UNA MONEDA PODRÍA INCLUSO SER DECISIVA

Un liderato 'trampa': España puede pasar a octavos como primera... o caer eliminada

Pese a ser primera del Grupo B, la Selección no tiene ni mucho menos hecha su clasificación a los octavos de final. Ni siquiera ganar a Marruecos le aseguraría este puesto de honor

Foto: Los jugadores de la Selección celebran el gol de Diego Costa ante Irán. (Reuters)
Los jugadores de la Selección celebran el gol de Diego Costa ante Irán. (Reuters)

La Selección española dio un paso de gigante hacia los octavos de final con su victoria ante Irán (0-1): un triunfo sin demasiado brillo, pero fundamental en las aspiraciones de la Roja en su lucha por su segundo Mundial. Con los tres puntos conseguidos ante el combinado entrenado por Carlos Queiroz, el equipo nacional es primero del Grupo B, pero no tiene ni mucho menos asegurada la clasificación. Es más, pese a contar con cuatro puntos puede incluso quedar eliminada.

Ahora mismo, España es primera de grupo gracias a las tarjetas. Es decir, el reglamento determina que el desempate se establece, por orden, por la diferencia total de goles, el total de goles a favor, los puntos entre equipos empatados, la diferencia de goles entre equipos empatados, goles a favor entre equipos empatados, menos tarjetas y sorteo puro y duro. Actualmente, España y Portugal empatan a todo, salvo a tarjetas: una de la Roja por dos de los lusos nos coloca en primer lugar.

Ante esta tesitura, una simple amarilla o una moneda pueden ser las que terminen por determinar qué equipo pasa como primero y, por ende, cuál será el cruce en octavos de final. Pero España, por liderar actualmente su grupo, tiene en sus manos la capacidad de resolver la ecuación con éxito: será primera si gana a Marruecos y Portugal no consigue la victoria ante Irán; o, en caso de que los lusos también ganen, si vence su partido por más goles. Si no, habrá que utilizar los criterios de desempate.

En caso de que España no gane, solo existen dos posibilidades de que sea primera de grupo: que Portugal e Irán también empaten, pero la Selección iguale por más goles; o que ambos partidos acaben en empate con el mismo resultado y España no vea más amarillas que los lusos. A partir de ahí, cualquier otra combinación complica la existencia a los de Fernando Hierro, hasta el punto de que incluso puede quedarse fuera del campeonato del mundo.

David de Gea, en un momento del partido ante Irán. (EFE)
David de Gea, en un momento del partido ante Irán. (EFE)

Ya hemos dicho que la Selección será segunda si gana a Marruecos y Portugal hace lo propio ante Irán, pero marcando más goles, aunque también en estos casos: si España no pasa del empate ante el conjunto africano, y los lusos también igualan pero hacen más goles; o si la Roja empata e Irán derrota a Portugal. También será segunda si pierde su partido ante Marruecos y gana Portugal, o si cae derrotada, gana Irán y España logra mejor diferencia de goles que los lusos.

Pero ojo, porque hay dos combinaciones que nos dejan fuera. La primera de ellas, la contraria a la última opción: perder por más goles de por los que cayera derrotada Portugal; y, la segunda, que España pierda por más de dos goles y Portugal e Irán empaten su partido. Sea como fuere, será una jornada de infarto para la Selección nacional: no será hasta el lunes a partir de las 20:00 horas cuando se sepa si España continúa con vida en el Mundial de Rusia.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios