GANA EN HOUSTON Y PASA A SER FAVORITO EN AUGUSTA

JB Holmes, el bombardero que perdió el miedo en un quirófano

JB Holmes cerró los ojos en dos ocasiones en un quirófano con la incertidumbre de saber si los volvería a abrir. Unos años después lo sigue haciendo, pero antes de cada golpe

Foto: JB Holmes se convirtió en el nuevo ganador en Houston.
JB Holmes se convirtió en el nuevo ganador en Houston.

JB Holmes cerró los ojos en dos ocasiones en un quirófano con la incertidumbre de saber si los volvería a abrir. Los médicos tenían que hurgar en su cabeza para corregir una malformación en su cerebro. Entonces, Holmes era un prometedor jugador de golf, ganador dos veces ya en el PGA Tour y famoso porque descosía la pelota en cada golpe. Aunque aquello, en ese momento, poco importaba. Las operaciones salieron bien y JB Holmes volvió a los campos de golf, no sin varias interrupciones por culpa de diferentes lesiones. Ahora, Holmes sigue cerrando los ojos, pero antes de cada golpe, como rutina para concentrarse. Su temor ya no es si despertará, sino si la pelota acabará dentro del hoyo. Poca cosa.

Holmes es un jugador sin miedo, y sin miedo se impuso este domingo en el Shell Houston Open, la cuarta victoria de su carrera deportiva, en la semana previa al Masters de Augusta. Un jugador sin miedo capaz de firmar 64 golpes el último día, remontar seis impactos al líder, acabar su ronda, esperar dos horas para jugar un desempate contra otros dos jugadores que acaban de terminar y llevarse la victoria. JB derrotó en el playoff a Jordan Spieth, posiblemente el jugador más en forma del mundo en estos momentos, y a Johnson Wagner, el cuento de Navidad sin final feliz de Houston.

Spieth forzó el desempate en el último hoyo con un espléndido putt de par de unos cuatro metros. Sin embargo, cayó en el primer hoyo del playoff con un bogey. No lo jugó bien, pero tampoco le ayudó que algo le molestó justo cuando estaba en la subida del golpe durante una sacada de bunker. No lo utilizó como excusa. Y es que Jordan es un caballero, como demostró antes de empezar el desempate, al felicitar a Wagner por el putt de birdie que había metido delante de sus narices para colarse en el playoff.

Wagner cayó en el segundo hoyo de desempate y el Masters se quedó sin su historia. Era el único de los tres que no estaba clasificado para Augusta y necesitaba la victoria para meterse. Jugó en Houston con una invitación del patrocinador, como antiguo ganador. Venció en 2008 y precisamente aquella victoria le abrió las puertas del Masters por primera vez. Siete años después, no pudo repetir la gesta. Eso sí, su celebración en el hoyo 18 tras embocar el putt de birdie y meterse en el desempate quedará para el recuerdo.

Holmes es un fabuloso bombardero, el mayor del reino del golf, a la par con Bubba Watson. Augusta, con sus cambios en los últimos años, se ha convertido en un campo agradecido para los pegadores. Ahí está el listado de sus más recientes ganadores: Bubba, Scott, Mickelson, Schwartzel o Ángel Cabrera. Es decir, Holmes, entra de lleno en la lista de candidatos a ganar el Masters, aunque sea su segunda participación (su única presencia fue en 2008 y acabó 25º).

Uno de los mejores jugadores del momento

Llega muy en forma, y no sólo por el triunfo en Houston, sino porque ha terminado primero o segundo en tres de sus últimas seis apariciones. Ya anduvo muy cerca de ganar el WGC Cadillac Championship en Doral tras firmar un espectacular récord del campo el primer día de 62 golpes. Holmes seguirá cerrando los ojos en Augusta, soñando con una chaqueta verde y sin miedo a nada. No es fácil ganar un major viniendo de un triunfo la semana previa, pero tampoco es imposible. Mickelson ya lo hizo en 2006, ganando el Bell South antes del Masters, y lo volvió a repetir en 2013, ganando el Open de Escocia antes del Open Championship.

Sergio García y Gonzalo Fernández Castaño no tuvieron un buen domingo. Los dos jugaron sobre el par y se dejaron muchas posiciones por el camino. El de Borriol enfila ya el Masters, con la confianza de que su juego corto anda fino, segmento del juego crucial en Augusta, y con una magnífica actitud demostrada durante toda la semana. Gonzalo, mientras tanto, pese al sinsabor final, ha firmado su segundo mejor torneo de la temporada en el PGA Tour, sólo superado por el top 30 en Puerto Rico. Un paso adelante.

Otras noticias de Ten-golf.es:

La joyita de Gonzalo Fernández Castaño en Houston

Arizona State vibra con Jon Rahm y ya se frota las manos con otro talento español...

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios