Löw impone la ley marcial en Alemania: prohibido el alcohol, el sexo... y las redes
  1. Deportes
  2. Fútbol
BUSCA GANAR EL SEGUNDO TÍTULO CONSECUTIVO

Löw impone la ley marcial en Alemania: prohibido el alcohol, el sexo... y las redes

El seleccionador alemán sabe que el campeón suele sufrir en el siguiente Mundial (véase España) y, para ello, ha decidido imponer severos controles a sus jugadores

Foto: Joachim Löw quiere que la concentración para el Mundial no tenga fisuras. (Reuters)
Joachim Löw quiere que la concentración para el Mundial no tenga fisuras. (Reuters)

Italia y Brasil pueden presumir de ser las dos únicas selecciones que han ganado dos Mundiales seguidos y, ahora, Alemania se encuentra en disposición de igualar tan complicado logro. Tras convertirse en campeona del mundo por cuarta vez en Brasil 2014, buscará en Rusia volver a reinar en el fútbol mundial y, para ello, Joachim Löw no quiere ningún tipo de distracción: así, el seleccionador ha impuesto la ley marcial en la concentración para evitar despistes.

Löw ya ha anunciado que son tres normas la que todo miembro del grupo debe de aceptar durante el tiempo que dure la concentración de Alemania en el Mundial: ni sexo, ni alcohol, ni redes sociales. El seleccionador quiere controlar estos tres aspectos al máximo, con ligeras excepciones, pero con la intención de que el jugador se olvide de todo lo que le rodee y solo se centre en dar el máximo durante un mes con el objetivo de volver a ser campeones del mundo.

Foto: Odriozola. (Reuters)

Desde el momento en el que Löw ha anunciado a los 27 convocados de su prelista para el Mundial, el seleccionador ha dejado claro cuál será su forma de trabajar. Son normas que, de manera habitual, el seleccionador ha ido calando entre sus jugadores, aunque la gran novedad de cara al próximo campeonato tiene que ver con las redes sociales: unas polémicas fotografías hace escasos días han provocado que incluso el técnico amenace con la exclusión de jugadores.

Todo sucedió hace unas semanas cuando, tras anunciar anunciar esta prelista, dos jugadores se metían en un lío de manera inconsciente. Mesut Özil e Ilkay Gündogan, nacidos en Alemania pero hijos de descendientes turcos, acudían a un encuentro con el presidente otomano, Recep Tayyip Erdogan. En él, ambos jugadores de la Premier le regalaron unas camisetas del Arsenal y del Manchester City, respectivamente... y, el Gobierno turco, se encargó de filtrar las fotos.

placeholder Özil, posando con la camiseta del Arsenal junto a Erdogan. (Reuters)
Özil, posando con la camiseta del Arsenal junto a Erdogan. (Reuters)

Esta situación no sentó nada bien en Alemania: "El fútbol y la DFB defienden valores que no son completamente tenidos en cuenta por el señor Erdogan. No es bueno que se dejen manipular por su campaña electoral pues, con este tipo de gestos, no contribuyen a nuestro trabajo de integración", aseguraba Reinhard Grindel, presidente de la DFB, tras ver las fotografías. Y, para evitar más revuelos y problemas, Löw ha decidido prohibir el uso de las redes sociales en Rusia.

Para ello, el seleccionador ya ha anunciado que quedan terminantemente prohibido publicar fotografías en el campo de entrenamiento, en el vestuario o en el hotel, aunque aún hay un aviso más serio: cualquier filtración de información confidencial, relacionada con alineaciones, tácticas, estrategias o similares, podría ser castigada con la expulsión de la selección. Löw se ha puesto serio y quiere que la concentración de la selección alemana se un búnker.

placeholder Özil celebra un gol en el último amistoso de Alemania frente a Austria. (Reuters)
Özil celebra un gol en el último amistoso de Alemania frente a Austria. (Reuters)

Un 'búnker' en Rusia

Pero, además de las redes sociales, los jugadores del equipo ya saben que tienen prohibidas las visitas de familiares durante la concentración. De hecho, durante el 'stage' previo que están teniendo para preparar la competición, solo pueden tener visitas si son programadas y están aceptadas por el cuerpo técnico de la selección. Una vez viajen a Rusia, queda terminantemente prohibido cualquier tipo de encuentro, aunque sea con sus propias novias o mujeres.

Por supuesto, como es lógico entre deportistas de primer nivel, el alcohol está prohibido, especialmente si conlleva excesos. Eso sí, el cuerpo técnico alemán asegura que, durante las comidas -y no todos los días- podría tomarse una copa de vino o una jarra de cerveza, siempre que la dirección del equipo lo considere oportuno. Estas son las normas que Joachim Löw ha impuesto de cara al Mundial de Rusia: severas, sí, pero está en juego volver a ganar un Mundial. Palabras mayores.

Joachim Löw Mesut Özil Alcohol
El redactor recomienda