Inglaterra '66: el Mundial del 'gol fantasma'

Sin duda, la final más polémica de la historia de los Mundiales es la que tuvo lugar en Inglaterra en 1966. Un 'gol-fantasma' en la prórroga dio

Foto: Inglaterra '66: el Mundial del 'gol fantasma'

Sin duda, la final más polémica de la historia de los Mundiales es la que tuvo lugar en Inglaterra en 1966. Un 'gol-fantasma' en la prórroga dio al traste con las expectativas de Alemania en el partido definitivo frente a la selección anfitriona, en la Copa del Mundo en la que los 'inventores del fútbol' se alzaron con el primer y, hasta ahora único, campeonato de su historia. Además, este Mundial se recordará por el robó de la Copa Jules Rimet cuando estaba siendo exhibida en una iglesia de Westminster. El trofeo fue encontrado ocho días más tarde por un perro llamado 'Pickles', que dio su particular salto a la fama.

El Mundial comenzó con polémica, pues según una ley impuesta por la FIFA los equipos africanos y asiáticos deberían de enfrentarse entre sí en busca de una sola plaza en la fase final. Quince selecciones africanas, así como Siria y Corea del Sur, se retiraron como medida de protesta. Un total de 70 selecciones formaron parte de la clasificación, de las que salieron las 16 participantes, entre las que se encontraba la selección española, que fueron divididas en cuatro grupos de cuatro equipos.

La gran sorpresa del Mundial fue la eliminación de Brasil en la fase de grupos. La selección sudamericana, encuadrada en un grupo sospechosamente difícil, comenzó su participación con victoria por 2 a 0 ante Bulgaría. Sin embargo, la dureza del búlgaro Zhechev, que castigó a Pelé con infinidad de patadas, no fue frenada por el árbitro, lo que provocó que la estrella de la 'seleçao' no pudiera jugar el segundo partido por lesión. Así, en este segundo encuentro de grupo, Brasil caía derrotada por sorpresa por 3 a 1 ante Hungría, en la que fue la única derrota de Garrincha con Brasil en los 60 partidos que disputó con la 'verdeamarelha'.

En el tercer encuentro ante Portugal, en el que Brasil se jugaba su pase a cuartos, el técnico Vicente Feola decidió contar con Pelé de inicio y sentar en el banquillo a Garrincha. 'O Rey', claramente cojo, fue duramente castigado por la defensa lusa, especialmente por Morais, y se mostró inoperante durante gran parte del encuentro. Pero este partido se convirtió en el lanzamiento mundial de toda una estrella del fútbol, el portugués Eusebio, que con dos goles, acabó con las expectativas brasileñas para dar a su equipo la victoria por 3 a 1. Portugal se clasificaba y Brasil se quedaba fuera a las primeras de cambio.

La gran sorpresa del Mundial fue Corea del Norte, que tras derrotar a Italia en la fase de grupos, dejó a los transalpinos fuera de los cuartos de final, en los que la selección asiática se tuvo que enfrentar a Portugal. En el minuto 25, los coreanos vencían por 0 a 3, un resultado más que sorprendente. Pero entonces, apareció el gran Eusebio, quien con cuatro goles condujo a su selección a dar la vuelta al marcador para terminar venciendo por 5 a 3, aunque en semifinales, Portugal sería eliminada a manos de la anfitriona, Inglaterra.

La selección inglesa se jugaría la final frente a Alemania Federal en el estadio de Wembley. Pronto se adelantaron los germanos con un gol de Haller en el minuto 12, pero Geoff Hurst se encargaría de igualar la contienda en el '18. El partido no se desniveló en favor de Inglaterra hasta el minuto 78, cuando Peters puso por delante a los británicos. Cuando Inglaterra ya celebraba la victoria, apareció Weber, en el minuto 89, para lograr el empate en la final y forzar la prórroga.

En el minuto 101, iba a llegar el 'gol' más polémico de la historia en una final de una MundialBall metió un perfecto centro al área y Hurst, tras controlar, soltó un latigazo que se estrelló en el larguero y botó sobre la línea. El árbitro suizo Gottfried Dienst, tras consultar con el juez de línea, dio por válido el tanto, un 'gol fantasma' que ponía por delante a Inglaterra. En el último minuto de la prórroga, Hurst iba a hacer el cuarto tanto inglés, dando la victoria a su selección. El delantero inglés hacía historia al conseguir el primer 'hat-trick' en una final del Mundial, dando el título a su selección. "El balón nunca cruzó la línea", dijo Hurst tiempo después. Pero por aquel entonces, Inglaterra ya era campeona del mundo.

 

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios