Es noticia
Menú
Sergio Ramos y Gerard Piqué, la historia de dos enemigos íntimos
  1. Deportes
  2. Fútbol
La mejor dupla de centrales de la Selección

Sergio Ramos y Gerard Piqué, la historia de dos enemigos íntimos

La relación entre ambos no comenzó bien, aunque con el tiempo mejoró y llegó a la amistad. De hecho, Gerard confirmó públicamente que estaba haciendo negocios con Sergio

Foto: Ramos y Piqué, durante el Mundial de Rusia. (EFE/Martin Divisek)
Ramos y Piqué, durante el Mundial de Rusia. (EFE/Martin Divisek)

El nombre de Sergio Ramos ha vuelto a la palestra por un tema no deportivo. Mientras el central celebra su primer título con el Paris Saint Germain, Supercopa Files', una investigación de El Confidencial, desveló cómo Gerard Piqué filtró un audio de Ramos a Luis Rubiales: "Rubi, por favor, máxima confidencialidad". En dicho audio, el central del FC Barcelona le reenvió al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) la opinión del camero acerca de un conflicto entre el propio Rubiales y David Aganzo. Dicha confidencia de 'Geri' a 'Rubi' ha sido interpretada por aficionados del fútbol como una traición. Un episodio más en una relación cargada de elementos propios de una tragedia de Shakespeare: rivalidad, compañerismo, amistad, negocios, enfrentamientos mediáticos... Ambos futbolistas se conocieron en 2009, cuando el catalán fue convocado por primera vez a la Selección. Aunque su relación no empezó bien, poco a poco mejoró y entablaron amistad.

El primer encontronazo entre ambos ocurrió en 2010. Durante una rueda de prensa conjunta en la Selección Española, un periodista le hizo una pregunta a Piqué en catalán. Aquello no le gustó a Ramos, que tomó la palabra antes de que respondiera su compañero: "En andaluz, díselo en andaluz, que está muy bien. Le cuesta entender el castellano". En esos momentos, Gerard río de manera nerviosa. Aunque en los años venideros pasase a ser un firme defensor público de la autodeterminación de Cataluña, siempre evitando aclarar si el mismo se consideraba independentista.

Ambos aún no formaban el tándem que tan buenos resultados le dio a la Selección. En aquel momento, Ramos era el lateral derecho y Piqué era pareja con Puyol en el centro de la zaga. Las lesiones de Carles, unidas al cambio de posición de Sergio, formaron el mejor binomio defensivo del momento. Se mantuvieron juntos hasta 2018, cuando Gerard abandonó el equipo nacional después del Mundial de Rusia.

placeholder Ramos levanta a Piqué del suelo en un partido en 2019. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Ramos levanta a Piqué del suelo en un partido en 2019. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Un grupo de Whatsapp

La relación mejoró, en parte por un grupo de Whatsapp que creó Piqué llamado 'Enhorabuena'. Lo integraron ocho o nueve jugadores del Barça y del Madrid que eran habituales en la Selección. Y se dedicaron a gastarme bromas unos a otros. Gerard casi siempre las lanzaba a Ramos, que le contestaba que su segundo apellido era Bernabéu.

La polémica entre ambos volvió en abril de 2017, cuando el Barcelona venció en el Bernabéu (2-3) gracias a la fantástica actuación de Leo Messi. Aquel día, Ramos fue expulsado por una dura entrada al argentino. Al salir del terreno de juego, se dirigió a Piqué moviendo las manos y le dijo: "Habla ahora". El defensa del Barça, la semana antes del partido, declaró: "En el palco del Bernabéu se mueven los hilos del país".

La respuesta de Piqué no tardó en llegar. Al concluir el encuentro, declaró en zona mixta: "Cuando llegue a casa se va a arrepentir. La roja es muy clara porque entra con los dos pies por delante y sin opciones de tocar el balón. El problema es que están acostumbrados a arbitrajes muy permisivos y, cuando el árbitro hace bien su trabajo, parece que es el malo de la película".

placeholder Ramos, junto a Piqué, Hierro y Rubiales, cuando el catalán cumplió 100 internacionalidades. (EFE/Alejandro García)
Ramos, junto a Piqué, Hierro y Rubiales, cuando el catalán cumplió 100 internacionalidades. (EFE/Alejandro García)

Declaraciones irónicas

Ramos, sin embargo, tiró de ironía: "Habrá sido permisivo, como el árbitro del Barça-PSG. Ahora los medios de su casa dirán lo que quieran. A él le gusta opinar sobre los árbitros y con tanta presión y tanto morbo, parece que se lleva el gato al agua. (…) La roja es excesiva. Admito que llego tarde, pero no voy a hacerle daño".

El encontronazo verbal quedó ahí porque, apenas seis meses más tarde, Ramos confirmó en 'El Transistor' su buena relación con Piqué: "Antes apenas teníamos relación; ahora nos llevamos bastante bien. Si lo comparas con la antigua relación que teníamos, te digo que a día de hoy nos llevamos bastante bien. Aunque teníamos menos relación, nos respetábamos porque nos tocaba jugar juntos y sabíamos que hacíamos una de las mejores parejas de centrales del mundo. Cuando creces y maduras, dejas al margen cosas a las que antes dabas importancia y que no la tienen. Eso ha hecho que la relación mejore bastante".

Piqué también lo confirmó en una rueda de prensa: "Es mentira que Sergio y yo tengamos mala relación. Nuestra relación es fenomenal y me gustaría que un día lo vierais. Es fácil que cada dos por tres digáis que nos reunimos para acercar posturas. En realidad, no nos hace falta porque estamos muy cerca el uno del otro. Seremos socios de un negocio que le propuse".

placeholder Charla distendida entre Piqué y Ramos tras un Clásico en 2018. (EFE/Enric Fontcuberta)
Charla distendida entre Piqué y Ramos tras un Clásico en 2018. (EFE/Enric Fontcuberta)

Fundar una red social de jugadores

Los negocios de Ramos, en aquel momento, estaban focalizados en el mercado inmobiliario y ganadero. Por su parte, Piqué estaba centrado en las tecnologías y los videojuegos. Fue el catalán el que le sugirió al sevillano fundar una red social de jugadores, 'Power to the players'. Gerard, sin embargo, se unió finalmente a 'The players tribune'. De hecho, el propio futbolista hizo entrevistas a compañeros como Neymar y Luis Suárez.

La relación entre ambos mejoró. Piqué, incluso, bromeó sobre falsos rumores acerca de un conflicto latente entre ambos futbolistas. Según la investigación de este periódico, Ramos y el catalán mantuvieron conversaciones fluidas en el 2019, cuando el andaluz optó por no meter a los jugadores en un conflicto de Rubiales y David Aganzo, presidente de la AFE. Lo hizo a través de un audio que Piqué mandó a Rubiales.

El nombre de Sergio Ramos ha vuelto a la palestra por un tema no deportivo. Mientras el central celebra su primer título con el Paris Saint Germain, Supercopa Files', una investigación de El Confidencial, desveló cómo Gerard Piqué filtró un audio de Ramos a Luis Rubiales: "Rubi, por favor, máxima confidencialidad". En dicho audio, el central del FC Barcelona le reenvió al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) la opinión del camero acerca de un conflicto entre el propio Rubiales y David Aganzo. Dicha confidencia de 'Geri' a 'Rubi' ha sido interpretada por aficionados del fútbol como una traición. Un episodio más en una relación cargada de elementos propios de una tragedia de Shakespeare: rivalidad, compañerismo, amistad, negocios, enfrentamientos mediáticos... Ambos futbolistas se conocieron en 2009, cuando el catalán fue convocado por primera vez a la Selección. Aunque su relación no empezó bien, poco a poco mejoró y entablaron amistad.

Sergio Ramos
El redactor recomienda