LAS QUEJAS YA NO SUENAN A EXCUSAS

Por qué con el Jabulani desaparece el talento

Hoy España está llamada a echar abajo este artículo, pero a falta del debut de la Roja, esta primera jornada del Mundial de Sudáfrica ha mostrado

Foto: Por qué con el Jabulani desaparece el talento
Por qué con el Jabulani desaparece el talento

Hoy España está llamada a echar abajo este artículo, pero a falta del debut de la Roja, esta primera jornada del Mundial de Sudáfrica ha mostrado muy poco fútbol vistoso y un pobre espectáculo. Y ya son muchos los que apuntan al balón oficial de la competición, el Adidas Jabulani, como principal culpable.

Al aficionado de a pie le suenan siempre a excusas las quejas que los futbolistas, especialmente los porteros, hacen cuando hay un cambio de balón. Pero lo cierto es que en este Mundial, se están acumulando razones para aceptar las protestas de los protagonistas del juego que paraliza el mundo cada cuatro años.

Cuando sólo restan dos partidos para el cierre de la primera jornada, en Sudáfrica se está viendo la prevalencia de los correctos sistemas defensivos sobre el fútbol asociativo y de toque. Además, los porteros son los protagonistas de las mayores pifias consecutivas que se recuerdan, ninguna estrella ha sido capaz de reivindicarse mostrando su calidad en acciones individuales, y no se ha visto tampoco ningún gol de falta.

Uno de los capitanes de Inglaterra, Jamie Carragher, quiso explicar nítidamente este martes el por qué del rechazo generalizado que el Jabulani ha despertado entre sus colegas. Según el jugador del Liverpool, el balón con el que se juega hace demasiados extraños en sus trayectorias aéreas si el golpeo no es limpio, bota diferente y vuela más, es decir, tarda más en caer, dando la sensación de pesar menos.

El defensa afirmó que, debido a ello, los entrenamientos de la selección que dirige Fabio Capello se inician siempre con pases de 30 ó 40 metros de largo únicamente para acostumbrarse a este polémico esférico.

Demasiado innovador

El Adidas Jabulani es un balón innovador en su confección, pero tanto, que quizá sus cualidades y características hayan afectado demasiado a la técnica de los jugadores. Atrás quedaron los diseños clásicos a través de parches hexagonales y pentagonales. El balón de Sudáfrica está elaborado por amplias piezas de cuero y material sintético con diferentes formas triangulares. El resultado es una superficie con menos costuras lo que, evidentemente, cambia su resistencia al viento, su deslizamiento sobre el césped y, por supuesto, el tacto al golpeo.

Hay ejemplos constatables en estos primeros 14 partidos de Mundial que demuestran las dificultades que los futbolistas están teniendo para adaptarse a lo que, en definitiva, es su herramienta de trabajo.

Errores de bulto suelen ser habituales en el fútbol, pero lo que no suele ser normal, y menos en la máxima competición de este deporte, es que cuatro de los 22 goles que se llevan marcados (promedio muy por debajo de lo esperado) han venido propiciados por un fallo del portero que sólo se puede explicar a través de un error de cálculo.

El más sonado ha sido el de Green, guardameta de Inglaterra. Carragher salió en defensa de su compañero y acusó directamente al Jabulani. Después, el portero argelino, Chaouchi, tampoco midió bien un tiro aparentemente inofensivo en su partido contra Eslovenia, lo que supuso que su equipo perdiera los tres puntos. El paraguayo Justo Villar se quedó con el molde y pegó un puñetazo al aire en un balón aéreo, error que propició el empate de Italia este lunes.

También, Schwarzer, arquero australiano, falló en una salida en busca de un balón colgado al área, el alemán Klose se le adelantó y, de cabeza, hizo el 2-0 del partido. Este último error se pareció mucho a los dos que tuvieron tanto Casillas como Valdés en los amistosos previos a viajar a Sudáfrica.

Alemania tiene ventaja

Pero sólo se trata de una cuestión de costumbres. Al igual que un tenista debe adecuar su juego a las distintas superficies del circuito, el futbolista acaba por habituarse a cada balón que la industria y las distintas competiciones le imponen.

Carragher también quiso destacar la ventaja que tiene Alemania, único equipo que ha ganado con solvencia y con una imagen de gran equipo. Y es que Adidas, marca germana, facilitó que desde principios de 2010 se disputaran partidos de la Bundesliga con el balón del Mundial, lo que para el inglés resulta clave.

Una vez se acostumbren todos a este rápido y desconcertante balón, saldrá el siguiente y el debate volverá a aparecer con los porteros como principales protagonistas. Siempre es así desde hace unos cuantos años, sólo que seguramente las diferencias del Jabulani con respecto a sus antecesores hayan sido más pronunciadas que de costumbre y el perjudicado, esta vez, ha sido el espectáculo.

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios