sigue líder del grupo g tras ganar en macedonia

La asignatura pendiente de España: tocar y tocar sin tener ningún resbalón

Los goles de Silva y Diego Costa dieron a España la victoria en Macedonia en un partido en el que volvió a adolecer de falta de pegada a pesar de dominar con mucha autoridad

Foto: Diego Costa agradece a Isco su asistencia en el segundo gol de España contra Macedonia. (EFE)
Diego Costa agradece a Isco su asistencia en el segundo gol de España contra Macedonia. (EFE)

La principal virtud de España se convierte, con más frecuencia de la deseada, en uno de sus grandes defectos. El control absoluto a través de la posesión que ejerce en los partidos, sobre todo ante la mayoría de rivales que se encuentra en las fases clasificatorias, no suele traducirse en goles. El guion ya es conocido: España toca y toca, falla más ocasiones de la cuenta y se queda embobada en su exquisitez técnica, olvidando que el marcador aún no es lo suficientemente amplio y que el rival puede marcar cuando tenga su ocasión. Porque la va a tener, siempre es así. Es lo que pasó en Macedonia, donde acabó ganando por 1-2 un partido en el que podía haber goleado.

"El fútbol es así, si al final tienes innumerables ocasiones y no terminas de meter el 0-3, en un chispazo el rival se mete y es el peligro. El equipo ha salido con una mentalidad fantástica en la primera parte y en la segunda también", analizó Lopetegui en rueda de prensa. "En líneas generales hemos hecho muchas ocasiones de gol para ganar de manera más holgada, pero esto es fútbol y las ocasiones marcan los resultados. La valoración hay que hacerla global y hemos tenido fútbol, ocasiones, no han hecho transiciones en la primera parte, que es una de sus virtudes, y donde a Italia le costó ganar, nosotros lo hacemos de forma contundente. No en el resultado, pero sí por cómo nos hemos mostrado en el campo", continuó el seleccionador. Esa dificultad para marcar es más visible fuera de casa, donde la selección no ha anotado más de dos goles.

Podía no parecerlo, pero el partido en Macedonia de este domingo tenía mucho peligro para España. En medio de la distracción generada por otra absurda polémica con Piqué como protagonista y por los numerosos rumores de fichajes, la selección se plantó en Skopje con la obligación de ganar. Como siempre, dirán. Sí, pero también porque dando por hecha la victoria de Italia ante Liechtenstein (5-0), España no podía permitirse un tropiezo y llegar por detrás al decisivo duelo del 2 de septiembre en el Bernabéu. Solo el primer clasificado se mete directamente en el Mundial, tener la obligación de ganar a Italia, por mucho que juegues en casa, no es el escenario ideal. Además, seis de los juagdores más importantes de Julen Lopetegui (Piqué, Busquets, Thiago, Ramos, Diego Costa y Vitolo) estaban apercibidos de sanción.

Silva, que ya marcó el miércoles contra Colombia, abrió el marcador en Macedonia. (EFE)
Silva, que ya marcó el miércoles contra Colombia, abrió el marcador en Macedonia. (EFE)

Isco adelanta a Vitolo

Por primera vez desde que es seleccionador, Lopetegui juntó a Busquets, Iniesta, Thiago, Silva e Isco en el once titular. Hasta ahora, ya fuera por lesiones o por decisión técnica, esos cinco jugadores no habían coincidido y el seleccionador había apostado sobre todo por Vitolo, un jugador que no se parece al cuarteto de 'bajitos' titular hoy y al que Isco parece haber superado ya en los planes del seleccionador. Tal y como está, cuesta imaginarlo en el banquillo.

"Es verdad que he terminado la temporada muy bien. La confianza es importante para cualquier jugador y yo he llegado muy bien", dijo el malagueño, por primera vez titular en esta fase de clasificación. "Ha hecho un buen partido, con condiciones para adaptarse a diferentes posiciones en el centro del campo y jugando de extremo", le elogió Lopetegui. "Ha tenido incidencia en los goles y alguna ocasión clarísima. Cuando se puso el partido raro tuvo personalidad para tener el balón en un buen partido", añadió el técnico, que ha contado con él desde el primer momento.

El madridista jugó en principio escorado a la izquierda en la línea que completaban Silva en la derecha y Costa arriba. Pero en la práctica, España jugó con cuatro centrocampistas muy móviles, repartidos en dos niveles (Iniesta y Thiago en la base y Silva e Isco más arriba) y escoltados por Busquets, que se asociaban por el centro y dejaban las bandas para los laterales. Con esa disposición, la selección dominó el partido y se puso 0-2 en la primera parte.

El primer gol lo marcó Silva. El canario, máximo goleador de la era Lopetegui, resolvió dentro del área tras un pase de Jordi Alba precedido de una genialidad de Iniesta. El centrocampista del City controló y se dio la vuelta con el balón pegado a su pie izquierdo y marcó con un tiro raso con la derecha. Eso fue en el minuto 15. Y antes de la media hora, Costa marcó el segundo tras rematar a placer un centro de Isco desde la derecha. En seis partidos con Lopetegui, el delantero del Chelsea lleva cinco goles.

Ristovski marcó el gol macedonio en la segunda parte. (Reuters)
Ristovski marcó el gol macedonio en la segunda parte. (Reuters)

El "partido raro"

La muralla macedonia apenas duró media hora, pero una vez derribada, España no consiguió volver a marcar. El dominio continuó, pero no se transformó en goles. Y llegaron los problemas. Lo que Lopetegui llamó "partido raro". En el minuto 66, Macedonia cazó un contragolpe y acortó distancias. Ristovski se fue de Ramos, aguantó la carrera Carvajal y cuando entraba en el área soltó un zapatazo que se coló por la escuadra de la portería de De Gea.

A España no le entró el pánico y siguió a lo suyo, siendo dueña del balón, aunque sin la pólvora necesaria para marcar el tercero. Así llegó al descuento, donde tuvo otro susto. Por fortuna, Nestorovski se quedó sin espacio y no tuvo las ideas muy claras tras superar a Ramos en el área. España cumplió. Ganó y no perdió ningún jugador. Tiene 16 puntos, los mismos que Italia, con la que comparte el liderato del grupo G a cuatro jornadas para el final de la fase de clasificación. Además de recibir a los italianos, España todavía tiene que viajar a Liechtenstein e Israel y jugar en casa contra Albania.

Ficha técnica

1 - Macedonia: Dimitrievski, Tosevski (Trajkovski, m.74), Shikov, Mojsov (Trickovski, m.85), Ristevski; Ristovski, Stjepanovic (Elmas, m.46), Spirovski, Alioski; Nestorovski y Pandev.

2 - España: De Gea; Carvajal, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets; Silva (Pedro, m.68), Thiago (Koke, m.74), Iniesta (Saúl, m.90), Isco; y Diego Costa.

Goles: 0-1, m.15: Silva. 0-2, m.27: Diego Costa. 1-2, m.66: Ristovski.

Árbitro: Pawel Gil (Polonia). Amonestó a Pandev (35), Mojsov (64), Elmas (78), Sikov (87) y Ristevski (92) por Macedonia; y a Silva (67) y Jordi Alba (72) por España.

Incidencias: encuentro correspondiente a la sexta jornada el Grupo G, disputado en el Nacional Arena Felipe II, ante la presencia de 18.500 espectadores.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios