Es noticia
Menú
Rodrygo lidera el último homenaje del Real Madrid para convertirlo en campeón de Liga
  1. Deportes
  2. Fútbol
REAL MADRID 4 - 0 ESPANYOL

Rodrygo lidera el último homenaje del Real Madrid para convertirlo en campeón de Liga

El Real Madrid ya es campeón de Liga, después del triunfo conseguido ante el Espanyol en el Santiago Bernabéu que le sirve para conseguir su 35º título del campeonato doméstico

Foto: El Real Madrid ya es el nuevo campeón de Liga. (Reuters/Juan Medina)
El Real Madrid ya es el nuevo campeón de Liga. (Reuters/Juan Medina)

El Real Madrid es el nuevo campeón de Liga. El conjunto de Carlo Ancelotti logró su ansiado título tras darse un homenaje ante el Espanyol (4-0) en el Santiago Bernabéu de la mano de un espectacular Rodrygo, que se disfrazó del líder del equipo para, con un doblete, llevar al equipo blanco al título de Liga. Así, a falta de cuatro jornadas para acabar el campeonato, el Madrid pone un broche de oro al torneo doméstico para conseguir la 35ª Liga de toda su historia.

Sin ningún lugar a dudas, el Real Madrid es el justo ganador de la Liga, en un curso brillante en el que solo han perdido tres encuentros y donde han mostrado una regularidad y una solidez digna de un gran equipo. Los blancos no fallaron en el primer 'match ball' que tenían para ser campeones y lograron un más que merecido título, coronando su gran curso con una victoria ante el Espanyol en la que Rodrygo mostró su mejor versión para erigirse en el héroe del Madrid.

Foto: Marcelo corona la Cibeles. (Reuters/Isabel Infantes)

Carlo Ancelotti, consciente de la cercanía de la 'final' que tendrá ante el Manchester City en la Champions, decidió llenar el equipo de rotaciones. Así, de inicio solo jugaron tres indiscutibles como Courtois, Modric y Casemiro -aunque el brasileño lo hizo fuera de posición-, amén de Rodrygo, un habitual del once pero no un titularísimo. Y, a pesar de ello, el Madrid mostró una gran imagen: agresivo en la presión, rápido en el movimiento de balón y con mucha mordiente en ataque.

El equipo inicial estaba plagado de suplentes, con jugadores que solo han participado un puñado de minutos como es el caso de Ceballos, Mariano o Vallejo, pero lo cierto es que nadie desentonó. Evidentemente, las diferencias entre el equipo habitual de Ancelotti y el que puso en liza ante el Espanyol hablan por sí solas, pero todo el mundo sabía lo que había en juego: ni más ni menos que un título de Liga... y nadie se lo quiso perder. Tanto, que el Madrid firmó un partido brillante.

placeholder Asensio celebra su gol ante el Espanyol. (EFE/Chema Moya)
Asensio celebra su gol ante el Espanyol. (EFE/Chema Moya)

Es necesario hacer una mención especial al medio del campo. Camavinga, Modric y, especialmente, Ceballos se hicieron con el control de juego en todo momento, marcaron el ritmo del partido y se jugó a lo que ellos quisieron: el tridente de la medular mostró un gran nivel defensivo, equilibrando al equipo y frenando cualquier intento del equipo 'perico, pero en ataque se mostraron superlativos: filtraron un sinfín de balones, movieron el esférico con mucha velocidad y dieron vértigo al Madrid.

Y, cuando hablamos de desequilibrio, rapidez y profundidad, un nombre siempre suele destacar: Rodrygo. El brasileño fue uno de los grandes responsables de la gran primera parte de los blancos, especialmente gracias a su conexión con Marcelo en la banda izquierda. Los dos brasileños fueron un dolor de cabeza para los catalanes, incapaces de frenar la capacidad combinativa de ambos jugadores y, de hecho, fruto de esa velocidad con el balón llegó el primer gol blanco.

Corría el minuto 33 cuando Rodrygo, en una espectacular acción con Marcelo, se metió dentro del área y, con mucha sutileza, superaba a Diego López para poner la Liga a tiro para los blancos. Solo diez minutos más tarde, un robo de Mariano -que ya había avisado con un remate al palo y un cabezazo rozando la escuadra- propició que el delantero brasileño se internara en el área para ajustar su disparo al palo izquierdo y aumentar la ventaja del Madrid en el marcador.

placeholder El equipo blanco fue un rodillo ante el Espanyol. (EFE/Chema Moya)
El equipo blanco fue un rodillo ante el Espanyol. (EFE/Chema Moya)

Susto y resolución definitiva

La segunda mitad comenzó con un Espanyol más metido en el partido y que intentó meter miedo a Thibaut Courtois. Una falta de RDT y un intento de despeje de Mariano que casi se convierte en un bello autogol metieron el miedo en el cuerpo al Madrid, pero no necesitó demasiado para sellar el partido. Corría el minuto 55 cuando Modric recuperó en la medular, desplegó a Camavinga en velocidad y, tras filtrar el balón a Asensio, el balear marcó el tercero con un gran disparo con su derecha.

El Madrid acababa de sellar el campeonato de Liga y, a partir de ahí, Ancelotti comenzó con los homenajes. Retiró del campo a Modric, Casemiro y Rodrygo para tenerlos a punto para la Champions, y dio entrada a Benzema, Vinicius y Kroos para hacerlos partícipes del éxito, al igual que Isco que entró en lugar de Mariano. Estas modificaciones hicieron que Camavinga se tuviera que desempeñar como central, y no desentonó lo más mínimo. El futuro del francés es realmente superlativo.

placeholder Benzema, tras anotar su 42º gol de la temporada. (Reuters/Juan Medina)
Benzema, tras anotar su 42º gol de la temporada. (Reuters/Juan Medina)

Quien brilló en el tramo final de partido fue Ceballos, que dio una lección de juego de altísimo nivel, un jugador que posiblemente ha merecido más minutos de los que ha contado esta temporada. Y, como no podía ser de otra manera, Benzema quiso sumarse a la fiesta: primero, dando una asistencia para el gol de Isco que el VAR anuló y, después, anotando su tradicional gol cada vez que salta al césped. Vinicius y el francés entraron en acción y cerraron la cuenta anotadora.

Corría el minuto 81 cuando, un balón en profundidad, sirvió a Vinicius para alcanzar la línea de fondo. Levantando la cabeza con mucha tranquilidad, vio el desmarque de Benzema desde el segundo al primer palo y, tras darle un 'caramelo', el francés no perdonó y marcó su 42º gol de la temporada. El Madrid se dio un festival en el Bernabéu para convertirse en el justo ganador de Liga. Ahora, es el momento de descansar y pensar en la próxima 'final': el partido ante el City en la Champions.

El Real Madrid es el nuevo campeón de Liga. El conjunto de Carlo Ancelotti logró su ansiado título tras darse un homenaje ante el Espanyol (4-0) en el Santiago Bernabéu de la mano de un espectacular Rodrygo, que se disfrazó del líder del equipo para, con un doblete, llevar al equipo blanco al título de Liga. Así, a falta de cuatro jornadas para acabar el campeonato, el Madrid pone un broche de oro al torneo doméstico para conseguir la 35ª Liga de toda su historia.

Real Madrid