así es la joven estrella del club de vallecas

Fran Beltrán, una copia de Verratti que el Rayo protege con celo como un tesoro

Con solo 19 años de edad, Fran Beltrán se ha convertido en el último año en el futbolista más pujante del Rayo Vallecano. Las llamadas de clubes interesándose por el jugador se suceden sin parar

Foto: Fran Beltrán en acción durante un partido del Rayo Vallecano. (FOTO: Instagram)
Fran Beltrán en acción durante un partido del Rayo Vallecano. (FOTO: Instagram)

“Un negro en un cuerpo de blanco”. Un habitual espectador de los partidos que disputa el Rayo Vallecano define así al penúltimo talento que ha alumbrado la fructífera cantera vallecana. Fran Beltrán (Madrid, 3 de febrero de 1999) no es el más alto ni tiene el físico más poderoso y musculoso del fútbol español, pero sus aptitudes futbolísticas le han convertido en un tiempo récord en el nuevo referente del histórico club madrileño, también en uno de los elementos más destacados de la Segunda división española.

[Actualización: en agosto, Fran Beltrán abandona el Rayo Vallecano y ficha por el Celta de Vigo]

Se ha quedado en 1,70. Obviamente no destaca por su estatura, aunque cuando era niño, curiosamente era de los más altos de su equipo. En aquellos tiempos jugaba unos metros más adelantado, de mediapunta, pero con el paso del tiempo retrasó un tanto su posición para ejercer las mismas funciones que con tanto brilló ejecutó Xavi Hernández en el Barcelona y la Selección española.

Tipo familiar, cuando acaba un partido en Vallecas es normal verle en una de las tabernas del barrio con los más cercanos. Siempre cerca de sus padres, esos que siempre le acompañaron a Madrid a diario desde Seseña, donde reside, a algo más de 40 kilómetros de la capital, cuando el niño daba sus primeros pasos en el mundo del fútbol. Con 19 años recién cumplidos, los libros siguen formando parte de su vida, aunque es el balón el centro de su universo.

Llamadas y más llamadas

Hace apenas un año firmó Fran su primer contrato profesional. Por entonces ya había dado el salto al primer equipo, pero la ficha no se correspondía con su fulgurante progresión. El sueldo, de unos 400 euros, el que se estipuló cuando formaba parte de los equipos de categorías inferiores, no se sostenía a la vista de su rendimiento, ya a las órdenes de Míchel en el equipo de Segunda división. En abril de 2017 rubricaba un documento como futbolista de élite, aunque en el club vallecano tienen claro que no será sencillo retener al mediocampista mucho tiempo.

Un par de meses antes, la dirigencia de la entidad madrileña había cesado a Rubén Baraja como técnico de la primera plantilla. Cuando se eligió a Míchel para que se hiciera cargo del equipo, el nuevo inquilino del banquillo no dudó ni un instante y apostó sin contemplaciones por Fran. El que fuera histórico jugador de la escuadra rayista, llevaba los años anteriores incrustado en la estructura deportiva de la cantera y conocía perfectamente al jugador por el que ahora muchos preguntan sin cesar.

Con 8 millones de euros marcados en la cláusula de rescisión de Fran Beltrán, rara es la semana en la que algún ojeador o algún agente no pregunta por el chico. David Cobeño, el director deportivo del Rayo, no para de recibir llamadas y mensajes de unos y otros, de España y el extranjero. El jugador sabe que muchos clubes están al acecho, que los de la Premier League son más listos que nadie a la hora de cazar jóvenes talentos en España, pero él disfruta del momento y no se preocupa por ahora de lo que pueda pasar en el futuro.

Internacional

Se crió en el Getafe, club en el que ingresó a los 8 años. Pasó que el Rayo Vallecano, con la carta de libertad en el bolsillo, se cruzó en su camino en 2015 y Fran cambió la camiseta azul por la rojiblanca rayista. En la prestigiosa escuela del popular barrio fue convenciendo a todos los entrenadores que le adiestraron desde categoría juvenil. Su crecimiento ha sido imparable, lo que le ha llevado a ser fijo en las convocatorias de los equipos de categorías inferiores de la Selección española.

Es un tipo menudo, pero su despliegue físico es absoluto y maneja el balón con mucha soltura. Delante de la defensa, acompañado o en solitario, el fútbol fluye con sencillez bajo su mando. Cuando toca señalar un referente, un modelo a seguir, apunta directamente a Verratti, jugador del PSG, cuyo juego le fascina. "Es un jugador con el que me siento muy identificado por mis cualidades y siempre que puedo me gusta verle jugar", comentaba en una entrevista concedida a 'Vallecasweb.com'.

Trashorras

Tan poderoso ha sido su caminar en el primer equipo rayista que un histórico como Roberto Trashorras se quedó sin sitio en el plantel, sin minutos a las órdenes de Míchel. Hace unos días, tras casi 8 años, el veterano mediocampista cerraba su ciclo en Vallecas; la pujanza de Fran, por encima de todo, le había aplastado por completo. Y bien que lo sintió el joven mediocampista, que siempre resaltó su admiración por un compañero que durante las últimas temporadas fue una de las referencias del Rayo.

El Rayo Vallecano tuvo que pisar el acelerador con fuerza cuando tocó poner encima de la mesa de Fran un contrato acorde al rendimiento que estaba ofreciendo. Antes de sellarlo, su libertad estaba fijada en un millón de euros, una cantidad que el Leganés, por ejemplo, ya había decidido invertir en la joven estrella. Pasó que la sangre franjirroja del futbolista acabó imponiendo su ley; en ningún momento se planteó emigrar al club del sur de Madrid, siempre quiso seguir disfrutando de su vida en Vallecas. Sus nuevos agentes siempre supieron cuál era la hoja de ruta, su cliente siempre se lo dejó muy claro. Es rayista hasta la médula...

Segunda división
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios