Es noticia
Menú
La Selección española llega más fresca que nunca al Mundial de Qatar... y no es una buena noticia
  1. Deportes
  2. Fútbol
CON ILUSIÓN Y SIN EXPERIENCIA

La Selección española llega más fresca que nunca al Mundial de Qatar... y no es una buena noticia

España aterriza en el Mundial sin el suficiente rodaje competitivo ni horas de vuelo. Es la tercera selección más joven del torneo y no cuenta con apenas veteranos entre sus filas

Foto: Laporte, Ansu Fati y Gavi celebran un gol en el último amistoso ante Jordania. (EFE/Pablo García)
Laporte, Ansu Fati y Gavi celebran un gol en el último amistoso ante Jordania. (EFE/Pablo García)

La Quinta del Biberón aterriza en Qatar con la ilusión desbordada de quien llega a una cita sin ninguna experiencia previa en un torneo tan exigente. Así lo dicen los datos, ya que solo seis futbolistas de los 20 que han entrado en la convocatoria definitiva de Luis Enrique han jugado alguna vez un partido en un Mundial de fútbol (Sergio Busquets, Jordi Alba, Dani Carvajal, Koke Resurreción, César Azpilicueta y Marco Asensio). Además, España ostenta el tercer puesto en la lista de las selecciones más jóvenes con una media de edad de 25,3 años, solo por detrás de Ghana y Estados Unidos, donde destacan Gavi (18 años) y Ansu Fati y Yéremi Pino (20 años cada uno) entre otros futbolistas. Son datos impactantes, pero no las únicas estadísticas que arrojan luz sobre la falta de minutos de vuelo y rodaje de España.

De los cinco últimos mundiales disputados, los jugadores de esta Selección española son los que menos tiempo han pisado el césped esta temporada. Así, en este curso los 26 convocados por Luis Enrique han protagonizado el 60% de los minutos en las 14 jornadas previas a la cita en Qatar. El conjunto con el porcentaje más cercano, del 60,6%, es el de Vicente del Bosque de 2014, cuando España no superó la fase de grupos en una decepción difícil de olvidar ante Países Bajos, Chile y Australia. En el otro extremo está el conjunto que ganó el campeonato del mundo: llegaron a Sudáfrica con el 77,6% de minutos jugados en sus respectivas ligas nacionales.

De hecho, solo 11 de los 26 convocados han jugado esta temporada más minutos, en términos porcentuales, que respecto a la campaña 2021/2022. El guardameta del Athletic, Unai Simón, es el único que ha disputado todos los partidos sin ser sustituido y que, además, mejora sus cifras respecto a la temporada anterior. Por su parte, Marco Asensio, Pablo Sarabia y Aymeric Laporte son los que menos minutos han disputado y, a su vez, los que más empeoran sus tiempos de juego. El futbolista francés es clave en defensa para Luis Enrique y el central más fiable. Por su parte, Pablo Sarabia es el tercer goleador más prolífico desde que el asturiano llegase al cargo con ocho goles, y Marco Asensio, que actuó como delantero centro ante Jordania, un futbolista llamado a paliar la significativa ausencia de dinamita de España.

​Juventud, divino tesoro

¿Qué nos dicen estos datos? Pues que estamos ante la Selección española de menos talento individual y más imberbe en décadas. Especialmente, si los comparamos con otras selecciones candidatas a levantar el Mundial de Qatar 2022 como Francia, Portugal, Brasil, Inglaterra, Argentina o Alemania o con convocatorias en citas mundialistas anteriores. "¿Y cuál es el problema? La juventud te da capacidad para expresarte de manera más libre", defendió Luis Enrique con motivo del anuncio de la lista.

Algo que también destacó Ferran Torres en la rueda de prensa del domingo: "Llevamos demostrando mucho tiempo que somos un equipo con proyección y los veteranos nos dan ese puntito que a los jóvenes nos falta. Tenemos muchas ganas de demostrar nuestro fútbol y creo que venimos por el buen camino". En esa juventud destacan Gavi (18 años), Alejandro Balde (19 años), Ansu Fati y Yéremi Pino (20 años cada uno). Así las cosas, España deberá aglutinar el inusual rodaje, los novatos en la convocatoria y la presión y ofrecer su mejor respuesta competitiva.

En un grupo humano donde no hay grandes estrellas visibles, la gran fortaleza de España radica en su resiliencia como bloque y en la capacidad de su técnico, Luis Enrique, de exprimir al máximo los limitados recursos de los que posee. Fue así como España logró superar una a una las adversidades que se le fueron planteando en la Eurocopa, donde el equipo de Luis Enrique logró el pase en una fase de grupos al rojo vivo, actuó de verdugo de la subcampeona del mundo en Rusia 2018, la Croacia de Luka Modric, en un partido que empezó perdiendo 0-1 con un autogol no apto para cardiacos y tumbó a una incómoda Suiza en la tanda de penaltis. Solo la fatídica tanda de penas máximas ante Italia evitó que España tumbase a una selección a la que le robó la pelota y desnaturalizó por completo a pesar de la evidente falta de estrellas.

Esta es la situación línea por línea.

Unai Simón

placeholder

Robert Sánchez

placeholder

David Raya

placeholder

Dani Carvajal

placeholder

César Azpilicueta

placeholder

Eric García

placeholder

Hugo Guillamón

placeholder

Pau Torres

placeholder

Aymeric Laporte

placeholder

Jordi Alba

placeholder

Alejandro Balde

placeholder

La defensa es, sin duda, la gran preocupación de España para el Mundial de Qatar, a excepción de la portería, territorio inexpugnable de Unai Simón. Como ya sucediese en la Eurocopa, el equipo tiene problemas defensivos y peca de endeble atrás. No hay contundencia en una zaga que se ve arrastrada a presionar arriba y muy lejos de la portería, donde solo Dani Carvajal ha sido titular indiscutible en su club. Laporte es uno de los centrales preferidos de Luis Enrique, tal y como demostró la nacionalización exprés durante el último gran torneo europeo, pero no ha tenido continuidad.

Laporte se sometió a una cirugía de rodilla este verano y todavía no ha encontrado los minutos necesarios en el Manchester City para estar al 100%. Por otra parte, Eric García, que esta temporada ha ganado peso con el FC Barcelona, no es un fijo para Xavi Hernández y solo las lesiones de Ronald Araújo, Andreas Christensen y Jules Koundé le dieron minutos como titular. Pau Torres sí que es inamovible en el Villarreal, igual que Guillamón como centrocampista en el Valencia. Por último, Jordi Alba ha dado un paso al frente y Alejandro Balde ha sido un pilar en la defensa del Barça... aunque no ha jugado ni un solo encuentro con la selección.

Sergio Busquets

placeholder

Rodrigo Hernández

placeholder

Gavi

placeholder

Carlos Soler

placeholder

Marcos Llorente

placeholder

Pedri González

placeholder

Koke Resurrección

placeholder

El centro del campo español alberga diferentes perfiles, pero con muchas cosas en común: ninguno de ellos, excepto Rodrigo Hernández, llegan al Mundial de Qatar en un gran estado de forma. Sergio Busquets, gran protegido de Luis Enrique, atraviesa una temporada marcada por las críticas en el FC Barcelona. El declive físico del centrocampista catalán, unido a los problemas defensivos del Barça, han expuesto sus debilidades. Pedri y Gavi no han brillado tanto como la temporada pasada y Marcos Llorente y Koke están lejos del nivel ofrecido en años pasados tras formar parte de un Atlético de Madrid en crisis. Por último, Carlos Soler ha llegado al PSG tras abandonar el Valencia y lucha por un lugar en el equipo titular parisino. Tanto él como Gavi y Marcos Llorente son tres perfiles muy distintos a Pedri, Koke y los dos pivotes.

Ferran Torres

placeholder

Nico Williams

placeholder

Yéremi Pino

placeholder

Álvaro Morata

placeholder

Marco Asensio

placeholder

Pablo Sarabia

placeholder

Dani Olmo

placeholder

Ansu Fati

placeholder

La delantera española comparte la falta de minutos del resto de sectores. Álvaro Morata es el 9 elegido por Luis Enrique y el máximo goleador en su etapa como seleccionador, aunque ha sufrido una indisposición por el cambio de temperatura en Qatar. Es el delantero centro de un Atlético de Madrid con graves problemas goleadores y eso no le ha ayudado a ser fijo para Simeone tras empezar muy fuerte la temporada e ir desinflándose progresivamente. En este sentido, Ferran Torres (segundo máximo goleador con Luis Enrique) se ha visto totalmente relegado a un segundo plano en el equipo de Xavi Hernández por Ousmane Dembélé y Raphinha; mientras que Pablo Sarabia se ha quedado sin espacio en su vuelta al PSG de Mbappé, Messi y Neymar.

Diferente es el caso de Marco Asensio, que aunque ha perdido mucho fuelle en el Real Madrid con su renovación o posible salida en el aire, ha mejorado en los últimos encuentros, lo que le ha valido entrar en la convocatoria final de Luis Enrique. Ha jugado como 9 de España. Dani Olmo es un fijo para Luis Enrique, como interior o extremo y una pieza clave en el RB Leipzig. Ansu Fati ha dejado atrás las dolorosas lesiones que sufrió, así como las diferentes intervenciones en su rodilla y eso hizo que Xavi le diese más cancha. Nico Williams ya es uno de los delanteros más explosivos de LaLiga, mientras Yéremi Pino tiene que explotar en el Villarreal.

La Quinta del Biberón aterriza en Qatar con la ilusión desbordada de quien llega a una cita sin ninguna experiencia previa en un torneo tan exigente. Así lo dicen los datos, ya que solo seis futbolistas de los 20 que han entrado en la convocatoria definitiva de Luis Enrique han jugado alguna vez un partido en un Mundial de fútbol (Sergio Busquets, Jordi Alba, Dani Carvajal, Koke Resurreción, César Azpilicueta y Marco Asensio). Además, España ostenta el tercer puesto en la lista de las selecciones más jóvenes con una media de edad de 25,3 años, solo por detrás de Ghana y Estados Unidos, donde destacan Gavi (18 años) y Ansu Fati y Yéremi Pino (20 años cada uno) entre otros futbolistas. Son datos impactantes, pero no las únicas estadísticas que arrojan luz sobre la falta de minutos de vuelo y rodaje de España.

Mundial de Qatar 2022 Selección Española de Fútbol Luis Enrique
El redactor recomienda