ocasión perdida para GANAR EL NORTHERN TRUST

Sergio García vuelve a caminar por el alambre y se acaba cayendo en Riviera

"Ni siquiera puedo estar decepcionado porque tal y como he jugado no merecía ganar", aseguraba García en la última ronda del Northern Trust en Riviera, un torneo que logró llevarse James Hahn

Foto: Sergio García perdió una gran oportunidad para llevarse la victoria en el Northern Trust.
Sergio García perdió una gran oportunidad para llevarse la victoria en el Northern Trust.
Autor
Tiempo de lectura4 min

"Ni siquiera puedo estar decepcionado porque tal y como he jugado no merecía ganar". Son palabras de Sergio García una vez finalizada la última ronda del Northern Trust en Riviera. No le faltaba razón. Jugando del modo que lo hacía este domingo, en un campo cuya preparación y dificultad recordaba a una semana de 'major', ya resultaba sorprendente verlo luchando por la victoria en los últimos hoyos. Y no sólo eso. Es que justo en el tramo final llegó a ser sin duda el máximo aspirante al triunfo, cuando Dustin Johnson (-6), jugando en el partido de delante del español, firmaba un bogey en el 17, par 5. Un birdie del español (aunque ciertamente no se regalan) casi habría finiquitado el asunto, y sin embargo el de Borriol, que había fallado la salida, se marchaba de allí con otro bogey después de tirar tres putts.

En el 18 volvía a fallar clamorosamente la salida a la izquierda, dejándose además un tiro muy largo a green. Nuevo bogey, tras realizar un aprochito muy pobre desde unos treinta metros a bandera, y Sergio que se quedaba con la miel en los labios y fuera de un desempate que finalmente disputaban Dustin Johnson, James Hahn y Paul Casey. El triunfo final fue para Hahn, estadounidense de 33 años, nacido en Corea, que se ha anotado su primera victoria en el PGA Tour, en su tercera temporada en el circuito americano y ante toda una constelación de estrellas. Hahn y Johnson dejaban con sendos birdies fuera de juego a Casey en el segundo hoyo de desempate, y acto seguido el primero firmaba un nuevo birdie más en el tercer hoyo para cantar victoria.

Se pueden hacer unas cuantas lecturas de este final decepcionante del español. Al menos dos. Sus detractores, que son legión a ambos lados del Atlántico cuando no consigue ganar, tienen servida en bandeja la crítica más ácida y destructiva. En este sentido, da mucho juego un remate de torneo con dos bogeys consecutivos cuando vienes líder en solitario. La realidad es que García, tras producir un arranque muy bueno de vuelta, venía sufriendo desde mucho antes de llegar a ese final descabalado, sobreviviendo gracias a un gran putt para salvar el par embocado en el 9, a un chip de birdie embocado desde fuera del green del 12, cuando aquello olía que apestaba a bogey, y con otra gran recuperación en el 15.

Mejorar para que no se le haga larga el año

Esta es, por tanto, otra lectura que puede hacerse, más benigna con el español, pero seguramente también mucho más sensata: mientras jugadores como Bubba Watson, Ángel Cabrera, Vijay Singh, Retief Goosen, Jim Furyk, J.B. Holmes, Ryan Moore o Graham DeLaet se iban quedando antes sin opciones, víctimas de la dureza de este campo y de sus propios errores, Sergio mantenía el tipo cogiendo tan solo cuatro calles en todo el recorrido californiano, hasta que finalmente se pinchaba el globo, acuciado como estaba, en efecto, por la presión.

En honor a la verdad, el castellonense lo había avisado antes de comenzar el torneo: tras el fiasco sufrido en Qatar y Dubai había estado trabajando duro, pero no había dado con la clave y se estrenaba este año en Estados Unidos con el swing cogido con alfileres. Una circunstancia que se acaba pagando caro, sobre todo cuando la ansiedad más aprieta, en los momentos decisivos. "Siempre me he apoyado en un buen juego largo, pero desde luego no es el caso ahora mismo. Espero mejorar pronto porque de otra manera se me va a hacer muy largo el año", explicaba.

Mientras no se valore convenientemente la dificultad que tiene ponerse mirando al triunfo en los últimos nueve hoyos de un torneo de golf del máximo nivel, Sergio García, que es capaz de llegar a situarse en ese escenario muchas veces a lo largo de cada año, siempre lo va a tener crudo en la percepción del aficionado, porque efectivamente él no es un 'killer' al modo de Tiger o Rafael Nadal. El verdadero mérito del castellonense es que siempre se las arregla para volver a aspirar al triunfo. Y en su mochila, por cierto, ya junta unos cuantos... 

Más noticias de Ten-golf.es:

El golfista que se atrevió a bailar el Gangnam Style en mitad de un torneo (VÍDEO)

Miguel Ángel Jiménez se queda fuera del WGC Cadillac Championship

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios