Khedira, clave para que Alemania se comiera a Brasil en la primera media hora
  1. Deportes
  2. Fútbol
el madridista hizo un partidazo y metió un gol

Khedira, clave para que Alemania se comiera a Brasil en la primera media hora

Uno de los jugadores más reforzados de la paliza de Alemania a Brasil en las semfinales del Mundial es Khedira, que realizó un gran partido, con gol incluido

Foto: Khedira marcó el quinto gol del partido (Reuters)
Khedira marcó el quinto gol del partido (Reuters)

Uno de los jugadores más reforzados de la paliza de Alemania a Brasil en las semfinales del Mundial es Sami Khedira. El jugador del Real Madrid, que había tenido un torneo gris hasta el momento, brilló en la posición de interior, liberado de las tareas de creación y llegando con continuidad y mucho peligro a las inmediaciones del área defendida por Júlio César.

El centrocampista alemán, que se pasó casi toda la temporada lesionado por una rotura de ligamentos, comenzó el Mundial con dudas. Joachim Löw confió en él como titular en los dos primeros encuentros, como también había hecho antesAncelotti, que lo alineó en la final de la Liga de Campeones sin estar a tope físicamente. Sin embargo, no estuvo fino en la primera fasecon Lahm a su lado, y el seleccionador alemán decidió cambiar. Schweinsteiger entró en el once, el capitán de la selección pasó al lateral y Khedira vio desde el banquillo los partidos contra Estados Unidos y Argelia, aunque contra los africanos entró en el minuto 70 sustituyendo al lesionado Mustafi.

Contra Francia volvió al once y compartió centro del campo con Schweinsteiger y Kroos, el mismo tríoelegido por Löw ante Brasil. El seleccionador alemán se olió los problemas que podría tener Brasil en la salida de balón y le dio una misión clara a sus delanteros y centrocampistas, pero especialmente a Khedira: presionar a los mediocentros brasileños cuando recibían de espaldas y evitar que sacaran el balón jugado con facilidad. Y el centrocampista del Real Madrid cumplió su papel a la perfección e incluso metió un gol en una de sus múltiples llegadas al área.

Özil, Müller y Klose formaban la primera línea de presión, con Toni Kroos y Sami Khedira por detrás de ellos como interiores, apoyados por Schweinsteiger, más estático que el resto de los jugadores de ataque alemanes. Con esa formación ofensiva, que constituía el inicio de su defensa, Alemania apenas pasó apuros en la primera mitad. En la segunda las cosas fueron un poco diferentes y Neuer tuvo que hacer varias paradas de mérito.

Tanto los centrales brasileños, David Luiz y Dante, como los mediocentros, Luiz Gustavo y Fernandinho, se vieron sobrepasados por los alemanes. Entre el minuto 10 y el 30, a Brasil le cayeron golpes por todos los lados. Fue una tormenta perfecta, pero la mala defensa brasileña hizo que los daños fueran enormes. Lahm llegaba hasta la línea de fondo aprovechando los descuidos de Marcelo; Klose y Müller volvían locos a David Luiz y Dante (Brasil ha echado mucho más de menos a Thiago Silva que a Neymar); y cuando Brasil tenía el balón, Kroos y Khedira ahogaban a sus rivales y robaban con facilidad.

Así llegó el cuarto gol. Nada más sacar de centro tras el 0-4, Khedira robó a Fernandinho y asistió dentro del área para que Kroos marcara su segundo gol. El primero, el 0-3, también había nacido de las botas de Khedira, que abrió a la derecha para que Lahm asistiera a su compañero de equipo. El jugador del Real Madrid consiguió su tanto minutos después, justo antes de la media hora, tras unpase de Özil. Fue el final de una media hora que pasará a la historia del fútbol.

En la segunda parte, aunque Brasil tenía más el balón, Alemania creaba mucho peligro cada vez que pasada del medio del campo. Khedira también participó en la jugada del sexto gol, obra de Schürrle, que sustituyó a Klose. Y luegofue sustituido en el minuto 76 por Julian Draxler y recibió la felicitación de Löw.

Brasil
El redactor recomienda