Es noticia
Menú
Joao Félix por fin convence a Simeone y el portugués explota en 2022 (4-1)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Titular indiscutible

Joao Félix por fin convence a Simeone y el portugués explota en 2022 (4-1)

El Atlético de Madrid venció al Alavés con un doblete de su estrella. Suma ocho goles y tres asistencias este año y no para de crecer. Suárez participó con otro doblete en la goleada

Foto: El luso vuelve a sonreír con Simeone. (Reuters/Susana Vera)
El luso vuelve a sonreír con Simeone. (Reuters/Susana Vera)

Algo ha cambiado en la relación entre Joao Félix y Diego Pablo Simeone. El portugués es buenísimo, puro talento en el último tercio del campo y un jugador destinado a mandar en Europa durante la presente década. El problema es que no acababa de encontrar su mejor versión en el Atlético de Madrid a pesar de haber pagado 126 millones de euros por él y representar el deseo de la directiva de ser el jugador franquicia colchonero. Al portugués lo machacaban a faltas, las lesiones le boicoteaban su evolución y también le faltaba regularidad en una delantera donde Matheus Cunha y Ángel Correa, incluso Luis Suárez, estaban dando un rendimiento mejor que el suyo en 2021. Pero este año eso ha cambiado. Aunque no todo, al luso le siguen pegando de lo lindo, pero su compromiso defensivo, su determinación con la pelota y su conexión a los partidos es mucho mayor.

Su primer gol ante el Deportivo Alavés, completamente libre de marca tras haber analizado la situación en el área vitoriana, es un punto más a su favor. Un cabezazo limpio que dio tres puntos en un encuentro trabado, plagado de interrupciones y donde los visitantes se jugaban la vida en el Wanda Metropolitano. No es casualidad que Joao Félix abriese el marcador en el único remate entre los tres palos del conjunto rojiblanco. Ni que fuese el autor del 3-1. Hoy por hoy, el portugués aúna una gran parte de las posibilidades rojiblancas de amenazar al rival y sembrar el pánico en campo rival.

placeholder El portugués suma nueve goles esta temporada. (Reuters/Susana Vera)
El portugués suma nueve goles esta temporada. (Reuters/Susana Vera)

Ya asistió en la victoria por la mínima contra el Rayo Vallecano en Vallecas, participó con un taconazo precioso en la eliminación del Manchester United en Old Trafford, marcó el gol que abrió la lata contra el Cádiz y condenó al Betis con un doblete. Los números respaldan las sensaciones. Porque Joao Félix fue el mejor jugador del Atlético de Madrid en un partido difícil contra el Alavés. LaLiga está en un punto de la temporada donde los equipos arriesgan poco, las pulsaciones están al máximo y la presión atenaza a la mayoría de participantes.

El luso hizo el gol y dejó jugadas de bella factura. Aventuras individuales, controles milimétricos, conducciones capaces de aglutinar rivales y liberar compañeros y un papel de líder del ataque que no le molesta, más bien realza su figura en la plantilla. Joao Félix se siente querido y mimado por su entrenador. Las cosas le empiezan a salir y está marcando la diferencia. Tras el gol colchonero, pudo empatar el Alavés con dos ocasiones, la primera de Joselu y la segunda de Rioja desbaratadas ambas por Giménez y Oblak, respectivamente.

En la segunda mitad, los rojiblancos echaron un par de pasos hacia atrás y decidieron protegerse y esperar al contragolpe. Simeone introdujo dos cambios, sabedor de que la Champions está a la vuelta de la esquina. Entraron De Paul y Carrasco por Lodi y Lemar y luego Luis Suárez por Griezmann. El Alavés no estaba dispuesto a dejar escapar la oportunidad de puntuar y acarició el empate. En una de esas ocasiones, Escalante entró solo al área emulando a Joao Félix en el primer gol del encuentro y remató el centro de Edgar Méndez. El partido se puso cuesta arriba y Simeone recurrió a Cunha.

placeholder El delantero uruguayo del Atlético de Madrid, Luis Suárez, volvió a marcar. (EFE/Ballesteros)
El delantero uruguayo del Atlético de Madrid, Luis Suárez, volvió a marcar. (EFE/Ballesteros)

El brasileño alteró por completo la dinámica del partido con sus desmarques profundos. En su primera jugada al espacio, retó a Leujene en el área y forzó un penalti que transformaría Luis Suárez. El Atlético se ponía por delante, pero Joao Félix quería más. Pudo hacer el 3-1 inmediatamente cuando se asoció con Cunha. Sin embargo, el 3-1 definitivo y su doblete tardarían un poco más. Tendría que ser con un control magnífico en la línea de fondo, una internada a toda pastilla, un pase maravilloso con el exterior hacia Cunha y un remate de estar concentrado en el partido. Con el 3-1, todos respiraron y Suárez, que hizo el 4-1 en los últimos minutos, cerró el partido. El Atlético se asienta en Champions y alarga las buenas sensaciones.

Algo ha cambiado en la relación entre Joao Félix y Diego Pablo Simeone. El portugués es buenísimo, puro talento en el último tercio del campo y un jugador destinado a mandar en Europa durante la presente década. El problema es que no acababa de encontrar su mejor versión en el Atlético de Madrid a pesar de haber pagado 126 millones de euros por él y representar el deseo de la directiva de ser el jugador franquicia colchonero. Al portugués lo machacaban a faltas, las lesiones le boicoteaban su evolución y también le faltaba regularidad en una delantera donde Matheus Cunha y Ángel Correa, incluso Luis Suárez, estaban dando un rendimiento mejor que el suyo en 2021. Pero este año eso ha cambiado. Aunque no todo, al luso le siguen pegando de lo lindo, pero su compromiso defensivo, su determinación con la pelota y su conexión a los partidos es mucho mayor.

Joao Félix Diego Simeone