LAS HERIDAS que NO TERMINAN DE CERRARSE

Las palabras de Xavi sobre el pisotón de Busquets llevan el peligro a la Roja

El jugador del Barcelona vuelve a señalar a sus compañeros madridistas de la Selección por defender a Pepe tras la acción polémica del último Clásico

Foto: Del Bosque y Xavi conversan en un entrenamiento de la Roja (EFE)
Del Bosque y Xavi conversan en un entrenamiento de la Roja (EFE)

La Selección Española se ha vuelto a constipar y no lo decimos por las lesiones que están sufriendo jugadores clave. El Clásico y sus derivadas vuelven a tocar de lleno a los puntos cardinales de la campeona del mundo. La escena de la bota de Busquets en la cabeza de Pepe ha levantado suspicacias, todo tipo de interpretaciones y la aparición de nuevo de diferencias que nunca han quedado olvidadas del todo. Xavi vuelve a señalar a "compañeros de la Selección" por la defensa hecha al central madridista y los ataques al centrocampista azulgrana. Por algo Del Bosque dijo hace un año a El Confidencial que "me quedé tranquilo cuando Xavi le pasó la pelota a Xabi", días después de ganar en París y asegurar el pasaporte al Mundial de Brasil.

El técnico no se cansa de repetir que lo que más le preocupa en estos partidos que enfrentan a los tres grandes del campeonato doméstico, y que también pelean por la Champions, son esos roces. "Espero que todo transcurra sin incidencias y se dé un buen espectáculo deportivo", suele subrayar. Pues bien, el pisotón de Arbeloa a Diego Costa, primero, y el de Busquets a Pepe, ahora, han abierto de nuevo la caja de los truenos con dos enfrentamientos por delante que pueden deparar nuevos momentos de tensión, como son el enfrentamiento Atlético-Barça de Champions y la final de Copa del próximo miércoles, con madridistas y azulgrana de por medio.

El panorama no invita a pensar en unos días tranquilos. Tal y como informó este periódico, el episodio de Arbeloa no gustó en nada a un seleccionador, que no quiere problemas entre sus jugadores. De hecho, el lateral se cayó de la lista en el partido ante Italia, para después caer lesionado. Ahora, parte de la crítica exige un tratamiento similar para el centrocampista, algo que no va a suceder, pero lo que no ha gustado ni por la Ciudad del Fútbol ni en el vestuario del Real Madrid son las palabras de Xavi. Los blancos consideran que el segundo capitán del Barcelona apenas ha tenido autocrítica en sus palabras, acusado defecto según los madridistas.

Xavi no dio nombres, pero el vestuario blanco está convencido de que las palabras iban por Xabi Alonso, jugador con el que apenas tiene relación desde la aparición de Mourinho en el Real Madrid. Del Bosque lo certificó con sus palabras de hace un año, pero es que el madridista llegó a ser persona no grata en el vestuario azulgrana. Jugadores como Xavi o como el propio Iniesta, han mantenido mucha distancia desde el maratón de Clásicos de hace tres años.

Las escenas de París de antes del decisivo partido de Saint Denis, en las que Xabi Alonso y Arbeloa eran poco menos que una república independiente, denotaron que las heridas no habían cicatrizado del todo, y lamentablemente ahora las señales dan que pensar que la sangre sigue corriendo. No hay 'feeling' entre ellos, pero su profesionalidad está por encima, tal y como han demostrado en bastantes ocasiones.

Lo que parece claro es que si en el verano de 2011 una llamada de Casillas a Xavi y posteriores reuniones, con Fernando Hierro y Del Bosque de testigos, consiguieron que todo regresara a la normalidad, en esta ocasión esa llamada no se va a producir, tal y como confirmó Fernando Burgos en Onda Cero. Los jugadores del Real Madrid no se sienten culpables de nada de lo que ha sucedido y por este motivo creen que la disculpa debe llegar desde el lado azulgrana.

A la espera de lo que pueda suceder hoy en el Vicente Calderón, la preocupación por la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se centra en la final de Copa. Del Bosque cruza los dedos y sueña con una final tranquila. A diferencia de 2011, en menos de dos meses los internacionales españoles deben iniciar una concentración, la que debe dar forma a la lucha de España para revalidar el título de campeona del mundo.

En declaraciones a TVE al terminar el partido de Dortmund, Casillas quiso lanzar un mensaje a Xavi y sus palabras respecto a lo sucedido entre Pepe y Busquets. "Lo que hay que hacer, si Xavi y yo tenemos un problema, es hablarlo tranquilamente y dejarnos de dar publicidad gratuita para rellenar programas. No hay que darle más vueltas. Vamos a dejarnos de tanta historia, que ya aburre y cansa", subrayó el capitán de la Roja.

Ya en zona mixta, e insistiendo en esta cuestión, subrayó que “no voy a entrar en más declaraciones. Es que me parece absurdo. Hablaré o no a la cara con Xavi o quien sea; las imágenes están claras. Seguro que hablaremos de todo entre todos”.

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios