Es noticia
Menú
El inoportuno desliz de Carvajal, la guinda a su tétrico partido contra el Barça
  1. Deportes
  2. Fútbol
Una actuación desastrosa

El inoportuno desliz de Carvajal, la guinda a su tétrico partido contra el Barça

El lateral blanco, renovado hasta 2025 el año pasado, ha demostrado estar muy superado en los últimos partidos. El Real Madrid no tiene un lateral derecho de garantías

Foto: El lateral español no llega a tapar el centro de Aubameyang. (EFE/Juanjo Martín)
El lateral español no llega a tapar el centro de Aubameyang. (EFE/Juanjo Martín)

No pasa por un buen momento Dani Carvajal. El lateral blanco, muy discutido entre su propia afición, es uno de los puntos débiles del Real Madrid esta temporada e ilustra el cambalache que tiene el club en el lateral derecho blanco. Después de un pésimo partido, donde Ferran Torres le pasó por encima y salió sustituido al descanso en busca de una reacción local con el 0-2 en contra, el defensor blanco tuvo el inoportuno desliz de darle 'me gusta' a una publicación de Jordi Alba en 'Instagram' donde el barcelonista celebraba la paliza histórica al Madrid en el vestuario visitante. Un hecho que no sentó nada bien a numerosos seguidores madridistas, encendidos por la derrota, y que provocó que el 'me gusta' del jugador madridista desapareciese más tarde.

El malestar con Carvajal viene de más lejos. Cuando el Madrid renovó al español el año pasado, el lateral sumaba 564 días de baja y 94 partidos sin jugar por lesión en las últimas seis temporadas. Renovar a un jugador de 29 años con su historial de lesiones hasta 2025 fue una decisión muy arriesgada y ahora el equipo paga el precio de no tener a un jugador de máxima élite en el sector derecho. No ayudan sus continuas lesiones, pero tampoco su flojo nivel en los últimos partidos clave que ha disputado con la camiseta blanca.

En la eliminatoria de Champions League contra el PSG, Kylian Mbappé le hizo pasarlo muy mal. Carvajal, superado en la mayoría de duelos individuales contra el francés, no pudo competir con la velocidad supersónica, los regates, el desequilibrio ni el potencial físico de la estrella gala del PSG. Fue uno de los grandes señalados en la derrota de la ida en el Parque de Los Príncipes, pero también en la victoria del Santiago Bernabéu, donde la dupla que formó con Marco Asensio en la primera parte por el sector derecho del Real Madrid fue un auténtico páramo. Ancelotti lo cambió con el 1-1 para introducir a Lucas Vázquez, que lo hizo mejor que él.

placeholder Dani Carvajal frena a Ferrán Torres como puede. (EFE/Juanjo Martín)
Dani Carvajal frena a Ferrán Torres como puede. (EFE/Juanjo Martín)

Ayer, frente al FC Barcelona, el lateral madridista tenía una nueva oportunidad de dar un golpe en la mesa en una temporada donde ya se ha perdido 11 encuentros. Nada más lejos de la realidad y como ya sucediese contra Mbappé, no pudo contener a Ferran Torres. Y, cuando lo hizo, fue con faltas. El desastre blanco fue colectivo y la derrota por 0-4 tuvo muchos padres. Sin embargo, Daniel Carvajal fue una de las principales razones de la victoria del Barça y la cantidad de ocasiones que tuvo el cuadro de Xavi Hernández en el Bernabéu. El rival detectó que es un punto débil y fue a por él de manera descarada.

Desde el principio, Xavi Hernández diseñó un plan de partido en el que Pedri y Frenkie de Jong se colaran a la espalda del centro del campo blanco. Una vez logrado este hecho, la idea era encontrar sistemáticamente situaciones de uno contra uno de Ferran Torres frente a Carvajal y de Ousmane Dembélé contra Nacho Fernández. Carvajal no pudo con la velocidad de Ferran Torres. Poco atento a los duelos individuales, abrumado por las diagonales al espacio del extremo culé, lento a la hora de anticiparse, nervioso e impreciso en la salida de balón (donde regaló varias ocasiones) y, de nuevo, señalado al descanso por Carlo Ancelotti.

No pasa por un buen momento Dani Carvajal. El lateral blanco, muy discutido entre su propia afición, es uno de los puntos débiles del Real Madrid esta temporada e ilustra el cambalache que tiene el club en el lateral derecho blanco. Después de un pésimo partido, donde Ferran Torres le pasó por encima y salió sustituido al descanso en busca de una reacción local con el 0-2 en contra, el defensor blanco tuvo el inoportuno desliz de darle 'me gusta' a una publicación de Jordi Alba en 'Instagram' donde el barcelonista celebraba la paliza histórica al Madrid en el vestuario visitante. Un hecho que no sentó nada bien a numerosos seguidores madridistas, encendidos por la derrota, y que provocó que el 'me gusta' del jugador madridista desapareciese más tarde.

Real Madrid FC Barcelona Santiago Bernabéu