se llevó el open de españa ANTE 50.000 PERSONAS

Jon Rahm y sus ganas de España: "Ha sido uno de los domingos más duros"

"Es difícil explicar lo que siento en este momento", dijo emocionado en rueda de prensa Jon Rahm. "Ganar un torneo conlleva muchas emociones, pero este es emocionante por lo que significa"

Foto: Jon Rahm posa con el trofeo del Open de España y el personal del torneo. (EFE)
Jon Rahm posa con el trofeo del Open de España y el personal del torneo. (EFE)

El Open de España de golf ya tiene el nombre de Jon Rahm grabado en su palmarés. El jugador vasco, que hace una semana se quedó bastante cerca de vestir la chaqueta verde en Augusta, reinauguró el torneo con un triunfo por delante del irlandés Paul Dunne, que llegó como líder a la última jornada, y de otro español, Nacho Elvira. Rahm terminó con -20 tras una última vuelta de cinco bajo par. Es su tercer título en el Circuito Europeo, quinto de su carrera.

"Es difícil explicar lo que siento en este momento", dijo emocionado en rueda de prensa. "Ganar un torneo conlleva muchas emociones, pero este es emocionante por todo lo que significa ganar mi primer Abierto de España y hacerlo en Madrid, en la sede de la Real Federación Española de Golf (RFEG)", comentó Rahm.

Jon Rahm muerde el trofeo del Open de España, tercer título del Ciruito Europeo que gana en su carrera. (EFE)
Jon Rahm muerde el trofeo del Open de España, tercer título del Ciruito Europeo que gana en su carrera. (EFE)

El Open de España es un torneo que estaba el aire hasta hace unos meses, tras no poderse celebrar en 2017. Lo normal es que no estuviera en el calendario de un jugador como Rahm. El Open lo necesitaba mucho más a él de lo que él necesitaba al Open. No solo por el nivel, también por las fechas: la semana siguiente a Augusta, lo que le obligó a viajar a España desde Estados Unidos justo después del primer 'grande' del año. Pero él quería estar.

Poco después de saberse el regreso del torneo, Rahm dijo que iba a intentar estar. "Una vez se ha confirmado os quiero decir que yo voy a hacer todo lo posible por estar en el Centro Nacional del 12 al 15 de abril", dijo a mediados de febrero. "Yo le debo mucho a España y a la federación. Lo sé y cada vez que toque arrimar el hombro yo haré todo lo que pueda. He sido siete veces campeón de España, una cadete, dos Boys, dos Junior y dos Absoluto, así que creo que no hace falta que os diga la ilusión que me haría jugar ahora el Open de España, ya como profesional". No era un mensaje vacío.

El Centro Nacional de Golf no tiene el lustre de Augusta, pero es un lugar clave en la carrera de Rahm. Allí echó muchas horas durante los dos años que estuvo en la Blume en su etapa amateur, antes de dar el salto a la Universidad de Arizona State. Se lo conoce como si fuera su casa.

Jon Rahm, acompañado de sus padres, posa tras proclamarse ganador de la 91ª edición del Open de España. (EFE)
Jon Rahm, acompañado de sus padres, posa tras proclamarse ganador de la 91ª edición del Open de España. (EFE)

Casi 50.000 espectadores. Y su abuela

Los últimos cuatro días han sido una locura en el Centro Nacional de Golf. La presencia de Rahm en Madrid ha convertido el torneo en un éxito. Antes del comienzo, el presidente de la RFEG anunció que habían repartido 22.000 entradas gratuitas. En total, 47.800 personas pasaron el Centro Nacional de Golf durante los cuatro días de competición, según datos de la organización. "Que casi 50.000 personas vengan es todo un orgullo para todos. Esta semana va a ayudar mucho al golf español", dijo el jugador. Había ganas de golf, pero sobre todo había ganas de Rahm. Él lo ha agradecido firmando cientos de autógrafos.

Entre esos miles de espectadores estaba su familia, incluida su abuela Miren, que está al tanto de todo lo que hace su nieto, pero que no lo veía jugar en directo desde el Campeonato de España de 2015. La presencia de sus familiares no jugó a su favor, reconoció Rahm. "Ha sido difícil porque mi familia estaba aquí y porque todas las personas que seguían mi partida querían que yo ganase", explicó.

"Ha sido uno de los domingos más duros que he tenido para ganar, con las emociones arriba y abajo, pero ha sido muy bonito", dijo el jugador, en la actualidad número cuatro del ránking mundial. Una semana después de Augusta, Rahm volvió a sus orígenes para darse un baño de masas y de paso echar una mano a todo el golf español. Y tiene la intención de volver: "Si pudiese añadir mi nombre más de una vez sería muy bonito".

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios