Sergio García roza la victoria en un final de leyenda en el THE PLAYERS
  1. Deportes
  2. Golf
terminó en segunda posición

Sergio García roza la victoria en un final de leyenda en el THE PLAYERS

Rickie Fowler, ninguneado por algunos de sus compañeros, se llevó el triunfo tras finalizar con -8 en unos últimos diez hoyos fantásticos

Foto: El castellonense perdió el torneo en el desempate (Reuters)
El castellonense perdió el torneo en el desempate (Reuters)

El golf tenía preparada una maravillosa ironía para este domingo 10 de mayo. La misma semana en que se publicaba en Estados Unidos una encuesta anónima entre profesionales del PGA Tour donde se aseguraba que Ian Poulter y Rickie Fowler eran los jugadores más sobrevalorados del mundo, va Fowler y se impone en el THE PLAYERS Championship. La revancha se sirve en plato frío. Es lo más parecido a un ¡zas, en toda la boca!

Fowler logró el triunfo en uno de los finales más espectaculares que se recuerdan en los últimos tiempos en el circuito americano. Un final que tuvo como actor principal a Sergio García. El español fue el gran dominador de la última jornada en el TPC Sawgrass. Fue quien más tiempo estuvo liderando el torneo, llegando a tener dos golpes de renta, y acabó con dos birdies en el 16 y 17 para forzar el desempate contra Rickie Fowler y el sorprendente Kevin Kisner.

Pocos peros se le pueden poner a la vuelta final de Sergio. El de Borriol recuperó la pinza para patear y volvieron las buenas sensaciones en los greenes. Pese al arranque con bogey en el 1, metió muy buenos putts tanto para birdie como para par en los primeros nueve. Firmó cuatro birdies entre los hoyos 2 y 6 y se disparó. Tomó el mando con autoridad. El juego largo se mantenía impoluto y parecía que ningún rival podía aguantar su ritmo. En los segundos nueve, Sergio se quedó algo más parado y un bogey en el hoyo 14, tras fallar la calle, coincidió con un final de leyenda de Rickie Fowler.

El californiano iba unos partidos por delante y ni siquiera aparecía en el radar cuando protagonizó una racha que será recordada durante muchos años. Firmó birdie, eagle, birdie y birdie para acabar. Una secuencia de cinco bajo par en cuatro hoyos que lo dispararon. Pasó de estar en tierra de nadie a ser el principal candidato a la victoria. Nadie en la historia del THE PLAYERS había hecho menos golpes en los cuatro últimos hoyos. Nadie.

La clave de esta maravillosa secuencia, otra ironía de este bendito deporte, se produjo tras un golpe fallado. Fue en el 16. Fowler se lanzó a por el green, arriesgando mucho, buscando el trapo porque lo necesitaba, ya que a esas alturas andaba a tres golpes de Sergio, y la bola salió directa al agua. Fowler se lamentó con un grito que recogieron los micrófonos de ambiente. Sin embargo, contra todo pronóstico, la pelota se mantuvo seca y botó con mucha suerte hacia la bandera para dejarse el eagle prácticamente hecho. Fue el punto de inflexión. Después acabó con dos birdies más y situó el liderato en un exigente -12.

Fue entonces cuando García vio que el torneo se le iba de la manos y apretó para un final mayúsculo. Hizo birdies en el 17, embocando un putt sensacional de trece metros, y en el 16, pateando para eagle desde la otra costa del green. Sergio se metía en el playoff con Fowler y Kevin Kisner, un desconocido jugador norteamericano que está haciendo una gran temporada.

El desempate siempre es una lotería, aunque con el formato del THE PLAYERS (se juegan tres hoyos y gana el mejor acumulado de esos tres) no hay tanto azar que valga. García se cayó de la pelea tras hacer tres pares, mientras que Fowler y Kisner firmaron dos pares en el 16 y 18 y sendos birdies en el 17. Curiosamente, al siguiente hoyo, playoff ya a muerte súbita entre los dos norteamericanos, Fowler se llevó el gato al agua con otro birdie más, el tercero del día, en el 17.

Sergio tuvo el triunfo en la mano, pero no hay mucho que pueda reprocharse, quizás que tuvo el putt para ganar en el hoyo 18 o después para empatar de nuevo en el 18 durante el playoff y ambos se escaparon. Sergio acaba segundo el torneo que más disfruta de la temporada, con un campo que se ajusta como un guante a los gustos del español. Se le vio bien en la última jornada, relajado, tratando de mandar energía positiva, pero hubo otro jugador más inspirado que él. Se llama Rickie Fowler, el mismo que el año pasado sumó cuatro top ten en los cuatro grandes de la temporada. Fowler terminó con ocho menos en los últimos diez hoyos que jugó. Tocado por una varita.

Más noticias de Tengolf:

- McIlroy analiza la autoflagelación de Sergio

- Gonzalo no estará en el Open de España: "Lo voy a echar de menos"

Sergio García The Players Rickie Fowler
El redactor recomienda