entrevista con iñigo martínez, central de la real

"¿Laporte? Si hubiera pasado, seguiría peleando por volver aquí, nada más"

El defensa de la Real no se esperaba ni por asomo que Lopetegui le convocase para estos partidos, pues llevaba mucho tiempo añorando una llamada que no llegó y, si lo hizo, no pudo ser respondida

Foto: Iñigo fue campeón de Europa sub-21 con Lopetegui de entrenador (Carmen Castellón).
Iñigo fue campeón de Europa sub-21 con Lopetegui de entrenador (Carmen Castellón).

No hay nadie que sepa mejor que uno mismo cuándo se encuentra en óptimas condiciones y cuándo necesita a alguien que le eche una mano, o simplemente debe sentarse a pensar qué pasa. Si hace unos años nos hubiéramos preguntado quiénes serían los centrales de la Selección a estas alturas, habríamos dicho, sin dudar, que serían Ramos, Piqué e Iñigo Martínez. Y sin embargo, la llamada de Lopetegui al central de la Real Sociedad fue una verdadera sorpresa. De hecho, ni estaba incluido en la primera lista, sino que entró por la baja de otro central, Javi Martínez. De lo contrario, habría tenido que esperar su oportunidad durante un mes más, al menos.

Iñigo es bien consciente de que si no se asentó en ningún momento en la Absoluta fue, en buena parte, responsabilidad suya. Ese central zurdo, de los pocos que hay en nuestro país, que la rompió en la Real desde que ascendió al primer equipo dejó de asombrar a todos. Era uno más. No acabó de dar ese paso de madurez que permite la evolución tanto personal como deportiva de un futbolista. Hasta hace un tiempo. Iñigo ha cambiado y para bien. Y Del Bosque lo notó, porque hace un año se volvió a acordar de él para completar una convocatoria, con la mala suerte del chaval que se lesionó en un partido contra el Málaga y se quedó con las ganas. En esta entrevista con El Confidencial, el defensa 'txuri-urdin' recuerda desde sus mejores momentos, con la Eurocopa sub-21 de 2013 como protagonista, hasta su experiencia con Lopetegui y analiza también a su competencia por un puesto en España.

Pregunta: ¿Qué sueles hacer cuando juega la Selección y no estás convocado?

Respuesta: Como todo buen aficionado, ver los partidos. Siempre me ha gustado ver a la Selección porque así puedo aprender de jugadores indiscutibles para el equipo como Sergio Ramos o Piqué.

P: ¿Cuando ves los partidos, los analizas o solo disfrutas?

R: Un poco las dos cosas. Los futbolistas somos los que más nos fijamos en lo que pasa porque es nuestro trabajo. No solo en los defensas, sino en todos los aspectos, como la línea defensiva, la presión, los errores que cometen tanto los delanteros como en los defensivos. Todo futbolista se fija en los detalles de los partidos.

P: ¿Qué te parecía la Selección cuando la veías desde fuera?

R: La Selección siempre ha tenido grandes jugadores y los sigue teniendo. Una de sus armas es tener la posesión del balón, que es cuando se sienten a gusto. Y si tienen confianza, pocos rivales son capaces de presionar esa salida de balón, esa posesión, porque hay muchos jugadores habilidosos aquí. Es muy difícil hacerle frente, se ve en cada partido que cuando están enchufados, crean ocasiones fácilmente. Son muy completas.

Todo jugador tiene altibajos. Yo sabía que había momentos en los que no me encontraba del todo bien y le di muchas vueltas a la cabeza"

P: Pero a esta última España le ha costado generar ocasiones. 

R: Son momentos en el fútbol. Hay veces que salen las cosas y otras no, o te sientes mejor o peor. La idea de la Selección siempre ha sido tener la posesión del balón y arriesgar con él. Nunca han puesto en duda su estilo de juego. Además, ahora a Julen le gusta mucho esa manera de jugar y creo que le vendrá muy bien al equipo.

P: Durante estos tres años de ausencia, ¿veías lejos volver?

R: No es que la viera lejos, pero sí que uno sabe cuándo está bien y tiene opciones de ir o cuándo está mal y no las tiene. Nunca perdí la fe y confiaba en mí. Yo seguí trabajando en mi equipo, donde si hago las cosas bien, puedo estar aquí. Al final, he tenido la suerte de volver y me toca estar bien para seguir viniendo.

P: ¿Qué parte de responsabilidad tienes de no haber vuelto antes?

R: Todo jugador tiene altibajos. Mantener la línea buena por siempre es muy complicado. Yo sabía que había momentos en los que no me encontraba del todo bien y le di muchas vueltas a la cabeza, intentando corregirme y así regresé a mi nivel y pude venir. Cuando uno viene, la culpa la tiene uno mismo. Y cuando no lo he hecho, no he culpado a nadie, sino que he intentado mejorar en todos los sentidos. Tuve otra llamada de Del Bosque cuando me lesioné contra el Málaga, tuve muy mala suerte. Fue una de las oportunidades que perdí, pero el fútbol da muchas vueltas.

P: ¿Ha influido la mala racha de la Real Sociedad?

R: Cuando el equipo está bien hay más opciones de estar en la Selección, y uno mismo se sentirá mejor. Resulta más fácil todo. No hemos sido regulares desde que estuvimos en la Champions. Esperemos que este año podamos volver a estar arriba.

Iñigo ha jugado 189 partidos con la Real Sociedad a sus 25 años (Carmen Castellón).
Iñigo ha jugado 189 partidos con la Real Sociedad a sus 25 años (Carmen Castellón).

P: ¿En qué has cambiado tú en estos tres años personal y deportivamente?

R: Uno va madurando y ve cosas que hace tres o cuatro años no las veía. Cuando empecé era muy agresivo, fallaba mucho, era un recién llegado y no sabía cómo iba todo esto. Por suerte tuve gente a mi alrededor que me guio por el buen camino y poco a poco he ido reforzando esas cosas en las que antes fallaba.

P: ¿Quiénes fueron los que más te ayudaron?

R: Los primeros siempre son los familiares que están a mi alrededor. Me ayudaron para que no me subiera todo esto a la parra. Pero también la Real, que trabaja mucho en ese aspecto con los jóvenes.

P: ¿Te llegaba a molestar que en tu puesto fueran jugadores como Bartra y Nacho que no jugaban habitualmente?

R: Yo sabía que estaría entre nosotros tres. Pudieron darse varios motivos, pero yo creo que el principal es que al seleccionador le gustaba más uno que otro. Yo daba lo mejor de mí, solía jugar, pero si ellos están como suplentes en Barça y Real Madrid significa que son muy buenos. Le daba vueltas a la cabeza, pero sabía que estaba entre los tres.

Cuando empecé era muy agresivo, era un recién llegado y no sabía cómo iba esto. Por suerte tuve gente que me guio por el buen camino"

P: Además, Javi Martínez pasó a jugar de central.

R: Sí. Ya en su último año en el Athletic empezó a jugar ahí y también lo hace ahora en el Bayern. Es un portento. Desde luego no falta gente en ese puesto.

P: Se habló y mucho de la posible nacionalización de Aymeric Laporte. ¿Qué te habría parecido?

R: Son cosas en las que no puedo entrar. No me gusta opinar de ese tipo de cosas. No está en mis manos, deciden otros. Si hubiera pasado, seguiría peleando por volver aquí, nada más.

Los sub-21 celebran el título europeo de 2013 tras golear a Italia (Abir Sultan/EFE).
Los sub-21 celebran el título europeo de 2013 tras golear a Italia (Abir Sultan/EFE).

P: ¿Qué recuerdo tienes de Lopetegui?

R: Muy bueno. Siempre he tenido muy buena relación con él durante todos estos años. Desde el primer día que llegué a la sub-21 me trató como uno más y siempre he tenido su confianza. Tuve la suerte de ganar la Eurocopa en Israel jugando como titular. Fueron momentos inolvidables, son cosas que pasan muy pocas veces en la vida y hay que aprovecharlas.

P: ¿Y a Julen lo veías como seleccionador?

R: A mí siempre me ha gustado. Una de las cosas que más aprecio es que nunca ha dudado de su método. Si uno confía en sí mismo y jugadores que creen en él, puede ser un gran entrenador. Y Lopetegui lo ha demostrado. 

P: ¿Qué diferencias has notado entre Del Bosque y Lopetegui?

R: Son ideas muy parecidas. El estilo de la Selección no ha cambiado ni creo que vaya a cambiar. Siempre se ha tratado de mantener la posesión del balón y no creo que haya demasiadas diferencias. Uno trabaja de una forma, otro de otra, pero el estilo de juego, que es lo más importante, no se ha variado.

P: De aquella sub-21 sois ya varios en la Absoluta -De Gea, Carvajal, Koke, Thiago, Morata y Nacho están en la convocatoria-. ¿Imaginabas que podíais llegar tantos al primer equipo?

R: Si en la sub-21 y en tu equipo haces bien tu trabajo, está claro que tendrás muchas opciones de llegar. A estos niveles, cuando bajas un poco la forma, bajas tú y otros avanzan. Por eso digo que lo difícil es mantener el nivel. Por suerte, han llegado muchos jugadores de aquel campeonato y eso significa que hay grandes jugadores en España.

Isco es un jugador especial, distinto a los demás y se ve cada vez que juega. Necesita el cariño de la gente, pero en el Madrid es difícil destacar"

P: En aquel equipo también estaba Asier Illarramendi, ¿por qué no ha acabado dando el salto de calidad?

R: Los que lo conocemos sabemos que es un gran jugador, lo demostró en la Real, lo demostró en aquel Europeo y cuando por un jugador tan joven el Real Madrid paga tanto, significa algo. Es cierto que no fueron sus mejores años en el Madrid, no entró del todo en la dinámica y decidió volver a casa. Asier es uno de los mejores jugadores que tenemos en la plantilla ahora mismo, y si está bien, se nota mucho, es el que lleva al equipo, el que lo maneja todo. Ahora le está dando la vuelta a la situación, se encuentra mejor, lleva unos cuantos partidos a su mejor nivel. Allí confiamos todos en el potencial de Illarra y nadie duda de él.

P: Isco, otro compañero tuyo en la sub-21, está pasando un mal momento en el Real Madrid. ¿Cómo ves su situación? ¿Le recomendarías salir?

R: El jugador es el que mejor sabe lo que está pasando y debe ser él el que decida si tiene que salir o no. Es un jugador especial, distinto a los demás y se ve cada vez que agarra la pelota. Necesita el cariño de la gente, pero el Madrid es un gran club y es muy difícil destacar. Son momentos malos, pero se reencontrará con su mejor versión.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios