muñoz y carlota ciganda, presentes

"Era de mis mejores amigas". El día después de la tragedia de Celia en el golf español

El Estrella Damm Mediterranean Ladies se ha visto pegado por la dolorosa muerte de la joven jugadora en Iowa. Lágrimas, discursos y reflexiones después de uno de los días más duros

Foto: Banderas a media asta en el Club Terramar.
Banderas a media asta en el Club Terramar.

"La vida sigue". La frase se repite como un mantra, se busca casi como una salida, un tópico recurrente y de algún modo doloroso, pues solo trata de avanzar en el pensamiento después de un golpe que nadie puede esperar. Celia Barquín murió en Iowa, muy lejos de Sitges, pero la casualidad ha enlazado en una semana trágica dos lugares tan distantes. El golf femenino español tiene una cita grande esta semana en el Club Terramar, el primero de los dos torneos del tour europeo que se disputan en España, la mejor oportunidad para disfrutar del golf. El evento, en todo caso, se ha dado de bruces con una realidad indeseable. Quien más quien menos conocía a Celia, algunos la habían tratado superficialmente, otros la tenían como pieza importante en sus vidas. Todos, sin importar el grado de cercanía, se muestran en estado de 'shock'.

"La conocía, era de hecho una de mis mejores amigas en el golf", cuenta Andrea Jonama. La voz se le quiebra cuando llega el tema, ella, como Celia, pasó por los equipos nacionales, ella también pasó por la universidad estadounidense. "Me llamaron por la mañana y no me lo creía, pensaba que era mentira… pobre chica", cuenta la joven. Jonama ha debutado como profesional y en Sitges iba a tener su primer gran evento del circuito, era una de las semanas más felices de su vida, de esas que se piensan con anticipación. La amargura ha tomado posiciones. Tenían la misma edad, viajaban juntas, hablaban de sus cosas. Eran amigas y las dos buscaban lo mismo, soñaban con ser profesionales.

Cambió sus rutinas, no fue a entrenar, la noticia fue demasiado dura. Jonama, como todos los demás, está en estado de shock, un término que se repite con frecuencia en las conversaciones y mezcla el dolor y la incomprensión por lo ocurrido. Sí fue al coctail previo, que se celebró el martes, solo unas horas después de que se conociese la noticia. En esa pequeña fiesta, convertida súbitamente en un velorio, habló Marta Figueras-Dotti, la embajadora del Estrella Damm Mediterranean Ladies, la pionera del golf español y, también, una de las maestras de Celia. Hubo recuerdos en los discursos y también llantos.

"Hay niñas que eran amigas de ellas, de más pequeñas, yo no la conocía demasiado, pero imagino a la familia recibiendo esa llamada en la que les dicen que su hija ha sido asesinada y creo que es algo…", cuenta Carlota Ciganda, quizá la mejor jugadora española, una de las 20 mejores del mundo que ha hecho un gran esfuerzo por estar en Sitges. Los organizadores señalan la importancia de que estén ella y Azahara Muñoz y ellas, que viven normalmente en Estados Unidos, siempre tienen un ojo en España para ver si pueden ayudar.

"Ha sido todo una locura, es una pérdida muy grande, demasiado grande", dice Ciganda. También Muñoz la recuerda, aunque en su caso sí hubo algo más de trato. "Era una niña muy especial, vamos a hacer lo posible todas las golfistas por darlo todo pensando en ella. Celia, por desgracia, ya no va a poder jugar al golf, lo que ha pasado ha sido muy fuerte y estamos todos por ella", explica la andaluza, que llega a Sitges con la victoria en la cabeza después de un buen año.

Celia Barquín. (EFE)
Celia Barquín. (EFE)

Salir en medios por el peor motivo

El club, que llevaba meses preparándose para este torneo, se ha encontrado con un óbito especialmente doloroso. Se nota, las banderas están a media asta, en todas las gorras y los polos aparecen lazos negros. "No podemos cambiar las circunstancia. En el primer día de competición habrá un patrón de un minuto por Celia y ayer se hicieron crespones negros", cuenta Alicia Garrido, organizadora del evento, que al ser preguntada se le pone la carne de gallina.

Lanza también una reflexión al aire, que tiene que ver con la manera que estas cuestiones se filtran en la sociedad. El golf femenino no tiene mucho espacio en los medios, tampoco en el imaginario colectivo. Esta semana, sin embargo, está en todas partes: "Es una pena que el golf femenino se promocione de esta manera. Es una triste coincidencia, para nosotros es duro que se hable del golf femenino por algo así".

De todas las personas que pululan por las calles del campo, Marta Figueras es la más buscada. Es un nombre clave en el golf español y este torneo es para ella una manera de devolverle a su deporte algo de todo lo que a ella le ha dado. También es la persona que más relación tenía con Barquín, quizá junto a Jonama, pues fue su profesora durante dos años. "Es una tragedia inhumana, con una cosa así te preguntas si tu destino está ya marcado", reflexiona la veterana golfista. "Está siendo especialmente duro, sin ninguna duda, sé que a ellas les está pesando y que la llevarán dentro todo el fin de semana, sobre todo las españolas", añade.

La vigilia por Celia en Iowa.
La vigilia por Celia en Iowa.

La muerte siempre duele, pero en ocasiones como esta llega de sopetón, sin ningún tipo de preparación. "Se palpa la tristeza todavía, lo va a hacer toda la semana, sin ninguna duda. No ha sido un accidente, no es una enfermedad, es una cosa muy tremenda", cuenta Figueras-Dotti. "Ha habido un ambiente consternado, yo hablé de ella en el discurso y había jugadoras llorando, había mucha tristeza. La vida sigue pero nos ha tocado muy de cerca y es inimaginable", remata la embajadora del torneo.

Sí, la vida sigue y el torneo también. Es la segunda edición, se empieza un buen tiempo y son bastantes las novedades. El hoyo que antes era el 3 ahora será el 18, pues los organizadores quieren que el campeonato termine mirando al mar, casi rozando con el paseo marítimo. Es la firma de un campo precioso, que huele a mar y, también por eso, es especialmente difícil de cuidar. "Invierten mucho para que esté en buenas condiciones. Aquí el problema con el agua es muy grande, porque es muy salina, y tener el campo en buenas condiciones cuesta tres veces más que en cualquier otro lado. El año pasado fue la primera vez que este campo acogió una prueba de este nivel, para ellos era un reto, no sabían cómo iba a salir. Pasaron el examen con nota alta y este año han aprendido de los pocos errores".

Se busca, como suele ocurrir en golf, abrirse a la mayoría, demostrar lo que siempre dicen pero no termina de calar, que es un deporte para todos y que cualquiera puede terminar cogiendo un palo. En ese hoyo 18 se abrirán las puertas, se pondrá música, habrá eventos, también clinics para los niños las mañanas del fin de semana. Hay una participación brillante, un patrocinador fuerte que se escapa de lo normal, que no es otra cosa que poner todos los huevos en la cesta del golf masculino y una ilusión tremenda. También hay un estado de luto por una niña que murió en Iowa, a muchos kilómetros de este lugar, fue brutalmente asesinada. Es el día después, el dolor es tangible y se detecta con facilidad. Pasará el tiempo, habrá ganadoras y perdedoras, pero en este caso, en este torneo, Celia Barquín estará muy presente.

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios