a los bilbaínos los escuchó, a los granas no

Las dos diferentes varas de medir del CSD con el Real Murcia y el Bilbao Basket

En estos días, dos sucesos respecto a inscripciones han conmovido al deporte español. Por un lado, la denegación de la inscripción al Bilbao Basket, acordada por

Foto: Miguel Cardenal no valoró igual las situaciones de Real Murcia y Bilbao Basket (EFE)
Miguel Cardenal no valoró igual las situaciones de Real Murcia y Bilbao Basket (EFE)

En estos días, dos sucesos respecto a inscripciones han conmovido al deporte español. Por un lado, la denegación de la inscripción al Bilbao Basket, acordada por la ACB. En este caso, Miguel Cardenal recibió a todas las instancias implicadas por dicha decisión. Por otro lado, la denegación de inscripción en Segunda división del Real Murcia dictaminada por la Liga de que preside Tebas.

Sin entrar en detalles sobre esta cuestión, y el hecho de que el presidente del Mirandés sabía con mucho tiempo de antelación cuándo y cómo se iba a tomar la decisión, lo cierto es que los responsables del Murcia no fueron tratados de forma idéntica por el Consejo Superior de Deportes (CSD). A los primeros, el CSD les recomendó que acudieran a eso que ha denominado el Tribunal Administrativo del Deporte creado por Cardenal para no tener los mismos problemas que tuvo su antecesor Jaime Lissavetzky con este órgano.

Sobre la composición de este Tribunal, Cardenal se reservó la mayoría de sus siete miembros situándolos en dichos puestos nada menos que por seis años, mucho más de su propio mandato como inquilino del CSD. El nombre "Tribunal" no parece más que un sarcasmo. Entre los componentes figura la Jefa de Gabinete de la Directora General de Deportes del Consejo, Ana Muñoz.

El Bilbao Basket, siguiendo consejos políticos, decidió acudir a la instancia de este Tribunal para exigir la suspensión cautelar de la decisión tomada por la ACB. La recomendación tuvo el fin buscado y el Tribunal concedió el deseo del equipo vizcaíno y de alguno más.

Los expertos en Derecho consultados se han quedado perplejos ante dicha decisión que no está en el ámbito de las competencias del Tribunal, limitadas al dopaje, expedientes disciplinarios y procesos electorales. Al Murcia le rechazaron la propuesta de manera fulminante, dando forma al descenso administrativo decretado por la Liga de Fútbol Profesional presidida por Javier Tebas, amigo y algo más de Miguel Cardenal. En cualquier caso, septiembre podría dar lugar a una acción incluso en vía penal por la ACB y a otra a ese mismo Tribunal por parte del Murcia.

Dos varas de medir, un mismo estilo de juego.

Segunda división
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios