TRAS NEGARSE A CANTAR EL HIMNO DE EEUU

Rapinoe, la capitana americana contra Trump: "No iré a la p*** Casa Blanca"

La jugadora que eliminó a España con sus dos goles desde el punto de penalti siempre se ha mostrado como una de las grandes críticas de la administración Trump

Foto: Megan Rapinoe celebra uno de los goles contra España. (Reuters)
Megan Rapinoe celebra uno de los goles contra España. (Reuters)

Megan Rapinoe se ha convertido en la última heroína norteamericana. La capitana de la selección femenina de Estados Unidos fue la autora de los dos goles con los que el combinado de las barras y las estrellas eliminó a España del Mundial de Francia, ambos desde el punto de penalti. Pero no es la única imagen que dejó contra el combinado de Jorge Vilda: al comienzo del partido, se negó a cantar el himno, lo que le ha costado las críticas de Donald Trump... y su posterior respuesta.

Durante el momento de los himnos en el partido frente a España, las cámaras captaron el momento en el que Rapinoe, la capitana de EEUU, no entonaba el himno norteamericano mientras sonaba por megafonía. Y, esa situación, le valió para que el presidente de su país la criticara abiertamente, considerando "poco apropiado" que se negara a entonar el 'The Star-Spangled Banner'. Y no ha dudado en devolverle la respuesta: "No iré a la puta Casa Blanca".

Rapinoe ha sido una de las deportistas que más barreras ha roto en su país. Allá por el año 2012, se convirtió en la primera gran estrella del fútbol femenino en confesar abiertamente su homosexualidad para, solo unos años después, ir un poco más lejos: junto a la mítica jugadora de baloncesto Sue Bird, se convertían en la primera pareja de deportistas lesbianas en ser portada de la revista 'ESPN'. Y no ha dudado en ser una de las más críticas con el sistema.

Fue en el año 2016 cuando muchos deportistas norteamericanos decidieron protestar contra su propio país. ¿El motivo? La brutalidad y el racismo de la policía de EEUU. Y fue el entonces quaterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, quien decidió arrodillarse mientras sonaba el himno, un camino que imitó Rapinoe y que siguió en cada uno de los partidos que jugó durante ese año... hasta que la Federación Norteamericana obligó a las jugadoras a "estar de pie de forma respetuosa".

"No he experimentado la brutalidad policial, ni racismo, ni nada parecido a ver el cuerpo de un familiar muerto en la calle. Pero no puedo permanecer como si nada cuando hay gente en este país que tiene que lidiar con este tipo de cosas. No hay forma perfecta de protestar. Sé que nada de lo que haga aliviará el dolor de esas familias, pero siento que arrodillarme durante el himno es la forma correcta de proceder y haré lo que sea para ser parte de la solución", explicaba en 'The Players Tribune'.

Tras la prohibición, decidió negarse a cantar el himno, algo que ya era de sobra conocido en Estados Unidos. Sin embargo, la noticia ha dado la vuelta al mundo durante el Mundial, especialmente tras el partido contra España, provocando una nueva respuesta de Trump contra ella, quien ya en su momento avisó de que los deportistas que se arrodillaran no deberían de vivir en EEUU. Rapinoe no ha dudado en responderle, dejando claro en caso de ganar el título no irá a la Casa Blanca.

"Psssh, de ninguna puta manera vamos a ser invitadas, no iré a la puta Casa Blanca. No vamos a ser invitados. Lo dudo. Trump trata de evitar invitar a un equipo que podría declinar ir allí. O, como lo hizo cuando los Warriors lo rechazaron, que en primer lugar afirmó que no habían sido invitados", indicó a preguntas de la revista norteamericana 'Eight by eight'. Un capitana que no solo habla en el campo, sino también fuera. Y lo hace muy claro.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios