empieza el miércoles en el manchester united

Un bronce bien vale unas vacaciones para cualquiera, menos para Louis van Gaal

La selección holandesa ganó el bronce el sábado y sus jugadores se van de vacaciones. No así Van Gaal, que empieza el miércoles en el Manchester United

Foto: Louis van Gaal se marcha al United tres días después de ganar el bronce mundialista (Reuters).
Louis van Gaal se marcha al United tres días después de ganar el bronce mundialista (Reuters).

El Mundial finalizó este sábado para todos los integrantes de las selecciones que se jugaron la medalla de bronce del campeonato. Tanto los jugadores de Brasil y de Holanda como los miembros de ambos cuerpos técnicos tendrán, al menos, dos merecidas semanas de vacaciones antes de volver a vestirse de corto, ya con las ropas de sus clubes, en el caso de los jugadores. En cambio, los entrenadores, por lo general, se marcharán a sus casas o a sus destinos turísticos favoritos para disfrutar del verano hasta la próxima cita internacional, allá por septiembre. Todos, menos uno. Para entonces, Louis van Gaal ya llevará casi dos meses como entrenador del Manchester United.

Este domingo, Holanda fue recibida en el aeropuerto de Amsterdam por su afición. Apenas acaba de salir de trabajar en su último empleo y justo cuando tenía tiempo de lanzarse al desenfreno propio del tiempo libre, Van Gaal se tiene que marchar a Manchester, y además, de forma casi inmediata. Este mismo miércoles está previsto que todos los jugadores no internacionales del club, entre ellos, por ejemplo, Ander Herrera, se incorporen a los primeros entrenamientos de los red devils del verano, previo paso a marcharse el viernes a Estados Unidos, donde empezarán una gira que los enfrentará a Los Ángeles Galaxy, Roma, Inter de Milán y Real Madrid. Es decir, ni siquiera tendrá unos partidos sencillos contra los habituales sparrings de pretemporada, sino que se medirá con rivales de primer nivel desde el inicio.

El resto de seres humanos, después de un trabajo como entrenar a un combinado nacional, querrían descansar durante un tiempo antes de enfrentarse a una nueva labor en otro sitio, para recuperar la frescura de días relajados, aclarar la mente y encarar con ganas la aventura que empieza. “No necesito vacaciones y no es un problema para mí”, dice Louis van Gaal. No forma parte de esa parte de la sociedad que quiere descansar en algún momento del año. Tendrá que esperar hasta el año que viene, en el verano de 2015, cuando no tendrá ningún cometido al frente del United más que componer la siguiente plantilla.

Van Gaal, a la llegada de la 'Oranje' a Amsterdam (Reuters).
Van Gaal, a la llegada de la 'Oranje' a Amsterdam (Reuters).

Pero la labor de Van Gaal es tremendamente “excitante”, como dice el ya exseleccionador oranje. "Trabajar a diario con gente joven es algo para lo que no necesito tomarme tiempo libre para descansar. Lo estoy deseando. Solo he conocido a dos personas de la gestión diaria del club, el ojeador jefe y el consejero delegado. Y he conocido a dos de los dueños. Es hora de conocer a más gente en el club". Tiene ante sí el gran reto de devolver la gloria perdida al club que Alex Ferguson hizo grande hasta hace bien poco (aunque el United parece haber perdido el rumbo, fue campeón de la Premier League en 2013).

En Old Trafford se encontrará con su hombre de más confianza dentro del vestuario de la Oranje, Robin van Persie, capitán de Holanda durante todo el Mundial ante la ausencia de Kevin Strootman, primer capitán de la selección. Van Persie se prevé también líder del United después de las bajas de Nemanja Vidic y Ryan Giggs. Pero Van Gaal quería a otro de sus secuaces principales a su lado en Manchester, Arjen Robben, y se lo pidió claramente durante la competición. Pero Robben le respondió igual de claro: “no, me quedo en el Bayern”. Fue precisamente Louis van Gaal el que sacó a Robben del Real Madrid y se lo llevó a Baviera para convertirlo en uno de los mejores jugadores del mundo.

El resto de la organización del Manchester United será obra pura y dura del extécnico del Barcelona. Necesita devolver la ilusión a un equipo que parece haber perdido no sólo las ideas de cómo jugaba con Ferguson, afectados por el efímero y poco fructífero paso de David Moyes por Manchester, sino que en ciertos momentos de la temporada dieron la impresión de haber perdido incluso el hambre por ganar. A la llegada de Ander Herrera, Van Gaal ha sumado a Luke Shaw, una joven promesa para el lateral izquierdo y una muestra más de la constante búsqueda del holandés del talento joven, como ha hecho en todos los equipos en los que ha estado. Y podría ser, según publica un medio chileno, que el United esté cerca de cerrar a Arturo Vidal, de la Juventus.

La idea del United al contratar a Louis van Gaal no es que el holandés se convierta en el nuevo Ferguson y que inicie una era que parezca interminable, como fue el caso del escocés. Van Gaal, no en vano, tiene 62 años, por lo que sería complicado que su mandato se prolongue en exceso. Lo que realmente quiere la directiva red devil es que Ryan Giggs sea el futuro entrenador de la entidad, y con Van Gaal esperan que se curta, que conozca cómo se trata con un vestuario desde la parte del técnico, porque Giggs, si algo sabe, es como ser un líder de una plantilla. Esa será la misión oculta de Van Gaal, ejercer de profesor para el que está destinado a ser su sucesor.

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios