La Solheim Cup ya tiene su propio 'Milagro de Medinah'... en versión norteamericana
  1. Deportes
  2. Golf
VICTORIA DE LAS ESTADOUNIDENSES POR 13,5 a 14,5

La Solheim Cup ya tiene su propio 'Milagro de Medinah'... en versión norteamericana

Estados Unidos gana la Solheim Cup con una gran remontada en los individuales que recuerda a la conseguida por Europa en 2012 en Medinah con José María Olazábal como capitán

placeholder Foto: Estados Unidos consiguió una increíble victoria en la Soldheim Cup (FOTO: SoldheimCup).
Estados Unidos consiguió una increíble victoria en la Soldheim Cup (FOTO: SoldheimCup).

Estados Unidos firmó este domingo en St. Leon-Rot, Alemania, su propia versión Solheim Cup del 'Milagro de Medinah', aquella gesta heroica de Europa en la Ryder Cup de 2012 a las órdenes de José María Olazábal. En aquella ocasión, Estados Unidos llegó al domingo de individuales con una cómoda renta de cuatro puntos (10-6), una ventaja que jamás Europa había levantado en los individuales. Este domingo ocurría lo mismo, pero con los actores cambiados. Europa ganó los individuales por 8,5 a 3,5 en Medinah y se llevó la Ryder y esta vez fue Estados Unidos quien ganó con idéntico marcador en St. Leon y se llevó la Solheim con un resultado total de 13,5 a 14,5. La historia tiende a repetirse de manera caprichosa.

Medio punto le faltó a Europa para retener la copa y hacer historia alzando la Solheim Cup por tercera vez consecutiva. Ahora, el palmarés queda con nueve triunfos para Estados Unidos y cinco para Europa. La Solheim tiene su propia tragedia y lo cierto es que se empezó a mascar bien pronto. La voz de alarma saltó cuando rápidamente las americanas ponían tierra de por medio en los últimos partidos. Europa aguantaba el tipo por arriba, pero en la cola de los individuales los rojos iban cayendo como churros. Michelle Wie y Paula Creamer resolvían los dos últimos partidos del día contra Caroline Hedwall y Sandra Gal por la vía rápida. Europa se quedaba sin red y las jugadoras que salieron más pronto empezaron a verse con el agua al cuello.

La tragedia fue cuajando poco a poco. Empezó con la remontada de Cristie Kerr ante Charley Hull, metiendo putts desde todas las esquinas. La joven inglesa, que habían ganado sus cuatro puntos anteriores, no pudo repetir finalmente la hazaña de Caroline Hedwall hace dos años. El runrún iba creciendo en el recorrido alemán. Los tres últimos partidos ya estaban perdidos y sólo restaba salvar los muebles en los primeros.

Carlota Ciganda, sin saberlo en ese momento, tuvo la opción de ganar la Solheim Cup en el primer partido. La navarra tuvo un putt de un metro para derrotar a Lexi Thompson después de un duelo a birdies maravilloso. Se le escapó el putt a Carlota y lo que pudo ser un punto estratosférico se quedó en un medio punto más que meritorio. No se le puede poner un 'pero' a Carlota en esta Solheim, ni por el partido de este domingo, ni por los que jugó por parejas. Disputó cuatro puntos y ganó dos y medio. Y este domingo se enfrentó a la jugadora más fuerte de las americanas.

Nunca llegó el medio punto definitivo

Cuando acabó el partido de Carlota, la preocupación en el bando europeo era ya más que evidente. Karine Icher y Melissa Reid ganaron sus puntos antes del hoyo 18 y dieron algo de aire, pero el panorama pintaba de color rojo infernal. Había que ganar un punto y medio más y sólo Anna Nordqvist llevaba ventaja en su partido. La sueca cumplió y derrotó a Stacy Lewis, pero el medio punto definitivo nunca llegó.

Caroline Masson tuvo en sus manos la oportunidad de lograr ese medio punto y ganar la Solheim. Era una historia de película: alemana, como Martin Kaymer en Medinah, elegida por la capitana y en casa: ¿se puede pedir más? Pero Masson falló su putt y Gerina Piller metió un punto más en el saco de las americanas. De golpe y porrazo, Europa se quedaba ya sólo con dos balas: Azahara Muñoz ante Lizette Salas y Suzann Pettersen frente a Angela Stanford. Ambas fueron empatadas durante una buena parte del duelo, pero acabaron perdiendo. Azahara certificó su derrota ante una Salas que pateó de dulce con una bola al agua en el hoyo 16, mientras que Pettersen sucumbió en el 17 sin capacidad de reacción.

La Solheim tiene su particular 'Milagro de Medinah', aunque en versión americana. Bien es cierto, también, que aunque pocos podían imaginar un vuelco así este domingo, no es la primera vez que Estados Unidos gana de manera tan abultada los individuales. Desde que juegan 24 jugadoras la Solheim (1996), nunca se había producido una remontada tan grande, pero sí se habían visto grandes triunfos de USA el domingo. Lo más parecido ocurrió en el año 2002. Europa llegó a los individuales ganando 9 a 7 y acabó perdiendo la Solheim tras caer en los individuales por 8,5 a 3,5. Perdió los individuales por idéntico marcador en el año 2000 y en 2007, mientras que el récord data del año 1996, cuando Estados Unidos ganó los individuales por 10 a 2.

Más noticias de Ten-golf.es:

- El drive que pudo cambiar el partido de las españolas

- Tiger Woods pasa de nuevo por el quirófano y no volverá a jugar hasta 2016

Solheim Cup Golf
El redactor recomienda