Es noticia
Menú
Un superlativo Vinícius Júnior guía al Real Madrid para evitar el pinchazo en Almería (1-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Debut positivo en LaLiga

Un superlativo Vinícius Júnior guía al Real Madrid para evitar el pinchazo en Almería (1-2)

Los blancos superaron el susto inicial tras el gol de Ramazani en un partido donde fueron mucho mejores que su rival. Lucas Vázquez empató y Alaba remontó con un golazo de falta

Foto: Vinícius Júnior. (Reuters/Jon Nazca)
Vinícius Júnior. (Reuters/Jon Nazca)

Diez minutos malos estuvieron a punto de amargarle la noche al Real Madrid en su debut liguero... antes de que el equipo demostrarse por qué es el supercampeón de Europa. El Almería de Rubi aprovechó un Madrid despistado para clavarle el colmillo al inicio. Primero con una jugada sobre Umar Sadiq que el árbitro señaló como fuera de juego, aunque no lo era, y luego, inmediatamente después, con un sopapo en forma de gol. Rüdiger se quedó clavado, Eguaras detectó la carrera al espacio de Largie Ramazani y el delantero belga fusiló a placer a Thibaut Courtois. En un mal debut como titulares de Rüdiger y Tchouaméni, el Real Madrid echó de menos la solidez de Casemiro en el centro del campo y la sobriedad de la pareja Alaba-Militao. Por suerte para los blancos, Luka Modric ordenó al equipo en la segunda parte, Vinícius Júnior volvió a demostrar que es uno de los mejores jugadores del mundo, Lucas Vázquez empató y Alaba marcó un golazo de falta para dar los tres puntos.

Era una alineación con muchas rotaciones. Lo había prometido Carlo Ancelotti, espoleado por una temporada en que el Mundial de Qatar obligará a los entrenadores a rotar más de lo que les gustaría. Pues dicho y hecho. Lucas Vázquez de lateral por la derecha, Rüdiger junto a Nacho Fernández en el eje de la zaga y Tchouaméni, Camavinga y Toni Kroos en el centro del campo. Sin apenas tiempo para engrasar la maquinaria, el Almería se adelantó con una jugada tan sencilla como efectiva. Rüdiger pagó cara su desconcentración y Eguaras coló un balón de oro para Ramazani. Courtois, con todo el pescado vendido, no pudo hacer nada.

placeholder Vinícius Júnior fue el mejor jugador del Real Madrid. (Reuters/Jon Nazca)
Vinícius Júnior fue el mejor jugador del Real Madrid. (Reuters/Jon Nazca)

Reaccionó bien el equipo blanco al gol andaluz, como si de un accidente se tratara. Federico Valverde, uno de los jugadores más activos en los primeros 45 minutos, puso a prueba la seguridad del guardameta local, Fernando Martínez. Su latigazo salió rebotado tras toparse con sus manos. El portero del Almería sería la gran figura de su conjunto junto al debut del brasileño Kaiky en LaLiga. Un central de 18 años con todas las virtudes necesarias para colarse en la lista de los jugadores revelación de la temporada. Vinícius Júnior cogió la responsabilidad y empezó a tirar del carro.

Karim no fue el de siempre

En un día en que Karim Benzema se mostró gris, el extremo brasileño lo fue todo en ataque. Aglutinó rivales, estiró la defensa local y la empujó hacia su portero, regateó como siempre y amenazó al espacio para tortura de Chumi, su lateral. Dos pelotas muertas perdonó Karim y casi le cuesta el 2-0 al Madrid si el gigantón Umar Sadiq se llega a mostrar más acertado. El Madrid dominaba la pelota, pero sin Casemiro se partía demasiado. Tchouaméni, desdibujado, saltaba y abandonaba su zona, mientras Camavinga tampoco estaba cómodo. Solo Toni Kroos, desde la precisión quirúrgica con la pelota, funcionaba en la sala de máquinas.

placeholder Benzema tuvo una mala noche. (Reuters/Jon Nazca)
Benzema tuvo una mala noche. (Reuters/Jon Nazca)

De un cabezazo de Benzema a las manos de Fernando Martínez al disparo sin apenas ángulo de Vinícius. El Madrid cargaba una y otra vez la meta local, pero le faltaba puntería en una primera parte en que generó lo suficiente para macharse al descanso con un premio mayor. Al filo del descanso, el colegiado anularía un gol de Lucas Vázquez tras un pase milimétrico de Kroos por fuera de juego.

