frescura y verticalidad

Contra Marruecos apetece más ver la sangría de Asensio que el gran reserva de Iniesta

Es el tercer debate de la Selección. Primero fue el del '9', luego el de la portería con los fallos de De Gea y ahora si hay que dar descanso a Iniesta. Pues sí, que juegue Asensio

Foto: Marco Asensio conduce la pelota durante el partido de la Selección española contra Irán. (Efe)
Marco Asensio conduce la pelota durante el partido de la Selección española contra Irán. (Efe)

España llega al tercer partido de la fase de grupos y ya va por el tercer debate. Antes de aterrizar en Rusia, la discusión era quién tenía que ser el delantero centro. La falta de gol en los dos amistosos (Suiza y Túnez) dividía a los que querían a Diego Costa y los que miraban más a Iago Aspas o incluso Rodrigo como mejores perfiles para el estilo combinativo de la Selección. Diego Costa se cargó de un plumazo en el debut mundialista contra Portugal el primer debate. Dos goles ‘made in Costa’ para ganarse el puesto de indiscutible. El segundo es más polémico. Fue más caliente y no está cerrado 100% porque De Gea se convirtió en protagonista en un disparo, raso y centrado, de Cristiano Ronaldo en el que se le doblaron las manos. La inseguridad del guardameta cogía cuerpo porque, además, se presentaba en Rusia con otro fallo en el amistoso de Villarreal ante Suiza. El tercero es un mini-debate: ¿tiene que descansar Iniesta contra Marruecos?

No es un clamor, pero el asunto de la titularidad de Andrés Iniesta está sobre la mesa de las redacciones periodísticas y también en la cabeza de Fernando Hierro. No es que el seleccionador esté descontento con su rendimiento sino que sigue la misma línea que Lopetegui. No ven a Iniesta para empezar y acabar los partidos y eso significa que, al margen de lo que transmite en el campo, manejan otros parámetros que dicen que hay que dosificarlo para que aguante firme la competición. Se le van apagando las luces...

Precisamente, Hierro ha manifestado antes del partido contra Marruecos que hay que tener las luces bien encendidas porque es un rival que, aunque no se juegue nada, ha declarado que desea ganar por su honra y le preocupan las transiciones. Marruecos hará correr a España, como se las hizo pasar canutas a Portugal, y los hombres de Hierro necesitan piernas frescas y pulmones enteros. ¿Qué necesidad tiene, entonces, Fernando Hierro de exponer a Iniesta a un partido de mucho desgaste si hay otros chicos más jóvenes para darse la paliza contra Marruecos? Quizás Iniesta sea suplente y, aunque no habrá muchos cambios, Hierro retocará el centro del campo con la entrada de Marco Asensio o Thiago por el de Fuentealbilla. Personalmente, me decantaría por Asensio para aprovechar los espacios que dejarán los marroquíes en un partido que se propone roto y alocado. Con la verticalidad y el descaro de Marco Asensio tendremos menos pausa y más peligro en ataque.

Andrés Iniesta durante el partido contra Irán. (Efe)
Andrés Iniesta durante el partido contra Irán. (Efe)

Silva tampoco está en su mejor momento

Habrá algún que otro cambio con respecto al último once que salió contra Irán. Koke por Lucas Vázquez, probablemente, para hacer más sólido y equilibrado el centro del campo en un momento en el que España no está destacando por defender bien y Busquets se ve, por momentos, superado. Es mi apuesta aunque Hierro parece dudar entre el descanso de Iniesta o David Silva. Otro, el canario, que como Iniesta tiene mucha calidad y voluntad, pero que no ha mostrado su mejor versión en los partidos contra Portugal e Irán.

De partido trampa ha calificado Fernando Hierro la cita contra Marruecos y tiene razón. A España le vale con un punto para clasificarse para los octavos de final. Pero convendría ganar y bien para ser primeros de grupo, que es la mejor forma de pasar para aumentar la confianza y entrar por el cuadro menos complicado del Mundial. Ganar con goles, si es posible con la portería a cero para refuerzo de David de Gea y buen juego. Mejorar las sensaciones es una de las obligaciones de España en un partido contra Marruecos en el que apetece ver más la sangría que puede hacer Marco Asensio y guardarnos el gran reserva de Iniesta para mejores ocasiones. Cuando entremos en las fases de eliminatoria -si pasamos a octavos- seguro que no dudaremos de que Iniesta tiene que empezar el partido y jugar hasta que el cuerpo le diga basta. Su experiencia y calidad están por encima de cualquier debate, pero si hay un partido en el Mundial para ahorrarle esfuerzos ese es el de hoy contra Marruecos.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios