Es noticia
Menú
El temido 'biscotto' y las tres combinaciones locas que hacen que España evite a Brasil en cuartos
  1. Deportes
  2. Fútbol
HASTA UNA HIPOTÉTICA FINAL

El temido 'biscotto' y las tres combinaciones locas que hacen que España evite a Brasil en cuartos

La Selección española acaricia la clasificación a los octavos y depende de sí misma para conseguir el primer gran objetivo... Pero puede existir la tentación de pasar como segunda

Foto: España tiene en sus manos meterse en octavos. (EFE/Alberto Estévez)
España tiene en sus manos meterse en octavos. (EFE/Alberto Estévez)
Más información

A escasas fechas de la disputa del tercer partido de la fase de grupos, España ya saca la calculadora. El tropiezo ante Alemania ha provocado que el aficionado español, que se las prometía muy felices tras la goleada ante Costa Rica, empiece a hacer cábalas sobre lo que necesita la Selección para clasificarse a octavos. La buena noticia es que el amplio marcador logrado en el debut le otorga una importante ventaja; la mala, el miedo a cruzarse con Brasil antes de tiempo.

Luis Enrique lo tenía claro cuando, en rueda de prensa, aseguró que España no jugaría para ser segunda. Horas después, el propio Koke Resurrección abundaba en la misma idea: "No pensamos ni en cruces ni en evitar a Brasil". O, dicho de otra manera, los integrantes de la Roja no piensan en hacer cuentas, sino en salir a ganar a Japón con la intención de sellar el pase a los octavos de final y evitar sustos. Pero ese triunfo trae consigo un camino peligroso.

Foto: ¿Qué pasa si España pierde el partido contra Japón en el Mundial de Qatar? (EFE/Alberto Estevez)

Para empezar, España no solo tiene en sus manos la posibilidad de pasar, sino que incluso puede decidir el destino de Alemania: si la Selección y Japón empatan, los germanos están obligados a ganar al menos de dos goles a Costa Rica para no caer. Pero aquí llega la combinación de la discordia: si España pierde por la mínima, los de Hansi Flick tienen que meterle ocho o más goles a los ticos para pasar, casi una utopía. Pero estas cuentas tienen una cara B.

Porque en ambos casos, se da por hecho que Alemania gana a Costa Rica, pero si los centroamericanos dan la sorpresa y derrotan a los germanos, es España la que se mete en un lío, pudiendo incluso quedar eliminada. Es esa situación la que hace que la lógica invite a pensar que la Roja debe de olvidarse de cuentas y salir a ganar. Es una de las favoritas y son los rivales los que deben de temerla. Pero la tentación de evitar a Brasil en cuartos está presente.

Los dos clasificados del Grupo E se enfrentarán en octavos a los dos mejores del Grupo F, esto es, Croacia, Marruecos y Bélgica. Tanto si pasa como primera o como segunda, se trata de un cruce asequible aunque duro para España, pero las dudas llegan en cuartos: si la Roja gana su grupo y supera los octavos, todo hace indicar que Brasil sería su rival. Si la Selección pasa como segunda, en cuartos se cruzaría, hipotéticamente, con Portugal.

placeholder Japón celebra la victoria contra Alemania. (Reuters/Lee Smith)
Japón celebra la victoria contra Alemania. (Reuters/Lee Smith)

Solo existen tres combinaciones que llevarían a España ser segunda de grupo, pero tienen el mismo problema: en ninguna de ellas depende de sí misma. Así, las tres opciones son las siguientes: perder ante Japón y que Alemania y Costa Rica empaten; igualar ante los nipones y que Costa Rica le gane a Alemania; caer derrotados ante los asiáticos y que Alemania derrote a los ticos, sin que entre los dos resultados la mannschaft mejore los +8 goles de ventaja española (+7 propios y -1 germanos).

Ni el biscotto ni jugar para ser segundos de grupos son opciones viables sin que entrañen riesgos, por lo que las cuentas de España para evitar sustos pasan por la victoria. Eso sí, los cruces son mucho más complejos y de nivel, especialmente por la posibilidad de medirse a la siempre peligrosa Brasil en cuartos de final. Nadie dijo que ganar un segundo Mundial fuera fácil y, para conseguirlo, hay que eliminar a las mejores selecciones por el camino. Y España se ha ganado el derecho a soñar.

A escasas fechas de la disputa del tercer partido de la fase de grupos, España ya saca la calculadora. El tropiezo ante Alemania ha provocado que el aficionado español, que se las prometía muy felices tras la goleada ante Costa Rica, empiece a hacer cábalas sobre lo que necesita la Selección para clasificarse a octavos. La buena noticia es que el amplio marcador logrado en el debut le otorga una importante ventaja; la mala, el miedo a cruzarse con Brasil antes de tiempo.

Mundial de Qatar 2022
El redactor recomienda