Ancelotti no se anduvo con rodeos al descanso. Fuera Camavinga y dentro Modric. Las piezas encajaron con más facilidad y Vinícius envió la pelota al palo en la primera oportunidad de la segunda parte. El Almería no se arrugó, siempre con Sadiq al galope. Dos llegadas peligrosas, una de Ramazani y otra de Samu Costa, sin castigo para los blancos. Se rompió el partido con un ritmo mayor... propiciado por un Madrid que anhelaba espacios al contragolpe. El Madrid contestó con celeridad. Un pase de cirujano de Vinícius en la frontal encontró a Benzema y el francés se volvió a topar con el guardameta local.

Salió Tchouaméni y entró Hazard. Modric siguió a lo suyo, uniendo piezas. El croata buscó a Mendy en la izquierda, tocó con Vinícius y este aportó su magia particular con una acción que reunió vértigo, cintura y velocidad y que sorprendió al Almería. La salvó Fernando Martínez, pero el rechazo cayó para Benzema, este tocó lo suficiente para desviarla y Lucas Vázquez envió el balón al fondo de la red con la izquierda. Empató el Madrid y el partido se inclinó hacia la portería local. Monopolizada la posesión, las ocasiones cayeron en cascada.

placeholder El gallego no falló. (Reuters/Jon Nazca)
El gallego no falló. (Reuters/Jon Nazca)

Agitó el árbol el Almería con un doble cambio (Dyego Sousa y Lazo por Sadiq y Ramazani) y Ancelotti echó más leña al fuego con la entrada de Alaba por Mendy. Pues fue salir y tocar la gloria. El austriaco se adueñó de la pelota para ejecutar una falta directa y lo siguiente que hizo fue clavarla en la escuadra. El Almería, que había resistido sin saber muy bien cómo durante más de 70 minutos, se desmoronó como un castillo de naipes.

Rubi buscó la reacción con un doble cambio al introducir a Portillo y Arnau Puigmal por Kaiky y Eguaras, y casi la encuentra, pero Courtois salvó el disparo de Lazo y se encargó del resto. El Madrid, sin éxito, también pudo matar el partido tras la entrada de Casemiro y Ceballos en los últimos minutos. Los primeros tres puntos del año ya están en el zurrón.

Diez minutos malos estuvieron a punto de amargarle la noche al Real Madrid en su debut liguero... antes de que el equipo demostrarse por qué es el supercampeón de Europa. El Almería de Rubi aprovechó un Madrid despistado para clavarle el colmillo al inicio. Primero con una jugada sobre Umar Sadiq que el árbitro señaló como fuera de juego, aunque no lo era, y luego, inmediatamente después, con un sopapo en forma de gol. Rüdiger se quedó clavado, Eguaras detectó la carrera al espacio de Largie Ramazani y el delantero belga fusiló a placer a Thibaut Courtois. En un mal debut como titulares de Rüdiger y Tchouaméni, el Real Madrid echó de menos la solidez de Casemiro en el centro del campo y la sobriedad de la pareja Alaba-Militao. Por suerte para los blancos, Luka Modric ordenó al equipo en la segunda parte, Vinícius Júnior volvió a demostrar que es uno de los mejores jugadores del mundo, Lucas Vázquez empató y Alaba marcó un golazo de falta para dar los tres puntos.

Real Madrid Luka Modric Vinicius Junior
El redactor recomienda