lOS GERMANOS EVITAN LA VICTORIA DE GHANA

Klose entra en la historia de los Mundiales para salvar a una Alemania con dos caras

Alemania llegaba al partido como claro favorito de su grupo tras golear a Portugal, pero Ghana estuvo muy cerca de pintar la cara a los pupilos de Joachim Löw

Foto: Klose entra en la historia de los Mundiales para salvar a una Alemania con dos caras

Miroslav Klose se convirtió en el gran héroe de Alemania. El conjunto germano consiguió empatar a dos ante Ghana un encuentro que tenía muy complicado, pero que gracias al delantero de la Lazio consiguió empatar en el tramo final de partido. A sus 35 años, un verdadero cazador de goles consiguió entrar en la historia de los Mundiales, al empatar como Ronaldo Nazario como el mayor goleador histórico de las Copas del Mundo. Y, de paso, consiguió dar un punto a su equipo que le permite seguir dependiendo de ser mismo para acabar primero del Grupo G.

Alemania llegaba al partido con la vitola de claro favorito de su grupo, después de la monumental goleada infligida sobre Portugal, pero nada más lejos de la realidad. Ghana no estaba dispuesta a dejarse pasar por encima como el combinado luso y, desde el primer minuto, comenzó a mostrar sus credenciales. El conjunto africano, muy presionante y con las líneas muy juntas, montó una maraña defensiva que el medio del campo alemán se veía incapaz de romper. Los germanos tenían mucho jugador de toque en la medular, pero el balón no tenía velocidad.

La presencia de hombres como Toni Kroos, Mesut Özil o Mario Götze no terminaba de asegurar una circulación de balón fluida en Alemania, en buena parte por culpa del gran entramado defensivo montado por el conjunto ghanés. Desde los primeros compases, los africanos se mostraron muy serios, aprovechando su velocidad a la contra: así, en los primeros compases tanto Gyan como Atsu avisaron a Neuer, metiendo el miedo en el cuerpo a los de Joachim Löw. Tras unos primeros compases complicados, dos latigazos de Kroos y Khedira iban a servir para despertar a Alemania.

A lo largo de la primera parte, ambos equipos se encargaban de cerrar su portería por encima de todo, la misión era no marcharse abajo al descanso en el marcador. Aunque hubo ocasiones, lo cierto es que ninguno de los dos combinados se volcó en busca del tanto. Pero el partido cambio después del intermedio. Los segundos cuarenta y cinco minutos comenzaron con la misma tónica, pero el casi involuntario gol de Götze iba a cambiar el partido: corría el minuto 51 cuando un balón al espacio de Müller era rematado de cabeza por el joven del Bayern y, tras pegar en su rodilla, cambiaba la trayectoria para firmar el primer gol.

Ghana echó a volar al verse fuera

Y parece que este tanto espoleó el partido, pues sólo tres minutos después Ghana lograba el empate. En un balón medido de Afful, Andre Ayew se inventaba un gran remate de cabeza para firmar tablas. Este tanto dio alas a Ghana, que se volcó contra la portería de Neuer en busca de un nuevo tanto que le diera opciones renovadas en su grupo. El empate había dejado muy tocada a Alemania y los africanos volaban con el viento a favor, lo que pronto se tradujo en la sorpresa: en el minuto 64, Muntari filtró un perfecto balón para Gyan que, con todo a favor, fusilara a Neuer. Ghana se ponía por delante.

El golpe había sido tremendo. Tras romperse las hostilidades, el combinado de James Kwesi Appiah se había sido capaz de ponerse por delante en sólo diez minutos. Alemania acababa de ser noqueada y necesitaba algo distinto con lo que volver a poder cambiar el partido. Löw decidió mirar a su banquillo y lo tuvo claro con un simple cruce de miradas: Miroslav Klose era su hombre. Mucho se había hablado sobre que se trataba de un hombre de vuelta, un jugador ya sin nivel para un Mundial o incluso que había sido llevado para hacer grupo. En sólo dos minutos demostró que no era así.

Histórico Miroslav Klose

Sólo necesitó dos minutos sobre el terreno de juego para acudir a su cita con la historia. En el primer balón que iba a tocar en Brasil 2014, Klose iba a empujarlo a las redes de Dauda tras estirarse para transformar un cabezazo de Howedes. No sólo se trataba del empate a dos de Alemania, sino que se convertía en su décimo quinto gol en la Copa del Mundo. O, lo que es lo mismo, se convierte en el máximo goleador de la historia de los Mundiales, empatado con Ronaldo. El delantero germano había aprovechado su primera ocasión para hacer historia, además de sellar un empate básico para su equipo.

Gracias al tanto de Klose, Alemania sigue manteniendo serias opciones de clasificarse como primera de grupo. Con cuatro puntos en su haber, sigue siendo líder a expensas de lo que haga Estados Unidos en el partido de este domingo. Pero, pase lo que pase con el combinado norteamericano, ambos conjuntos aún deben medirse en la última jornada de la fase de grupos, por lo que los germanos siguen dependiendo de sí mismos para ser primeros. Klose apareció de forma provindencial para dar vida a los germanos. Tras el baño a Portugal, los de Löw sufrieron un golpe de realidad ante Ghana.

Ficha técnica:

2 - Alemania: Manuel Neuer; Jerome Boateng (Mustafi, min.46), Per Mertesacker, Mats Hummels y Benedikt Höwedes; Philipp Lahm, Sami Khedira (Schweinsteiger, min.70); Toni Kroos, Mario Götze (Klose, min.69) y Mesut Özil; Thomas Müller.

2 - Ghana: Fatawu Dauda; Harrison Afful, John Boye, Jonathan Mensah Kwadwo Asamoah; Mohammed Rabiu (E. Agyemang-Bad, min.78), Sulley Muntari; Kevin-Prince Boateng (Jordan Ayew, min.52), Andre Ayew y Christian Atsu (Wakaso, min.72); Asamohad Gyan.

Goles: 1-0, m.51: Mario Göetze. 1-1, m.54: Andre Ayew. 1-2, m.63: Asomah Gyan. 2-2, m.71: Miroslav Klose.

Árbitro: Sandro Ricci (BRA) amonestó a Muntari.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo G disputado en el estadio Castelao en Fortaleza. 

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios