El partido de la SELECCIÓN

Colau rectifica: permite pantalla gigante en Barcelona para ver el España-Rusia

La alcaldesa de Barcelona finalmente dejará colocar una pantalla con aforo para 2.300 personas en la que seguir el próximo partido de octavos de final de la Selección española

Foto: Imagen del Camp Municipal de l'Àliga de Barcelona durante el España-Portugal. (EFE)
Imagen del Camp Municipal de l'Àliga de Barcelona durante el España-Portugal. (EFE)

El Ayuntamiento de Barcelona ha concedido finalmente la licencia a la plataforma "Barcelona con la Selección" para que pueda montar una pantalla gigante en el Camp de l'Àliga para ver el partido que España disputará con Rusia el próximo domingo en los octavos de final del Mundial de fútbol.

La plataforma había informado esta mañana de que el gerente del distrito de Gràcia les había denegado la petición porque el pacto con el consistorio sólo preveía poner pantallas para los partidos de cuartos de final, semifinal y final, además del primer partido de la fase de grupos que España jugó contra Portugal.

En el Ayuntamiento, molestos con la plataforma

Una portavoz del Ayuntamiento ha explicado a Efe que el gobierno municipal está molesto con la plataforma porque ayer, una vez recibieron la petición para instalar la pantalla gigante para el partido del domingo contra Rusia, les informaron de que les darían una respuesta este mediodía y la plataforma no ha esperado para comunicar lo que consideraba una denegación del permiso.

Horas antes de la rectificación y el Ayuntamiento había comunicado que no tenía previsto su planificación. Según la plataforma cívica Barcelona con la Selección, se trata de otro intento más de acoso y derribo a todo lo que suene a España por parte del independentismo excluyente catalán, en el que ubican a Ada Colau.

"En realidad, habíamos llegado a un principio de acuerdo verbal, porque no quedó nada por escrito, según el cual el Ayuntamiento aceptaba, tras duras negociaciones, dejarnos ver solo cuatro partidos, pero si nos cedía un espacio público para ello. Como pasaba el tiempo y no nos cedía el espacio, nos buscamos la vida y conseguimos el campo del Àliga, en el Tibidabo, un recinto privado. Y como no ha habido cesión de espacio público, en consecuencia, tendríamos que poder ver todos los partidos, ya que ya no hay pacto”, explica a El Confidencial Manel Hernández, portavoz de Barcelona con la Selección.

La entidad ha de solicitar permiso porque, aunque está en un recinto privado, la instalación es meramente deportiva, por lo que la retransmisión de un partido es un acto extraordinario. Y aquí es donde Colau y su equipo esperaban para dar el hachazo y prohibir la muestra de españolismo.

Según un comunicado de Barcelona con la Selección, "la explicación es clara: tras el éxito vivido en el España-Portugal, donde logramos reunir hasta 4.000 personas para ver el partido, una alarma se activó en el Ayuntamiento dirigido por Ada Colau. El temor a que se vea una Barcelona diferente a la que desde el consistorio desean vender es enorme". La reacción, según la entidad, fue prohibir a la Selección española en Barcelona. "Según dicen, ya podremos retransmitir los próximos partidos, pero no os extrañe que, en el caso de que pasemos de ronda, 48 horas antes de cada uno de estos futuros partidos nos impongan nuevas exigencias y nos pongan otras trabas. Su palabra ha perdido valor. ¡Estamos hartos de todas las vejaciones recibidas hasta el momento!".

Un Ayuntamiento sectario

La plataforma cívica asegura que "tenemos un Ayuntamiento sectario, que gobierna sólo para una parte de la población" y que "les repele y chirría todo lo relacionado con la palabra España". Asegura también que Colau no quiere ver a miles de jóvenes paseando con banderas españolas por la ciudad y remarca: "Sin embargo, en octubre de 2017 sí que permitió, hasta en dos ocasiones, que la ANC instalase pantallas gigantes en el Arco de Triunfo. El consistorio intenta jugar permanentemente con la ambigüedad política y por esa razón, lejos de dar una respuesta clara y valiente ante la opinión pública, se las ha ingeniado para dejarnos en fuera de juego en el último momento. Pero no va a contar con nuestro silencio. No vamos a agachar la cabeza".

La comunicación de la negativa a dar permiso la ofició por medio de un correo electrónico el gerente del distrito de Gràcia, Pere Camps. En esa comunicación, desestimaba dar permiso para instalar la pantalla gigante porque no lo tenía previsto. "Una vez consultados con el IBE (les pongo en copia) los acuerdos en relación a los partidos para los que hay acuerdo de colocar la pantalla en el campo de l’Àliga, nos comunican que estos se limitan a la final, semifinal, cuartos de final y el primer partido de la Selección, ya realizado". Claro que ese acuerdo se refería al caso de que el espacio utilizado fuese público, y no privado como es el caso, por lo que no tendría validez. El gerente se negó a hablar con El Confidencial cuando este diario comunicó con su oficina.

Seguidores de la Selección, durante el partido ante Portugal en L'Àliga. (EFE)
Seguidores de la Selección, durante el partido ante Portugal en L'Àliga. (EFE)

No es la primera vez que Colau intenta boicotear un acto de Barcelona con la Selección. Su Ayuntamiento, muy proclive a condenar agresiones y a presentarse como parte cuando estas se producen contra un colectivo, declinó defender a dos chicas y un chico que fueron agredidos por nazis catalanistas, alegando que ya había acusación particular y contradiciendo su propia normalidad democrática. Así lo reconoce la propia Barcelona con la Selección, que recuerda que, a pesar de los violentos vídeos difundidos, el propio teniente de alcalde Jaume Asens negó que hubiese agresiones.

Pero la entidad ya está ducha en peleas con la Administración local. "En junio y en septiembre de 2016, ya nos negaron la instalación de pantallas gigantes en plaza de Cataluña", se queja Manel Hernández. En aquellas fechas, los grupos independentistas gozaban de todas las facilidades para realizar actos masivos con pantallas ubicadas en los rincones más dispersos de la ciudad, sin que el Ayuntamiento se opusiese. Además, la plataforma de Barcelona con la Selección fue multada con 12.000 euros por haber retransmitido un partido.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios