LO CUENTA STEVE WILLIAMS EN UNA AUTOBIOGRAFÍA

Las malas artes de Tiger Woods: de escupir al fallar a tratar a su caddie como un "esclavo"

El que fuera caddie de Tiger durante la mejor época de su carrera desvela en una autobiografía algunos de los comportamientos de un jugador que para él era mucho más que un compañero

Foto: Tiger Woods se ríe junto a su caddie Steve Williams en el Celtic Manor de Newport (Efe).
Tiger Woods se ríe junto a su caddie Steve Williams en el Celtic Manor de Newport (Efe).

Tiger Woods vuelve a estar en el ojo del huracán. El que fuera uno de los mejores jugadores de golf de todos los tiempos, vive uno de los momentos más complicados de su carrera, después de atravesar un año para el olvido. Y es que en el último lustro, el golfista nunca ha vuelto a ser el mismo jugador que fuera antes de que se destaparan su escarceos extramatrimoniales, que ahora su excaddie cuenta en su autobiografía llamada 'Fuera del Rough'.

Steve Williams, quien fuera la mano derecha de Tiger durante doce años -concretamente desde 1999 hasta 2011-, ha publicado su autobiografía, en la que cuenta buena parte de su etapa junto al jugador norteamericano. Y no sólo habla de sus buenos momentos, pues vivió la mejor estapa de Woods como jugador, sino que también cuenta el comportamiento que tenía hacia él, donde asegura que le trataba "como un esclavo".

Williams, de origen neozelandés, fue el ayudante de Tiger cuando levantó 13 de los 14 'majors' que tiene en su haber, siendo mucho más que simples compañeros. De hecho, el caddie -a día de hoy del australiano Adam Scott- fue uno de los testigos de la boda de Tiger. Es decir, la relación iba mucho más allá del deporte, pero confiesa que odiaba muchos de los comportamientos del norteamericano en competición.

"Una de las cosas que más me molestaba de Tiger era su manía de tirar los palos hacia la bolsa, esperando a que yo se los recogiera. No me gustaba tener que agacharme ante él, me trataba como si fuera su esclavo", confiesa en uno de los pasajes de su autobiografía. Pero, sin duda, lo que más le dolió a Williams fueron los casos de infidelidad que se destaparon, al entender que el exnúmero uno había roto su confianza.

"Tiger nunca se habría atrevido a contármelo porque conoce mis valores y sabe que tengo tolerancia cero con ese tipo de comportamientos. No tengo ninguna simpatía por lo que hizo, como no la tengo por los adictos a las drogas, al juego o al sexo. Decidí apoyarle porque era un amigo que se encontraba atravesando un momento duro, pero fue muy difícil porque la gente me acusaba de ser su cómplice", asegura Williams.

Una infidelidad que fue el principio del fin

El comienzo de la ruptura de su relación comenzó, precisamente, ahí. Al tratarse de una situación que iba contra los valores del caddie, pidió públicamente al entorno del golfista que hiciera público un comunicado desligándole de haber sido una posible tapadera de los excesos de Tiger. Pero, al no conseguirlo, empezó a creer que el jugador no le tenía en tan alta estima como pensaba: "Estaba afectando a mi familia, y no hizo nada".

Pese a ser una época brillante en lo deportivo, Williams no la recuerda con demasiado cariño. Considera que Tiger se excedía, como cuando "escupía en los hoyos después de fallar un putt", algo que le empezó a afectar en lo personal. Ahora, un lustro después de romper su relación con el golfista, publica una autobiografía en la que destapa las 'malas artes' de Tiger, un gran campeón de golf con el que se sentía "un esclavo".

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios