Es noticia
Así pegó el pelotazo Bin Hamman, el hombre que compró el fútbol mundial
  1. Deportes
  2. Fútbol
FIFA PUEDE DEJAR A QATAR SIN EL MUNDIAL 2022

Así pegó el pelotazo Bin Hamman, el hombre que compró el fútbol mundial

FIFA puede dejar sin efecto la decisión de dar el mundial a Qatar por culpa de Bin Hamman, exejecutivo de FIFA que pagó para conseguir la cita

Foto: Bin Hamman, en una imagen de archivo (Efe).
Bin Hamman, en una imagen de archivo (Efe).

El Mundial de Qatar corre grave peligro. FIFA está dispuesta a dar la vuelta a una situación que está resultando incómoda para Blatter y los suyos. El próximo lunes, en el ejecutivo que el máximo organismo del fútbol mundial llevará a cabo en Río de Janeiro, tratará la posibilidad de dejar sin efecto la decisión de dar el mundial al país árabe. Las sombras de la sospecha y la corrupción han dejado paso a hechos probados. Ya nadie dentro de FIFA niega que algo haya existido. El fútbol mundial está preocupado por la imagen que se está ofreciendo a todo el planeta a una semana de la inauguración de una nueva Copa del Mundo, que también está en el punto de mira, en este caso por el caos organizativo que vive Brasil.

En el fondo a toda esta polémica con Qatar, está la guerra fría que mantienen Blatter y Platini por el control del fútbol. Uno representa el fútbol añejo, con poco camino por recorrer y sin salir de los habituales carriles. El otro, el fútbol de toque, innovador, moderno, sin fronteras. Cualquier detalle es bueno para quedar por encima del ¿amigo? ¿Rival?

Bin Hamman y su apoyo a Platini

Bin Hamman, 65 años, es el que ha puesto al fútbol en el punto de mira. El mismo que animó a Platini en su día a luchar por presidir FIFA, se ha dedicado a comprar, según The Sunday Times, la voluntad del fútbol. El dinero fue su argumento para presidir el fútbol catarí y asiático, el mismo que puede condenar a su país y por extensión al fútbol mundial. Pese a que desde 2011 no figura en los libros, todavía sigue estando muy presente, tanto como para cargarse un Mundial y a quien lo da forma.

Villar y resto de miembros del ejecutivo de FIFA están molestos. No les ha gustado que las investigaciones que estaba llevando a cabo el máximo organismo del fútbol se hayan hecho públicas antes de que adoptaran una resolución. Creen que, de esta manera, las medidas a adoptar serán más complicadas de ejecutar y piensan que hay grupos dentro de la propia FIFA que han buscado nuevos enfrentamientos internos para debilitar la posición de Blatter y compañía. La guerra por el sillón presidencial ya ha comenzado cuando todavía resta un año para que el suizo prolongue su estancia como jefe de la FIFA hasta los 83 años, algo con lo que no está muy de acuerdo… Michel Platini.

Los focos, en este caso de corrupción en la elección de sede del Mundial de 2022, apuntan a Mohamed Bin Hamman. Según The Sunday Times, pagó 3,6 millones de euros para conseguir que Qatar fuera la opción elegida. Obtuvo 14 de los 22 votos y todos gracias a la gestión del ejecutivo qatarí que logró que un diminuto país se llevara el considerado mayor espectáculo deportivo del mundo o, por lo menos, el que más aficionados mueve desde cualquier rincón del planeta. Blatter ni quiso apoyar ni votó a Qatar, algo que Platini no puede decir. El primero votó a Estados Unidos, el segundo al emirato.

La táctica del que fuera ejecutivo de FIFA, y ahora inhabilitado de por vida desde 2011, fue la de pagar 146.000 euros a través de diferentes fondos a los presidentes de las federaciones del continente africano, mientras que a los asiáticos ya los tenía comprados con anterioridad. Además, el menú incluyó fiestas y otros parabienes a los federativos corruptos. Los correos electrónicos de agradecimiento de algunos de los ‘premiados’ han sido las causas por las que ahora se ha descubierto la trama. Algo que hizo David Fami de Botswana, también cuandoJacques Anouma habla de presionar para conseguir el voto por Catar en uno de los citados mail.

200 muertos en la construcción de los estadios en Qatar

Hamman no es el único implicado en la trama. Intentó proteger durante mucho tiempo al que consideraban su brazo armado que era Reynald Temaril, miembro FIFA por Oceanía, y a Jack Warner, exmiembro del ejecutivo por Trinidad y Tobago y defenestrado por Blatter en 2012. Por primera vez FIFA admite la posibilidad de repetir una elección que ya ha quedado marcada de por vida. Además en el historial del ya marcado Mundial de 2022, figuran los 200 muertos en la construcción de los estadios como consecuencia de las deficientes medidas de seguridad en las que trabajan los operarios, muy cerca de la explotación y sin las más mínimas condiciones, tal y como han denunciado diferentes organizaciones.

FIFA por primera vez habla de evidencia, de gestos que no se pueden pasar por alto. Si el ejecutivo lo aprueba, la votación podría repetirse. Creen que hay tiempo para que otro país se haga cargo de la organización de un Mundial que ha nacido de mala manera y que puede culminar con algo histórico: dejar sin efecto una decisión por culpa de la declarada corrupción que ha rodeado lo sucedido desde que, en Zúrich, saliera elegido el nombre Qatar junto al de Rusia, en este caso para 2018.

La investigación está en manos del francés Michel García. Si la instrucción demuestra que ha existido la compra de votos, el proceso se iniciaría de nuevo desde cero. Se abriría un nuevo plazo para la presentación de candidaturas. Estados Unidos, Australia y la República de Corea fueron los derrotados en la elección de 2010, la misma que eligió un Mundial para un país con dos millones de habitantes, pero con mucho dinero, eso sí.

Michel Platini
El redactor recomienda