Es noticia
Menú
José Bordalás sufre el juego sucio de Peter Lim en "El Día de la Marmota" valencianista
  1. Deportes
  2. Fútbol
Una situación insoportable

José Bordalás sufre el juego sucio de Peter Lim en "El Día de la Marmota" valencianista

El técnico del Valencia mantiene el pulso con el dueño como antes hicieron Cesare Prandelli, Marcelino García Toral y Javi Gracia. La final de Copa no alivia el enfrentamiento

Foto: José Bordalás regresa tras su derrota en la final de la Copa del Rey. (EFE/Manuel Bruque)
José Bordalás regresa tras su derrota en la final de la Copa del Rey. (EFE/Manuel Bruque)

Una cantidad importante de dinero les mantiene unidos: 700.000 euros. Es la indemnización que cualquiera de los dos debería pagar si decidiera romper el año de contrato entre ambos, el Valencia CF y Pepe Bordalás, hasta junio de 2023. Pero ninguna de las dos partes está contenta con la otra. Ni ilusionada con seguir una temporada más. Al final, la relación entre el máximo accionista del Valencia CF, Peter Lim, y el entrenador del primer equipo ha acabado siendo insoportable. Pese a llegar a Mestalla sobre aviso, el técnico de turno acaba sintiéndose ninguneado.

Le sucedió primero a Cesare Prandelli, quien dimitió y hubo de pagar una cuantiosa compensación. Más tarde pasó con Marcelino García Toral, que comparó al dueño con un cangrejo ("el único animal que va hacia atrás") y acabó siendo destituido pese a haber ganado la Copa del Rey dos meses antes. Y se repitió con Javi Gracia, quien amagó con marcharse, pero se quedó y deambuló como un alma en pena durante meses porque no quería pagar la indemnización por romper el contrato.

placeholder José Bordalás, en la rueda de prensa previa a la final de Copa. (EFE/Julio Muñoz)
José Bordalás, en la rueda de prensa previa a la final de Copa. (EFE/Julio Muñoz)

Y está sucediendo otra vez. El alicantino José Bordalás explicitó esta semana el desencuentro. Nadie del club, dijo, le había avisado de que iban a hacer efectiva la opción de compra de Hugo Duro por cuatro millones procedente del Getafe. Desde la entidad de Mestalla se llegó a filtrar que el entrenador no quería fichar al jugador pese a haber sido él quien lo trajo como cedido. El juego sucio ha empezado.

"Mi intención es seguir, pero la plantilla tiene que mejorarse. Ha quedado patente que faltan cosas", remarcó el preparador alicantino. Bordalás llegó en verano pasado a Mestalla creyéndose más listo que sus antecesores. No consiguió la audiencia de Lim, que no se ha dignado ni a hablar con él por teléfono, pero sí le proporcionaron algunos fichajes como Alderete, Marcos André, Foulquier o el propio Hugo Duro, mucho más de lo logrado por Javi Gracia.

Guerra civil en Mestalla

En la Liga, Bordalás ha resultado un fracaso, décimo clasificado y fuera de Europa por tercer año consecutivo, pero mantuvo la llama alcanzando la final de la Copa del Rey, perdida frente al Betis en los penaltis. Aun así, las relaciones con el presidente, Anil Murthy, se han ido tensando. También con el director deportivo, Miguel Ángel Corona, un personaje casi clandestino para el valencianismo: no ha sido presentado desde su llegada a Mestalla, hace dos años, ni ha dicho "esta boca es mía". Es un perfil muy bajo que acata, a cambio de 30.000 euros mensuales, las órdenes de Singapur. Fue él quien recomendó a Javi Gracia, si bien lo abandonó cuando este se sintió engañado por los jefes asiáticos.

placeholder La afición pide la venta del club. ('LibertadVCF')
La afición pide la venta del club. ('LibertadVCF')

El enfrentamiento entre Bordalás y los dirigentes se produce en un contexto de guerra mayor entre la hinchada y el propietario de la entidad. La ciudad deportiva de Paterna amaneció esta semana con la vista de un cartel con una leyenda en negro y amarillo: "Lim, out", colgada de un poste perfectamente visible desde los campos de entrenamiento de la escuela valencianista. El pasado jueves, los abogados del club enviaron un burofax a la empresa que colocó el cartel exigiéndole su retirada, amenazándola con acciones legales.

Los autores del rótulo son dos grupos de oposición a Lim: uno, 'It must be love', de acciones espectaculares contra el dueño del Valencia; y otro, 'Libertad VCF', organizador de dos manifestaciones, de 6.000 y de 15.000 aficionados, contra el principal accionista. La mayoría de la hinchada está a favor de Bordalás y de la plantilla; y en contra de Lim. La próxima protesta, prevista para la última jornada de Liga ante el Celta, será invitar a los seguidores a quedarse fuera de Mestalla durante el partido. La acción busca el impacto de una imagen aérea del campo vacío, disputándose el encuentro, y una multitud en los aledaños del recinto. Bordalás está inmerso en el 'día de la marmota' en su pulso con Lim... y el club ya tantea a otros entrenadores como Diego Martínez (ex del Granada), según 'Marca'.

Una cantidad importante de dinero les mantiene unidos: 700.000 euros. Es la indemnización que cualquiera de los dos debería pagar si decidiera romper el año de contrato entre ambos, el Valencia CF y Pepe Bordalás, hasta junio de 2023. Pero ninguna de las dos partes está contenta con la otra. Ni ilusionada con seguir una temporada más. Al final, la relación entre el máximo accionista del Valencia CF, Peter Lim, y el entrenador del primer equipo ha acabado siendo insoportable. Pese a llegar a Mestalla sobre aviso, el técnico de turno acaba sintiéndose ninguneado.

Valencia CF Peter Lim
El redactor recomienda