UN 'CRACK' ESTÁ A PUNTO DE CAER EN EL BERNABÉU

Kane o Mbappé, la cita de Florentino Pérez para hacer olvidar a Cristiano Ronaldo

Aunque Jorge Mendes sigue prefiriendo que su representado se mantenga en el Real Madrid, Florentino y Cristiano cada vez tienen más claro que este verano saldrá del club para siempre

Foto: Harry Kane, celebrando el gol a Colombia en octavos. (EFE)
Harry Kane, celebrando el gol a Colombia en octavos. (EFE)

Lo de Zidane supuso un bajonazo para la dirigencia blanca. Ni lo esperaba ni podía creerse el abandono. Tras diferentes movimientos, el asesor deportivo de Cristiano Ronaldo hizo saber en la cúpula del Bernabéu que Julen Lopetegui era el hombre idóneo. Florentino Pérez reflexionó. Consciente de la envergadura de la acción, se atrevió a conmover el madridismo del entrenador guipuzcoano. Y lo llevó al huerto pese a ser consciente de la dificultad que entrañaba la operación y del castigo mediático que podía suponer la ejecución para el seleccionador nacional. Mientras, el asesor de CR7 trataba, también, de acomodar a su estrella con un entrenador de la cuerda. En este ecosistema, el mandamás del Real Madrid mantenía que debía informarse cuanto antes a la opinión pública del acuerdo. El miedo de Pérez era un posible patinazo de Lopetegui al frente de la Roja, que podía provocar que este llegara cadáver al banquillo de Concha Espina. Esta teoría es el verdadero motivo de la aceleración de las cosas, donde más de los previstos lo sabían y casi todos callaron por el beneficio de la ganancia común.

Rusia ha dejado cuestionado a Rubiales y al fútbol español. Pero mientras tanto, el Real Madrid lame heridas con Cristiano Ronaldo. Por sorpresa, la Juventus de Turín se ha cruzado en el ojo del portugués. Si en el pasado, únicamente PSG y Manchester United marcaban su agenda, esta vez la entrada irracional de los italianos aporta una rendija de salida para el astro luso. Claramente, CR7 está harto de Florentino y Florentino harto de CR7. No se soportan. Han dicho basta a una relación fingida. El grave problema tributario que afronta el deportista ha culminado por destrozar un trato que no frecuenta ninguna de las partes. Por eso, todos han comprendido que lo mejor es soltar amarras y volar por libre. Todos, menos el agente del portugués, contrario a que su futbolista abandone el club blanco. Sin embargo, no le queda otro remedio que manejar los tiempos de abandono.

Cristiano Ronaldo explotó en Kiev. Ni le salió la final soñada ni estimó que lo mejor era callarse cuando completó un encuentro diríamos que protocolario. En los micrófonos de Bein Sports soltó su cruz: “Fue muy bonito estar en el Madrid. En los próximos días, daré una respuesta a los aficionados, que ellos siempre están conmigo. He disfrutado este momento”. Esto sobre el césped. La ducha posterior al partido no amilanó el discurso preparado: “Quizá me he equivocado en el momento... o no, porque estos jugadores han hecho historia. Cuando me incorpore a la concentración de Portugal, hablaré, porque hay cosas importantes que decir. Son situaciones que vienen de hace tiempo, he ido aguantando y las cosas no se solucionan con dinero”. Pero no cumplió su palabra. Ni habló cuando se incorporó con la selección ni explicó las cosas importantes que le aturden. Tampoco dialogó con el presidente Pérez, claro.

Harry Kane, con Inglaterra. (EFE)
Harry Kane, con Inglaterra. (EFE)

Encontrar un relevo

Así las cosas, Florentino se quiere sacudir el tema recurrente de los últimos veranos. Lastimosamente, la secuencia se repite y lo de Cristiano Ronaldo ya carga a la presidencia. Con el eje puesto en el Mundial, el dirigente admite que otros nombres son más que suficientes para borrar la imagen de la estrella de Madeira. Se lo quiere quitar de encima, pero antes de acelerar su impulso mantiene con claridad que debe encontrar un relevo más que consistente. Con el objetivo claro, el presidente del Real Madrid considera que dos nombres se mantienen por encima del resto. Consciente de que peleará por Neymar todo lo que sea posible, en Rusia se han situado dos delanteros capaces de proponer a CR7 para el olvido. El reto se lo marcan Kylian Mbappé y Harry Kane. Los dos son capaces, Mundial en mano, de aliviar la fuga de Cristiano a Italia.

Lo dijo Mbappé con el sentido común del momento: “Quiero jugar en el mejor equipo del mundo”, mientras rubricaba su futuro en París. No aventuró su desdicha porque eligió el Paris Saint-Germain, con ganas de vivir otra aventura. Quizá pensando en provocar un mejor movimiento de futuro. Este periódico ya advirtió el pasado 20 de abril de que el delantero francés se encontraba en el radar de Florentino. No era fácil creerlo. Hoy, es más sencillo hacer patria junto al ‘fair play’ financiero que mantiene casi secuestradas las futuras compras del equipo del Estado de Qatar. Mientras que las opciones de Neymar se cuestionan, por más que impulse el jugador, las del galo crecen con el interés del momento ruso.

Lo de Kane arranca con Bale. Florentino ha validado el cambio de piezas: reina por reina, sería en el ajedrez. El inglés por el galés. Pero, claro, no es sencillo que acepten el Tottenham y… después Gareth. Lo que queda claro es que una de las estrellas de Rusia es el delantero de 24 años, máximo goleador del torneo. Una bicoca para cualquier equipo y sobre todo para la entidad que lo ha renovado hasta 2024. Los éxitos del atacante provocan que guste más, al tiempo que el precio asciende. Los 200 millones de euros como precio de salida dependerán de lo que el Real Madrid sea capaz de restarle a la Juventus por CR7. Se trata de capitular ante una complicada operación de salida. Pero solo si Bale admite que en Madrid su tiempo concluyó, Kane estaría más cerca. Al final, las cartas marcadas de Florentino solo mantienen un paso: vender al jugador que está enfadado verano tras verano.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios