el triunfo de un talento constante

La historia de Carles Coto: de jugar con Messi a llevar al Rayo Majadahonda a Segunda

Entró a La Masía con 13 años, donde entrenaba y jugaba con Messi, Piqué y Cesc, y a los 30 años le ha llegado la fama siendo la estrella del Rayo Majadahonda en el ascenso a Segunda

Foto: Carles Coto, eufórico, celebra un gol con el Rayo Majadahonda. (Twitter @carlescoto714)
Carles Coto, eufórico, celebra un gol con el Rayo Majadahonda. (Twitter @carlescoto714)

En la adolescencia entrenaba con Messi y soñaba con llegar al fútbol de élite y poder recorrer el mismo camino que los canteranos que alcanzaban el primer equipo del Barcelona. No sólo compartía vestuario, entrenamientos y partidos con el argentino sino que también tenía de compañeros a Piqué y Cesc Fábregas. Carles Coto Pagés (Figueras, 30 años) entró a La Masía con 13 años, pero le ha llegado la fama con el ascenso del Rayo Majadahonda a Segunda división siendo ya un treintañero y se le considera la estrella del equipo y uno de los futbolistas decisivos para lograr este hito. Un futbolista hecho a sí mismo que no olvida que “fue un orgullo estar en las categorías inferiores del Barça durante ocho años, pero no todos podemos llegar al primer equipo”. Carles se tuvo que marchar al extranjero cuando el Barça B descendió de Segunda B a Tercera. Hizo las maletas para irse cedido a la primera belga y, tras diez años fuera de España, ha visto premiada su trayectoria con este ascenso que le sitúa como uno de los ídolos del equipo majariego.

Carles llegó a ser campeón de Europa sub-19 en una selección en la que tenía de compañeros a Azpilicueta, Sergio Asenjo y Javi Martínez, pero lo que le negaba el fútbol español se lo ofrecía otros equipos de Europa. Quería jugar en Primera y lo encontró en Bélgica y siguió su carrera por otros países (Bielorrusia, Chipre, Uzbekistán e Italia) hasta disputar la Europa League. Diez años en el extranjero para que el que fue compañero de Messi acabara en el Rayo Majadahonda en Segunda B y haya logrado el ascenso gracias a su experiencia, liderazgo y talento. El fútbol acaba premiando a los buenos y la constancia.

1,1 millones de euros de presupuesto

Estamos en las fechas en las que los clubes catalogados como modestos nos asombran por sus gestas deportivas. Tras el milagro del Huesca, con su primer ascenso en la historia a Primera para enfrentarse a los todopoderosos Real Madrid, Barcelona, Atlético y compañía, ha vuelto a producirse otro de esos fenómenos que tienen una repercusión social y mediática. El último milagro de los milagros lleva el nombre del Rayo Majadahonda, equipo de la Comunidad de Madrid, con el ascenso a la Segunda división. Un club que con sólo 1.100.000 euros ha sido capaz de armar un proyecto competitivo para dar el salto de la Segunda división B a la categoría de plata. Muchas son las claves, en términos económicos y deportivos, que están detrás de esta hazaña que comanda un presidente, Enrique Vedia, que tiene fama de ser un contable meticuloso y riguroso. La próxima temporada contará con un presupuesto de 10 millones de euros por los derechos de televisión.

La reforma del estadio para Segunda

Un club con sólo 270 socios que juega en el Cerro del Espino (lugar de entrenamiento del Atlético de Madrid) y que ahora tiene que acondicionar para que sea su estadio en la Segunda división. La normativa obliga a que el aforo sea de, al menos, 6.000 espectadores y actualmente tiene la mitad. Las reuniones con la Liga ya se han producido para elaborar el proyecto que requieren las infraestructuras. Tiene un año de cadencia por el ascenso para hacer todas las mejoras obligatorias y para la siguiente temporada recurrirán a gradas supletorias que albergarán esa capacidad de espectadores. Los precios de los abonos apenas sufrirán un incremento porque la filosofía de este club es la de ser una gran familia y fidelizar a los aficionados que ya están, más lo que se quieran sumar.

El compañero de Messi, el presidente contable y falta la figura del entrenador: Antonio Iriondo. Una persona que nació en Rusia porque sus padres emigraron durante la Guerra Civil y que a los cuatro años regresó a Bilbao. Como entrenador lo sabe todo y ha vivido de todo. Ha pasado por diferentes categorías del fútbol español, ha estado en Japón y le llaman el ‘Cruyff’ del Rayo Majadahonda. Aunque él dice que el sistema del 3-4-3 que le gustaba al holandés ya lo utilizaba antes de que Johan lo pusiera en practica en el Barcelona. Su propuesta de fútbol es valiente y ofensiva, le gusta presionar arriba y ser vistoso y se identifica con el Brasil de los 70. Casi nada. Tras seis años consecutivos en el Rayo Majadahonda ha conseguido la gesta de subir a Segunda división a un club por el que han pasado, en las categorías inferiores, futbolistas como Theo Hernández y por el que la institución recibió dos millones de euros cuando el rojiblanco fichó por el Real Madrid.

Segunda división

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios