Rafa Cabrera Bello se cuela en St Andrews por la puerta grande
  1. Deportes
  2. Golf
WIESBERGER GANA EL OPEN DE FRANCIA

Rafa Cabrera Bello se cuela en St Andrews por la puerta grande

Bernd Wiesberger (-13), el hombre que comenzaba el año 2015 con un sexto puesto en Abu Dabi, un tercero en Qatar, un cuarto en Dubai y un segundo en Malasia ha triunfado en el país galo

Foto: El español Rafael Cabrera Bello.
El español Rafael Cabrera Bello.

Bernd Wiesberger (-13), el hombre que comenzaba el año 2015 con un sexto puesto en Abu Dabi, un tercero en Qatar, un cuarto en Dubai y un segundo en Malasia, así, todo seguidito; el mismo que debutaba en el Masters con una notable actuación (22º) y que luego fue segundo en Irlanda, el mocetón austriaco de 29 años que hasta la fecha había ganado dos torneos del circuito europeo, acaba de proyectar todos esos logros a una nueva dimensión con su inapelable victoria en el Open de Francia, tras entregar un 65 el domingo en el Albatros Curse del Golf National.

Un tarjetón fundamentado en un sorprendente poker de birdies entre los hoyos 4 y 7. Sorprendente, y hasta impensable, si tenemos en cuenta cómo se dio, porque en este tramo el putt más corto que embocaba era de al menos cinco metros, incluyendo uno desde más allá de los diez metros y un chip certero en el que la bola podría haberse pasado un trecho muy largo de no haber encontrado el hoyo. En fin, esos putts y esos chips también hay que embocarlos si se aspira a ganar, pero dejémoslo bien claro: esta vez el golf no fue tan caprichoso, puesto que después, jugando todavía mejor del tee a green, se dejaba por el camino otras opciones mucho más claras. Lo uno por lo otro y Wiesberger en dimensión de Ryder. Porque es así: el austriaco viene enseñando unos modos y maneras que lo ponen en esta exclusiva lanzadera.

Un parcial endemoniado

También le ayudó el escaso acierto de Jaco Van Zyl (-8), líder en el arranque de la jornada. El extraterrestre del sábado no fue capaz de haber un solo birdie en la ronda decisiva. La dejase donde la dejase no entraba ni un putt... Al sobrio sudafricano le queda el consuelo de haberse metido en el Open de Saint Andrews. Exactamente igual que a Rafael Cabrera Bello (-5), que volvía de ninguna parte para rescatar un quinto puesto inaudito y el billete para el British, después de que un parcial endemoniado de cuatro arriba en los primeros cinco hoyos le hubiera apartado aparentemente de cualquiera de esos objetivos sin remisión ni piedad. Sólo aparentemente.

Un parcial de siete menos en los últimos diez hoyos y un registro de 29 golpes por los segundos nueve, los más difíciles del recorrido, trocaron la terrible frustración en esperanza liberadora. Dos eagles (hoyos 12 y 14) y tres birdies que bien pudieron ser más, porque en el hoyo 11 fallaba una putt bastante corto y en los hoyos 15 y 16 dos buenas opciones más.

Rafa, que en el primer tercio de la vuelta no anduvo muy lejos de estallar de pura rabia, acertaba después a transformar el calentón en huracán arrollador: el eagle del 12 lo hizo desde unos 110 metros, el del 14, par 5, se lo había dejado casi dado después de pegar una madera atómica, el birdie del 13 también se lo había dejado casi dado y finalmente remataba el sprint delirante con un gran putt en el 18. A pesar de todo, todavía tuvo que firmar Brendan Steele un triple bogey en el 17 y Maximilian Kieffer un doble en el 15 para que la carambola fuera completa y el español pudiera meterse en el Open. Cualquiera les explica ahora al norteamericano y al alemán que nadie más que el español merecía este grandioso premio que va mucho más allá de la consolación...

Más noticias en TenGolf:

Golf British Open Rafael Cabrera Bello
El redactor recomienda