gHANA, NIGERIA Y CAMERÚN SE QUEJARON

'Las siete manzanas podridas' o los eternos problemas de los africanos con las primas

Los combinado africanos han vuelto a saltar a la primera plana informativa por sus problemas para llegar a acuerdos económicos en los campeonatos

Foto: Los equipos africanos volvieron a demostrar su interés por lo económico en lugar de por lo deportivo.
Los equipos africanos volvieron a demostrar su interés por lo económico en lugar de por lo deportivo.

"Los blancos vienen a África simplemente por dinero". Estas palabras fueron pronunciadas por Stephen Keshi, seleccionador de Nigeria, escasos días antes de que su selección cayera eliminada ante Francia en los octavos de final. El 'Gran Jefe', como se le conoce en África, daba la cara de esta manera por los entrenadores africanos que luchaban por llevar a su selección a lo más alto del mejor campeonato de selecciones del mundo. Pero en lo que erraba diametralmente era en sus palabras, pues ha quedado demostrado que el mayor problema en lo económico lo tienen las selecciones africanas.

A lo largo del campeonato, las selecciones africanas han sido noticia por varios aspectos: mientras que equipos como Nigeria o Argelia, con un gran fútbol, alcanzaron los octavos de final y se quedaron a las puertas de dar algún paso más en el Mundial, otras han sido triste noticia por otro tipo de aspectos, sobre todo relacionados con los problemas económicos. Las exigencias de muchos de los combinados africanos han terminado por deslucir la actuación de estos equipos. El último caso ha sido la investigación abierta a Camerún por un supuesto amaño de partidos a lo largo del Mundial.

Y es que la Federación Camerunesa de Fútbol ha abierto una investigación a su equipo al tener indicios de que siete jugadores de su selección podrían haber amañado más de un partido de la fase de grupos del Mundial. El organismo africano habla abiertamente de "siete manzanas podridas" que habrían decidido pactar un determinado resultado en varios choques, quedando especialmente señalado el enfrentamiento ante Croacia. La luz de alarma saltó después de que un famoso personaje camerunés anunciara horas antes del choque el resultado exacto, así como la expulsión de un jugador.

Éste hecho no vuelve más que a ensombrecer la buena labor futbolística que otros equipos como Argelia han llevado a lo largo del campeonato. Pero lo cierto es que los equipos de la África negra se han visto duramente contaminados por el dinero. Su obsesión por cobrar primas millonarias por estar en el Mundial han dañado seriamente la imagen de una serie de equipos que están llamados a grandes objetivos, pero que no terminan de dar el salto. Con grandes individualidades en su seno, lo económico vuelve a demostrar que la palabra 'unión' no existe en muchos de estos vestuarios.

La obsesión por cobrar grandes cantidades de dinero por objetivos irrisorios termina por dinamitar la convivencia de los grupos, que acaban por reventar las concentraciones, negarse a entrenar o, incluso, a jugar, hasta que no se les pague un dinero que consideran suyo por haber conseguido alcanzar los hitos pactados con sus respectivas federaciones. Más pendientes de engrosar el bolsillo que de jugar -algo habitual históricamente-, muchas de estas selecciones han dejado mala imagen en el torneo, con el principal ejemplo de una Camerún que hizo un ridículo espantoso en el presente Mundial.

Las primas de la discordia en los equipos africanos

Los 'Leones Indomables' comenzaron mal el torneo, cuando se negaron a viajar a Brasil hasta que la Federación les pagara una prima de 187.000 euros por cabeza sólo por jugar el torneo, unos problemas que se han acrecentado por el supuesto caso de amaño que se ha destapado. Nigeria también se negó a entrenar -e incluso poner en duda su participación en el partido de octavos de final- si antes no se le pagaban las primas acordadas; y Ghana hizo lo propio antes de jugar ante Portugal, con increíbles imágenes de un blindado con el dinero para los jugadores, de 165.000 euros por cabeza.

En el otro extremo está Grecia. La selección helena, consciente del mal momento económico que vive su país, ha decidido a renunciar a las primas para evitar un mayopr gasto a su economía: "No jugamos por dinero, sino por Grecia y por su gente", dijo el equipo a través de un comunicado. "Todo lo que queremos es que los aficionados griegos apoyen nuestro esfuerzo y en vez de recibir primas preferimos que se construyan nuevas instalaciones para que sean la sede de la selección", aseguran. Las primas han provocado graves problemas en los equipos africanos, que sigue peleados con el dinero.

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios