Leo Messi y su cuadrilla de ‘bombarderos’ contra el iraní que idolatra a Iker Casillas
  1. Deportes
  2. Fútbol
Alireza Haghighi, todo un personaje en su país

Leo Messi y su cuadrilla de ‘bombarderos’ contra el iraní que idolatra a Iker Casillas

Alireza Haghighi, guardameta de Irán, se enfrenta a una dura papeleta, pues Messi estará acompañado por los 'bombarderos' Higuaín, Di María y Kun Agüero

Foto: Alireza Haghighi, portero de Irán, durante el partido que su selección disputó con Nigeria (Reuters)
Alireza Haghighi, portero de Irán, durante el partido que su selección disputó con Nigeria (Reuters)

Argentina vuelve a escena. Tras imponerse a Bosnia por la mínima (2-1), uno de los candidatos a ganar el Mundial se ve las caras con la Irán de Carlos Queiroz, una de las selecciones con etiqueta de ‘Cenicienta’. Y para defender su portería ante Messi y su particular escuadra de ‘bombarderos’ tendrá que dar la cara un desconocido que tiene como modelo a seguir a Iker Casillas.

Alejandro Sabella, a petición popular, empezando por Messi, tiene intención de alinear un equipo ultraofensivo, para desgracia de Alireza Haghighi, el portero de Irán que ya sabe lo que se le viene encima. Leo estará rodeado de Agüero, Higuaín y Di María, tal y como sucedió en la segunda parte del Argentina-Bosnia. Y el gran perjudicado será, posiblemente, el guardameta iraní, que puede ser literalmente asediado por la cuadrilla de bombarderos que lidera Messi.

Alireza Haghighi, con 26 años, es un futbolista muy reconocido en su país. Un guardameta que no podrá olvidar un día de noviembre de 1997. El país estaba paralizado por un partido en el que Irán se jugaba contra Australia una plaza en el Mundial de Francia de 1998. El combinado persa acabó siendo vencedor y 20 años después regresaba a una cita mundialista. Aquel día marcó la vida de Haghighi.

Alireza Haghighi, con 26 años, es un futbolista muy reconocido en su país. Un guardameta que no podrá olvidar un día de noviembre de 1997. Aquel día, el país estaba paralizado por un partido en el que Irán se jugaba contra Australia una plaza en el Mundial de Francia de 1998. El combinado persa acabó siendo vencedor y 20 años después regresaba a una cita mundialista. Aquel día marcó la vida de Haghighi.

El portero de Irán tuvo claro aquel día que apostaría por el fútbol. Soñaba que su vida giraría alrededor de un balón y lo consiguió. Y con el paso de los años encontró en Iker Casillas el modelo a seguir. Se fijaba en todo lo que hacía el guardameta de la Roja, hasta convertirse en un ejemplo a seguir por parte del guardameta iraní.

Obviamente, no ha alcanzado el nivel del portero de la Roja, pero sí se puede asegurar que ha llegado muy alto teniendo en cuenta que hablamos de un país que no alumbra demasiados futbolistas de primer nivel. Alireza Haghighi se formó en el Persépolis de Teherán, uno de los grandes clubes del país y muy pronto llegó su primer momento de gloria. Y es que a los 16 años jugó su primer partido con el primer equipo, algo al alcance de muy pocos. Aquel día fue inolvidable, pues le paró un penalti a Ali Daei, el jugador más importante en la historia del país.

Su progresión fue tan positiva que firmó un hito en la historia del fútbol de Irán, ya que en 2011 se convirtió en el primer guardameta en la historia del país que firmaba por un equipo europeo. El Rubin Kazán ruso captó para su primer equipo a Haghighi, que firmó un contrato de cuatro temporadas. Sin embargo, su gran aventura no ha tenido por el momento el éxito que esperaba. “Necesito tiempo y una oportunidad para demostrar mi valía; cuando llegue el momento, estoy seguro de que me haré con un sitio en el equipo”, comentó hace un par de años. Y esa oportunidad aún no ha llegado.

En julio de 2013 fue cedido a su club de procedencia y los últimos meses los ha pasado, también a préstamo, en el Sporting Covilhã de la segunda división portuguesa. El equipo, por cierto, evitó el descenso a última hora.Toca regresar tras el Mundial a Kazán, donde el guardameta espera tener la oportunidad de demostrar su categoría.

Argentina no lo tuvo fácil para imponerse a Bosnia. Un gol de Messi fue decisivo y ahora que toca enfrentarse a una selección en teoría menor, Sabella, ‘ayudado’ por Messi y compañía, dotará al once de mayor talante ofensivo. Además, por detrás de ellos dirigirá la orquesta Gago, un jugador que fue alabado por Leo hace unos días. En resumidas cuentas, se verá una Argentina al gusto de la estrella de Rosario, que subraya que “si dejas jugar a cualquier rival se puede complicar el partido; por eso ante Irán hay que ir a buscarlo de entrada”.

Mientras, las horas previas en la selección de Irán han sido algo convulsas, al desvelarse que Carlos Queiroz no seguirá siendo el seleccionador tras la cita mundialista. El ex del Real Madrid explicó que “mi intención era seguir, pero la Federación y el Ministerio de Deportes no han querido”.

Alineaciones probables:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Federico Fernández, Marcos Rojo; Fernando Gago, Javier Mascherano, Ángel Di Maria; Sergio Agüero, Lionel Messi y Gonzalo Higuaín.

Seleccionador: Alejandro Sabella.

Irán: Alireza Haghighi; Pejman Montazeri, Seyed Hosseini, Amir Sadeghi y Mehrdad Pooladi; Khosro Heydari, Andranik Timotian, Javad Nekounam y Ehsan Haji Safi; Ashkan Dejagah y Reza Ghooichanejhad.

Seleccionador: Carlos Queiroz.

Árbitro: el serbio Milorad Mazic.

Hora: 13.00 local (16.00 GMT).

Estadio: Mineirao, de Belo Horizonte.

Alireza Haghighi Carlos Queiroz
El redactor recomienda