Sergio García, a cinco golpes de un Jordan Spieth insaciable
  1. Deportes
  2. Golf
CIGANDA ESPERA ARMARla EN el ana inspiration

Sergio García, a cinco golpes de un Jordan Spieth insaciable

Primero en el Valspar y segundo en el Valero Texas. Estos eran los antecedentes más cercanos de Jordan Spieth (-14) antes de iniciarse el Shell Houston Open

Foto: Sergio García tras un golpe.
Sergio García tras un golpe.

Primero en el Valspar y segundo en el Valero Texas. Estos eran los antecedentes más cercanos de Jordan Spieth (-14) antes de iniciarse el Shell Houston Open, que acaba de completar la tercera jornada. En la cuarta, el joven norteamericano saldrá en el partido estelar porque es el líder del torneo tras entregar una tarjeta de 67 golpes y ayudado por el patinazo de los dos hombres de cabeza al inicio del día, Andrew Putnam (-8) y Phil Mickelson (-8).

Spieth no entiende, parece, de reservas ni contenciones. Nada quiere saber de guardar fuerzas y parece capaz de estirar y estirar su momento, el pico alto de forma. Una cualidad que en golf sólo está al alcance de los elegidos para la gloria. Tanto lo viene estirando que podría presentarse en el Masters de Augusta como flamante número dos del mundo si gana en el Golf Club of Houston. Y a ver quién lo para, porque tampoco parece muy dado al vértigo, a pesar de su juventud. Pensemos que el año pasado debutaba en el Masters y lo perdía el domingo con una tarjeta de 72, que tampoco puede considerarse un descalabro bajo ningún concepto. En su debut en la Ryder, situado por Tom Watson como punta de lanza en los individuales (por algo sería), ciertamente terminó cayendo ante McDowell y sintiendo el peso de la responsabilidad al desaprovechar una excelente ventaja de tres arriba, pero sin llegar nunca a deshacerse, muy fuerte, granítico.

Spieth aprende rápido y no deja de adelantar plazos, de subir de dos en dos los escalones. Se muestra insaciable. Cada vez cuesta más argumentar que no esté preparado para dar réplica al mismísimo McIlroy.

Sergio García (-9), a pesar de haber ganado terreno tras entregar un notable 69, se ha quedado ligeramente lejos de la cabeza, aunque todavía va a poder jugar alguna baza en la ronda dominical. Necesitaría, da la sensación, una ronda muy baja, pero en vista de su actitud, tan positiva esta semana, no hay que descartarla. Gonzalo Fernández Castaño (-7), por su parte, ha solventado con otra tarjeta por debajo del par (y van tres seguidas, escenario desconocido por el madrileño esta temporada) una jornada en la que enfrentaba algunas situaciones complicadas, víctima de errores puntuales, y lo hacía con nervio y determinación, poniendo además algunos broches de magia, como un aprochito desde fuera del green del 17 que terminaba con la bola dentro de la cazuela. Está en la buena línea, no cabe duda.

Carlota promete guerra en el ANA Inspiration

Más noticias en Ten-Golf.es:

Golf
El redactor recomienda