Es noticia
Menú
Frenkie de Jong salva al Barça en el minuto 88 y da oxígeno a Xavi ante el penúltimo clasificado
  1. Deportes
  2. Fútbol
ALAVÉS 0 - 1 BARCELONA

Frenkie de Jong salva al Barça en el minuto 88 y da oxígeno a Xavi ante el penúltimo clasificado

El conjunto azulgrana logró los tres puntos en el tramo final de un partido en el que el fútbol brilló por su ausencia y donde los culés lo fiaron todo a meter centros al área del Alavés

Foto: El Barça celebra su gol ante el Alavés. (Reuters/Vincent West)
El Barça celebra su gol ante el Alavés. (Reuters/Vincent West)

El Barcelona salvó, en el último momento, un partido complicado en Mendizorroza (0-1), con un gol de Frenkie de Jong que salvó un tropiezo monumental ante el Alavés, el penúltimo clasificado de la Liga. Los culés no encontraron la manera de derribar el muro 'babazorro' hasta el minuto '88, momento en el que un gran pase filtrado de Jordi Alba permitió a Ferran Torres dejar un balón en bandeja para que el holandés batiera a Pacheco y dar los tres puntos a los azulgranas.

Y es que ha quedado a un lado ese Barcelona de toque, movimiento y triangulación. La posesión intranscendente se ha convertido en el 'leitmotiv' del equipo, sin verticalidad y sin mordiente en los metros finales, cuya única solución para tratar de sorprender a los rivales es colgar balones al área, algo que, contra el Alavés, no solo no le funcionó, sino que constantemente se estrelló contra un muro que no supo franquear... salvo por una milagrosa acción en los últimos segundos.

Foto: Messi y Dembélé celebran un gol en un partido del Barcelona. (EFE/Biel Aliño)

Xavi llegó al Barça el 5 de noviembre, aunque no se sentó en el banquillo hasta 15 días después. Desde entonces, ha dirigido al equipo en trece encuentros y la nómina de resultados no le ha sido demasiado favorable: suma seis victorias, tres empates y cuatro derrotas. El problema no es solo que haya pinchado más que ganado desde que entrena al conjunto culé, sino que ni las sensaciones ni el momento deportivo en el que está el equipo han mejorado con respecto a Ronald Koeman.

Eliminado de la Champions, de la Copa del Rey y derrotado en semifinales de la Supercopa, solo la Europa League y la Liga se antojan como opciones de seguir peleando por algo aunque, siendo realistas, el campeonato doméstico se ve como un milagro. De hecho, cuando Xavi cogió las riendas del equipo estaba a doce puntos del lider, el Real Madrid... y, ahora, se encuentra a quince. Pocos brotes verdes salvo apostar por una cantera que tampoco está salvando la deriva de la entidad. La mejor noticia es que solo está a un punto de la Champions.

Por si fuera poco, a los problemas deportivos se le han sumado los de otra índole: con seis lesionados -Iñaki Peña, Samuel Umtiti, Éric García, Sergi Roberto, Memphis Depay y Ansu Fati, que incluso podría tener que ser operado-, se ha unido el 'caso Dembélé', una situación que no facilita la comunidad del equipo. Problemas económicos, estructrurales e, incluso, de confección de plantilla provocan que el Barcelona se haya convertido en la casa de los líos, algo que se refleja sobre el césped.

placeholder FOTO: Reuters/Vincent West.
FOTO: Reuters/Vincent West.

Los primeros cuarenta y cinco minutos ofrecieron nada... o, casi nada. Si en los manuales de fútbol apareciera la definición de cero a cero, la primera mitad entre Alavés y Barcelona sería el epítome perfecto. Los dos equipos, más pendientes de protegerse y no sufrir en defensa que de crear: el Alavés, agazapazo buscando sorprender por velocidad; el Barcelona, olvidándose de combinar para fiarlo todo a los centros por banda. Tres cuartos de hora que no quedarán en la retina de los amantes del balón.

De hecho, hubo que esperar a diez segundos antes del final de la primera parte para ver la ocasión más clara. El Barça, con mucha posesión pero sin profundidad, tocaba y tocaba... hasta que perdió un balón absurdo y permitió a Luis Rioja meterle un balón perfecto a Pere Pons a la espalda de la defensa. El centrocampista se plantó mano a mano con Ter Stegen, pero poco acostumbrado a hallarse en estas lides, mandó un balón manso a las manos del meta alemán, que no sufrió para pararla.

Salvación sobre la bocina

La segunda mitad comenzó con algo más de chispa y con una nueva clara ocasión de Pere Pons, tras un gran jugada de Joselu, que no pudo resolver de tacón. El Alavés comenzó a creerse que podía hacer daño al Barça y empezó a ser más vertical, mientras los azulgrana seguían colgando balones en busca de que Luuk de Jong cazara alguna.... y en una de esas llegó la primera gran ocasión culé, tras un precioso centro de Pedri tras lanzamiento de falta que Pacheco salvó milagrosamente.

A partir de ahí, Pedri empezó a crecer en el partido, con más balón en sus pies y tratando de manejar los tiempos del Barcelona, pero de nuevo fue Joselu el que la tuvo, con un testarazo que salió rozando la meta de Ter Stegen. Sin embargo, cuando el partido expiraba, en el minuto 88, un gran balón de Jordi Alba a la espalda de la defensa permitió a Ferran Torres poner un balón al punto de penalti, donde apareció Frenkie de Jong para batir a Pacheco y dar los tres puntos al Barcelona.

A pesar de ello, en la última jugada del partido, sería Ter Stegen el que evitaría el empate, tras detener un potente testarazo de Edgar a la salida de un córner. El Barcelona logró una más que sufrida victoria ante el antepenúltimo clasificado de la Liga y sigue embarrado en una importante crisis de juego y de identidad. Los culés no terminan de encontrar su estilo, con un juego aburrido, predecible y sin demasiado sello personal. Eso sí, el Barça logró tres puntos de oro sobre la bocina.

El Barcelona salvó, en el último momento, un partido complicado en Mendizorroza (0-1), con un gol de Frenkie de Jong que salvó un tropiezo monumental ante el Alavés, el penúltimo clasificado de la Liga. Los culés no encontraron la manera de derribar el muro 'babazorro' hasta el minuto '88, momento en el que un gran pase filtrado de Jordi Alba permitió a Ferran Torres dejar un balón en bandeja para que el holandés batiera a Pacheco y dar los tres puntos a los azulgranas.

FC Barcelona Xavi Hernández