Rory McIlroy ya ejerce de número 1 con la misma naturalidad que Tiger Woods
  1. Deportes
  2. Golf
SEGUNDA JORNADA DE ABU DABI

Rory McIlroy ya ejerce de número 1 con la misma naturalidad que Tiger Woods

Rory McIlroy firmó el mejor resultado de la segunda jornada, 66 golpes, para situarse a dos de Martin Kaymer (-13), tres veces ganador en el Abu Dhabi Golf Club

Foto: Mcilroy, durante el Abu Dhabi Golf Championship (Reuters)
Mcilroy, durante el Abu Dhabi Golf Championship (Reuters)

Mientras Tiger Woods se afana en el ‘taller’ por recuperar su invencible nervio competitivo, Rory McIlroy (-11) ejerce con una naturalidad fascinante su actual condición de número 1. También esta semana, en el arranque del año 2015 en Abu Dabi, donde ha firmado el mejor resultado de la segunda jornada, 66 golpes, para situarse a dos de Martin Kaymer (-13), tres veces ganador en el Abu Dhabi Golf Club.

Si nos referimos al aspecto meramente técnico, resulta que, como Tiger en su día, el norirlandés despliega casi a diario un abanico de recursos apabullante. El jueves no anduvo fino con el driver, pero se sacó de la manga un 67 por castigo. El viernes no estuvobrillante con el putter, errando un par de tiros muy cortitos, pero al final del día su registro era el mejor. ¿Cómo es posible? Pues, por ejemplo, haciendo un hoyo en uno en el 15, donde Miguel Ángel Jiménez lo hiciera un día antes.

Si nos referimos a otros aspectos que rodean al juego, como la actitud, la confianza en sí mismo, lo que dice y cómo lo dice o su manera de estar, resulta que este joven jugador también ejerce ya de Número 1 las 24 horas del día. El hoyo en uno lo celebró con alegría, por supuesto, pero no con la euforia que correspondía, teniendo en cuenta que es el primero de su carrera profesional. “Al fin y al cabo, un hoyo en uno no deja de ser un eagle, como hacer un 3 en un par 5. Aunque me ha venido muy bien porque en ese momento estaba concentrado en recortar la ventaja de Kaymer”, explicaba Rory con naturalidad pasmosa.

No se detecta, además, un atisbo de arrogancia en sus palabras. Del mismo modo que no lo había cuando explicaba hace unos días que todos los años, cuando vuela al Medio Oriente para arrancar la temporada, apunta en la tarjeta de embarque del avión los objetivos para el año que comienza y se la guarda en la cartera hasta el siguiente diciembre, momento en el cual hace balance…

A Kaymer, entonces, le ha salido un competidor de cuidado en la lucha por reunir su póker de victorias en Abu Dhabi. Aunque si algo ha demostrado Kaymer durante su carrera es una extraordinaria capacidad para administrar rentas desde la primera posición. El duelo en el desierto se presenta apasionante (no lo olvidemos: estos dos jugadores se repartieron tres de los cuatro grandes de 2014), porque además se ha colado entre medias Thomas Pieters (-12), un joven belga (cumple 23 a finales de enero) de físico imponente, pegador brutal y, además, con un talento más que apreciable en el juego corto (acumula esta semana, por ejemplo, un registro de 8/10 en las recuperaciones). Pieters ya se metió el año pasado en un desempate a tres bandas por el triunfo en el Open de España que terminaría ganando Jiménez.

Precisamente el malagueño es junto a Alejandro Cañizares (-5) el español mejor colocado, muy lejos ambos de la cabeza. La Armada, protagonista normalmente en el desierto, no ha comenzado la Gira con buen pie. De hecho, Pablo Larrazábal (-1) ni siquiera va a poder defender durante el fin de semana su condición de ganador del año pasado en esta plaza, mientras que Álvaro Quirós, otro de los grandes baluartes en este tramo del calendario, se quedaba fuera del corte tras firmar un dramático cuádruple bogey en el hoyo 18.

Más información en Ten-golf:

Rory McIlroy Tiger Woods Golf
El redactor recomienda