FAVORITA POR 'LO CIVIL O POR LO CRIMINAL'

Luis Felipe Scolari juega con once 'marines'... y un árbitro de asalto

Scolari nunca ha sido un virtuoso del fútbol. Sus equipos han sido competitivos, que no es igual que atractivos en eso que los puristas llaman jogo bonito

Foto: Scolari da ordenes durante el debut de Brasil.
Scolari da ordenes durante el debut de Brasil.

Scolari nunca ha sido un virtuoso del fútbol. Sus equipos han sido competitivos, que no es lo mismo que atractivos en eso que los puristas llaman 'jogo bonito', tan de moda años atrás. Su manera de entender el fútbol le ha dado títulos y reconocimiento, pero no seguidores por aquello de la belleza del juego de sus equipos, Scolari quiere soldados, mejor dicho, 'marines' de asalto en su vestuario. El que quiera estar en sus equipos ya sabe lo que tiene que hacer. O se sube al carro (de combate)... o se cae del grupo. No hay más.

El otro factor que Scolari maneja, tal y como demostró en la Confederaciones, es el arbitral. Lo del japonés Nishimura y el discutido penalti sobre Fred no es más que el principio. El seleccionador lo sabe y presionará a los árbitros como lo hizo este jueves, sin parar de gesticular y moverse a cada decisión del colegiado. La recompensa, un penalti tan injusto como increíble.

En su regreso a la selección brasileña decidió prescindir de esas figuras de porcelana que jalonaban el vestuario. Se olvidó de los Ronaldinho, Kaká y estrellas parecidas. Buscaba potencial físico, fuerza, despreciando el fútbol en sí. No quería toque, al balón me refiero, porque del otro tiene todo el que quiera. Sus jugadores tienen que morder y asfixiar el rival y después jugar al fútbol. Busca intimidar.

La primera amarilla del Mundial, para Neymar.
La primera amarilla del Mundial, para Neymar.

La mejor prueba de esa labor psicológica y también física tuvo lugar en la victoria de Brasil por 3-1 ante Coracia en la inauguración del Mundial. Thiago Silva y los suyos salieron del vestuario llorando. Scolari les lanzó un discurso previo de esos que llegan a la fibra sensible y pisaron el césped del Arena Corinthians con un grado de excitación fuera de lo normal.

Tenían tal carga de adrenalina que no más que cantar el himno, parecían 'marines' siguiendo el ritmo de instrucciones de su sargento. Les faltó subirse unos encima de otros para acompañar al estadio y su melodía a capela que atronaba en Sao Paulo y en el mundo entero.

Neymar también 'muerde'

Esa carga emotiva llevó a los Neymar y compañía a salir descentrados, fuera de sitio, lo que aprovecho Croacia para asustar y después marcar, gracias a Marcelo eso sí. Brasil tuvo que tirar de músculo para dar la vuelta a la situación. No podía ser de otra manera. Los amarillos empezaron a presionar, a pegar y a meter intensidad a un partido que lo tuvieron perdido y que terminaron ganando con su mejor argumento, el de la pegada, en el más amplio sentido de la palabra. Y es que en el momento de duda apareció el otro factor, el arbitral. Todo ello llevó a Croacia a caer derrotada por culpa del colegiado japonés. Aunque Scolari pensaba lo contrario tras el duelo: "No analizo el árbitro, su interpretación es la única que vale. He visto la acción diez veces por televisión y para mí fue penalti".

Momento en que Nishimura señala el penalti por supuesto agarrón de Lovren a Fred.
Momento en que Nishimura señala el penalti por supuesto agarrón de Lovren a Fred.

Este equipo gira alrededor de Neymar. Es su única baza de puro talento junto a Óscar, pero el jugador del Barcelona no ha querido quedarse atrás en ese rol que Scolari exige en su equipo. Es el primero en presionar, apretar y dejar claro que está por aquí. Lo hizo con goles, con golpes y mostrando el poco talento que enseñó la anfitriona.

Lo que también hizo Neymar fue demostrar, en un solo partido, que es más feliz en el selección que en el Barcelona. Aquí hace y deshace a su antojo. No tiene que rendir cuentas a nadie, algo que no sucede en el equipo azulgrana.

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios