México '70: el Mundial de Jairzinho

El Mundial de México de 1970 es considerado por muchos amantes del deporte rey como el mejor campeonato del mundo de la historia, en el que Brasil recibió

Foto: México '70: el Mundial de Jairzinho

El Mundial de México de 1970 es considerado por muchos amantes del deporte rey como el mejor campeonato del mundo de la historia, en el que Brasil recibió la Copa Jules Rimet en propiedad después de haber ganado tres Mundiales. Un torneo en el que primó el juego limpio -ni un solo expulsado-, así como el buen fútbol, sería el último de uno de los mitos del deporte, Pelé, que se vio arropado en México por la mejor selección brasileña en un Mundial: los Jairzinho, Gerson, Clodoaldo, Carlos Alberto, Tostao o Rivelinho formaron un combinado muy difícil de olvidar por el gran fútbol desplegado por Brasil en este campeonato, para el que España no consiguió clasificarse.

Por si fuera poco, en México se pudo disfrutar de un verdadero elenco de estrellas. Además de Pelé, jugadores de la talla de Bobby Charlton, Gerd Müller, Franz Beckenbauer o Gianni Rivera hicieron las delicias de los aficionados con un fútbol de alta escuela. Por primera vez en un Mundial, se permitió la introducción de cambios en un partido, y se adoptó el uso de las tarjetas amarillas y rojas. En lo puramente futbolístico, Jairzinho entró en la historia al ser el primer jugador en conseguir marcar en todos los partidos del campeonato.

Además, este torneo sería recordado por los dos goles que jamás conseguiría Pelé. El primero de ellos se produciría en el partido ante Checoslovaquia correspondiente a la fase de grupos, en el que el astro brasileño disparó desde más de 50 metros para intentar sorprender al meta Ivo Viktor, pero el balón se marchó fuera por muy poco. El segundo, una verdadera obra de arte, sería ante Uruguay en semifinales. Después de recibir un balón al hueco, Pelé de manera magistral, dejó pasar el balón por el costado del meta charrúa, Ladislao Mazurkiewicz, mientras él pasaba por el otro, pero tras recoger el esférico, su disparo se marchó cruzado, rozando el palo.

Tres de los partidos más espectaculares de todos los tiempos tuvieron lugar en México. El primero de ellos se disputaría en cuartos de final. Alemania Federal e Inglaterra, los finalistas del anterior campeonato, se veían las caras en un partido que, para nada, decepcionó. La selección británica se adelantó en el marcador en el minuto 31, gracias a un gol de Mulley. Peters, en el '49, hacía el segundo tanto de los británicos, poniendo muy cuesta arriba la clasificación teutona. Pero Alemania Federal no se rindió y primero Beckenbauer en el '68, y después Seeler en el '76 forzaron la prórroga, en la que Müller, en el minuto 108, dio la clasificación a su selección.

El segundo, iba ser una de las semifinales del torneo, en el que tuvo lugar toda una contienda épica, denominada 'El partido del siglo'. Alemania Federal e Italia se enfrentaron en un partido para el recuerdo. Boninsegna adelantó a los 'azzurri' en el minuto 8 de partido, y cuando todo hacía pensar que el triunfo era italiano, Schnellinger empató el partido en el minuto 90. La prórroga fue una verdadera locura de goles, con movimientos en el marcador a favor de ambos equipos. Müller puso por delante a Alemania en el minuto 94, pero Burgnich empató de nuevo el partido en el '98.

Riva volvió a adelantar a Italia en el '104, pero Müller, en el '110 volvió a empatar. Sin embargo, Rivera, en el minuto 111 iba a hacer el gol definitivo que daba la victoria a Italia por 3 a 4. Este encuentro también sería recordado por la casta del gran Beckenbauer. El genial jugador alemán se dislocó el hombro nada más comenzar la prórroga, pero siguió en el campo con el brazo en cabestrillo para ayudar a su equipo. Sin embargo, Italia se llevaría el triunfo, dejando al 'Kaiser' sin final.

El tercer y último gran partido del campeonato sería la final, que también pasaría a la historia. Brasil e Italia se verían las caras, en un partido entre las dos mejores selecciones del momento, Sin embargo, el gran estado de forma de Pelé decidiría el encuentro. 'O Rey' adelantaría a su selección en el minuto 18 y, a pesar del empate de Boninsegna en el minuto 37, los goles de Gerson (minuto 68), Jairzinho (minuto 71) y Carlos Alberto (minuto 86) convertían a Brasil en la primera tricampeona del mundo. Pelé se había coronado en México. El Estadio Azteca había consagrado a 'O Rey' como leyenda del fútbol.

 

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios