Es noticia
Menú
El VAR echa una mano al Barça en Elche para mantener su racha de triunfos (1-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
El Elche mereció más

El VAR echa una mano al Barça en Elche para mantener su racha de triunfos (1-2)

Hernández Hernández pitó un penalti por mano en el area de los ilicitanos, pero no señaló la pena máxima en contra de los blaugranas por una infracción de Jordi Alba

Foto: Memphis Depay celebra el tanto del triunfo. (EFE/Biel Aliño)
Memphis Depay celebra el tanto del triunfo. (EFE/Biel Aliño)

Este Fútbol Club Barcelona es otra cosa. Combina, presiona, busca la superioridad, encuentra la verticalidad, acecha el gol… pero todavía tiene tics de ser un equipo por hacer y consiguió la remontada en Elche (1-2) favoreciéndose de una polémica arbitral. El VAR pitó el penalti decisivo a favor de los culés por una mano de Barragán, pero minutos después no señaló con el mismo castigo una infracción de Jordi Alba. El Elche demostró en el estadio Manuel Martínez Valero que es un conjunto para salvarse de la lucha por el descenso con relativa comodidad y que quien quiera sacarles puntos a domicilio tendrá que sufrir. El capitán Fidel firmó su tanto. Sufrió el Barça especialmente en defensa, sin capacidad para contrarrestar los argumentos ofensivos de los ilicitanos, pero arañó la remontada con goles de Ferran Torres y Memphis Depay.

placeholder Xavi, durante el encuentro en Elche. (EFE /Biel Aliño)
Xavi, durante el encuentro en Elche. (EFE /Biel Aliño)

El Elche se adelantó en el marcador al filo del final de la primera mitad. Una vez más, un despiste defensivo tuvo la culpa. Pedri corrió a despejar un balón hacía su propia portería -primer error- y la pelota acabó por ser un pase en profundidad preciso y exquisito para Fidel; el extremo se internó en el área gracias a la facilidad que le dejó Dani Alves -segundo error- y cruzó la pelota al palo largo con un disparo raso. “Qué golazo c***”, celebró Mújica, lateral izquierdo del Elche, como recogieron los micrófonos de campo de Movistar.

El espectador vio un encuentro disputado y bonito, de esos que si suceden en la Premier League acaparan los halagos. Diego González evitó el primer tanto de los blaugranas en una acción defensiva de libro. Dembélé se marchó en velocidad en un contraataque tras un buen pase de Aubameyang. El francés, el mejor del Barça en la primera mitad, trató de ejecutar una vaselina con demasiado poco espacio. La pelota le cayó a Frenkie de Jong con mucha portería vacía, pero el holandés no atinó y González pudo despejar.

Si el tanto de los locales llegó fruto de un extraño despeje por parte de Pedri, los blaugranas empatarían con suerte similar. Jordi Alba, tan brillante en el ataque de los de Xavi como ausente en labores defensivas, intentó rematar una volea con la diestra que acabó en asistencia en el área pequeña para Ferran Torres cuando se superaba la hora de partido. El ex del Manchester City se quitó ansiedad de sus últimos fallos, aunque dejaría síntomas de que su idilio con el gol no se ha consumado, fallando varias ocasiones. No se amilanó el Elche, que buscó la victoria en todo momento y obligó a Ter Stegen a esforzarse. Pere Milla tuvo la mejor ocasión de la segunda mitad, aprovechando un pase atrás de Mújica que terminó en paradón del alemán.

El show del VAR

Memphis Depay, ejerciendo como revulsivo estrella en la buena racha del Barcelona, se internó en el área y trató de poner un centro. La jugada tuvo rebotes, pero los jugadores culés se abalanzaron al árbitro para pedir penalti. La repetición mostró como Barragán toca la pelota con el codo, sacándolo levemente. Involuntario o no, Hernández Hernández acudió a verlo: penalti. Depay ejecutó la pena máxima con clase, poniendo el balón en la escuadra imposible para el guardameta.

Instantes después, Jordi Alba fue protagonista de una acción similar. La pelota impactó en el brazo del lateral izquierdo… según Hernández Hernández, el brazo estaba pegado en el cuerpo. No lo parecía. Se desquiciaron los ilicitanos, incluyendo una bronca del argentino Pastore desde el banquillo que supuso su expulsión por roja directa. Lo que más indigno en el Martínez Valero es que, a diferencia del penalti señalado en contra, el árbitro ni siquiera acudió a ver la acción en pantalla, ya que sus compañeros de la sala VAR le dijeron que no era pitable. Francisco y Xavi discutieron al finalizar el encuentro.

Las medias verdades de Koeman

Esta semana, Ronald Koeman dio su primera entrevista desde que fuera despedido como técnico del Barcelona. Era hora de saldar cuentas pendientes y el neerlandés no dejó títere con cabeza, señalando las mentiras de Joan Laporta como el principal argumento de su fracaso blaugrana. “No me dieron el tiempo que le han dado al nuevo entrenador, Xavi, todavía me resulta doloroso”, aseguró Koeman. No hace falta echar demasiados números para darse cuenta de que el actual entrenador del Barça lleva bastante menos en el banquillo que su predecesor, si bien es cierto que la plantilla culé actual es superior a la que empezó la temporada.

Foto: Koeman, en su época con el Barcelona. (Reuters/Gonzalo Fuentes)

Este Barcelona es mejor que el que cogió Xavi. Sigue concediendo goles con demasiada facilidad, en desconexiones permanentes de su defensa, pero el aficionado blaugrana tiene derecho a ilusionarse. ¿Está este equipo para disputar LaLiga? No. ¿Está sentando las bases para poder celebrar éxitos a medio plazo? Sin duda. De momento, sigue su buena racha de resultados, aunque la polémica arbitral acompañe.

Este Fútbol Club Barcelona es otra cosa. Combina, presiona, busca la superioridad, encuentra la verticalidad, acecha el gol… pero todavía tiene tics de ser un equipo por hacer y consiguió la remontada en Elche (1-2) favoreciéndose de una polémica arbitral. El VAR pitó el penalti decisivo a favor de los culés por una mano de Barragán, pero minutos después no señaló con el mismo castigo una infracción de Jordi Alba. El Elche demostró en el estadio Manuel Martínez Valero que es un conjunto para salvarse de la lucha por el descenso con relativa comodidad y que quien quiera sacarles puntos a domicilio tendrá que sufrir. El capitán Fidel firmó su tanto. Sufrió el Barça especialmente en defensa, sin capacidad para contrarrestar los argumentos ofensivos de los ilicitanos, pero arañó la remontada con goles de Ferran Torres y Memphis Depay.

FC Barcelona
El redactor recomienda