Es noticia
Menú
La Liga de Benzema y Courtois o cómo ser campeón gracias a dos líderes humildes
  1. Deportes
  2. Fútbol
LOS GRANDES ARTÍFICES DEL ÉXITO

La Liga de Benzema y Courtois o cómo ser campeón gracias a dos líderes humildes

El conjunto blanco selló ante el Espanyol su ansiado título de Liga, pero buena parte de la responsabilidad a lo largo de la temporada tiene que ver con la aportación de dos jugadores

Foto: Benzema celebra su gol ante el Sevilla. (Reuters/Marcelo Del Pozo)
Benzema celebra su gol ante el Sevilla. (Reuters/Marcelo Del Pozo)

El Real Madrid ya es campeón de Liga. El conjunto blanco ha conseguido su 35º título doméstico y lo ha hecho en una temporada que está siendo para enmarcar. Los de Carlo Ancelotti han logrado el trofeo cuando aún faltan 12 puntos por disputar, sinónimo del gran curso de la plantilla, especialmente de dos jugadores que se han convertido en los verdaderos líderes del equipo sobre el terreno de juego: Karim Benzema y Thibaut Courtois, dos líderes humildes.

Como ocurriera a principios de siglo, buena parte del éxito del equipo está basado en la aportación de su delantero centro y de su portero, aunque en aquella ocasión los principales protagonistas fueran Ronaldo Nazario e Iker Casillas. La grandeza de ganar una Liga radica en que es el título más justo de todos, pues mide la regularidad de todos los participantes y termina llevándose el título el equipo que mejor lo haga a lo largo de 38 jornadas. Y, este curso, el Madrid es ese equipo.

Foto: Ancelotti da indicaciones durante el partido en el Etihad. (EFE/Peter Powell)

Sin embargo, desde algunos ámbitos se ha menospreciado el título de los blancos, asegurando que no ha tenido competencia en el campeonato. El azulgrana Dani Alves así lo afirmaba hace algunas fechas: "El Real Madrid ha tenido suerte de que no llegamos antes", afirmó. Pero nada más lejos de la realidad: si no ha tenido rival en la Liga es precisamente por el alto nivel del equipo. Mientras el resto de equipos se han ido dejando puntos, el conjunto madridista ha estado intratable.

Y los principales responsables del éxito blanco, desde la más absoluta humildad, son dos jugadores clave: Benzema y Courtois. Dos futbolistas que no han levantado la voz nunca, que siempre han trabajado en silencio en busca de mejorar sus prestaciones, insaciables en sus récords y conscientes de que el éxito llega con el esfuerzo, el sacrifico y la modestia. Sin estos tres componentes, un jugador puede ser bueno, pero no superlativo. Precisamente lo necesario para ser líderes en el campo.

La temporada de Benzema es de escándalo: con 42 goles en los 42 partidos que ha disputado, es el Pichichi del campeonato con 26 goles, pero, además, es el máximo asistente de la Liga, con 11 pases de gol. Su aportación en el ataque blanco, a nivel de estadísticas, ha sido descomunal... y todo ello sin tener en cuenta los intangibles que es capaz de aportar. Es el claro candidato a levantar el Balón de Oro, después de una temporada que Benzema jamás olvidará.

placeholder Thibaut Courtois, en pleno vuelo. (Reuters/Tony Obrien)
Thibaut Courtois, en pleno vuelo. (Reuters/Tony Obrien)

Su capacidad de liderazgo, de pedir el balón en los momentos complicados y, sobre todo, de resolver los partidos más atascados, le han convertido en el gran líder del Madrid. Solo en Liga, sus goles han sido fundamentales para sumar doce puntos, consiguiendo la victoria en el tramo final de los partidos ante Sevilla, Celta, Rayo o Athletic. Pero todo buen goleador siempre debe de estar escoltado por un seguro en defensa... y ahí es donde aparece Courtois.

El meta belga ha sido pieza clave para el título. Lo ha jugado todo en la Liga, encajando 29 goles en los 34 partidos disputados y siendo capaz de dejar su portería a cero hasta en 14 ocasiones. Ha sido el gran seguro blanco bajo palos, siendo responsable directo de la gran seguridad defensiva del Madrid: es cierto que Militao y Alaba han mostrado un nivel muy bueno pero, siempre que su equipo lo ha necesitado, por detrás ha aparecido el arquero para sacar las castañas del fuego.

El listón está muy alto

Tal y como comentábamos antes, la Liga es el torneo de la regularidad, algo que también es aplicable a las plantillas: si un equipo no es sólido y mantiene un nivel constante a lo largo del tiempo, no tiene nada que hace en un campeonato tan exigente. Es decir, necesita que toda la plantilla esté en buena forma, pero no es menos cierto que el francés y el belga han destacado por encima del resto, han mantenido el listón muy alto y han tirado del equipo cuando más lo ha necesitado.

Con el título de Liga, el Madrid puede presumir de haber hecho una temporada de notable alto... y está a las puertas de convertirla en sobresaliente. Tras el campeonato doméstico y la Supercopa de España, sabe que le queda una última remontada en el Santiago Bernabéu en busca de la gran final de la Liga de Campeones. Una última batalla en busca de la gloria absoluta en la que Benzema y Courtois tendrán mucho que decir. Pero eso ya será otras historia.

El Real Madrid ya es campeón de Liga. El conjunto blanco ha conseguido su 35º título doméstico y lo ha hecho en una temporada que está siendo para enmarcar. Los de Carlo Ancelotti han logrado el trofeo cuando aún faltan 12 puntos por disputar, sinónimo del gran curso de la plantilla, especialmente de dos jugadores que se han convertido en los verdaderos líderes del equipo sobre el terreno de juego: Karim Benzema y Thibaut Courtois, dos líderes humildes.

Real Madrid Karim Benzema
El redactor recomienda