Es noticia
Menú
Ómicron llega al deporte: "Es un peligro de salud pública que jueguen con un brote"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Importante auge de los casos

Ómicron llega al deporte: "Es un peligro de salud pública que jueguen con un brote"

Los contagios han aumentado en el deporte. El Madrid confirmó cinco positivos la semana pasada y el Lugo sumó 22. Mientras tanto, el aforo de los estadios sigue al máximo

Foto: El público en el Camp Nou. (EFE/Alejandro García
El público en el Camp Nou. (EFE/Alejandro García

El coronavirus ha vuelto a la competición. Isco, con síntomas de la enfermedad, parece que es el último que se ha infectado. La semana pasada, Lunin, Asensio, Rodrygo y Bale, además de Davide Ancelotti, dieron positivo en el Real Madrid. En el Lugo, hubo un brote de 22 contagios. En el Manresa, en baloncesto, 13. Los casos suben como la espuma en el deporte y en general. Mientras tanto, los estadios siguen al 100% de capacidad y sin restricciones más allá de que no se pueda comer y beber.

El epidemiólogo Quique Bassat, en declaraciones a El Confidencial, advierte de la gravedad de Ómicron: "Es peligroso que los estadios se siga permitiendo el aforo al máximo. Aunque es cierto que la mayoría de los deportes son al aire libre y que, por tanto, la transmisión es menor, habría que contemplar la limitación del aforo".

El riesgo de las aglomeraciones que se producen en los eventos deportivos no se reduce en exclusiva al tiempo que pasan los aficionados en el estadio, también a la previa de los encuentros. "Ambas cosas son peligrosas. En teoría, hay que llevar la mascarilla en el interior. Sin embargo, basta mirar las imágenes para saber que no se está cumpliendo al 100%. Tanto en la previa como durante el encuentro, el riesgo de transmisión es alto".

placeholder Isco cabecea un balón en el Madrid-Villarreal. (EFE/Kiko Huesca)
Isco cabecea un balón en el Madrid-Villarreal. (EFE/Kiko Huesca)

El nuevo protocolo de LaLiga

LaLiga aprobó un nuevo protocolo ante el auge de los contagios. Entre las nuevas medidas, se incluyen test de antígenos diarios para comprobar con más asiduidad si algún jugador se ha infectado. "Así se hizo al principio de la pandemia y no me parece mal. Si las cosas siguen de esta forma, se tendrá que jugar de nuevo a puerta cerrada. Los profesionales tendrán que seguir con los test de manera frecuente".

El brote del Lugo es el más grande que ha habido en el fútbol español desde el inicio de la pandemia. Esos 22 contagios han marcado un récord. "Es una prueba más de lo infecciosa que es esta variante. Nunca había habido un brote tan grande en un equipo de fútbol. Es un peligro de salud pública hacer jugar a un equipo donde se ha producido un brote importante. Aunque no se detecte que los jugadores padecen el virus por test de antígenos, son contagiosos. No se juegan los partidos con la mascarilla"

placeholder Luis Enrique, tras dar una rueda de prensa. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Luis Enrique, tras dar una rueda de prensa. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

La burbuja, la medida estrella y pasada

Las burbujas fueron la medida estrella para preservar aislados a los jugadores y evitar que se produjera un brote en los equipos. Esta temporada, sin embargo, los futbolistas no han seguido estos estrictos protocolos. Sólo hubo que ver a Luis Suárez y Karim Benzema en los premios de 'AS' la semana pasada. No es que no fueran a eventos de ese tipo el año pasado, es que ni siquiera se organizaron. “Cualquier posibilidad, como las burbujas, es bienvenida si disminuye el riesgo. Todas las libertades que han recobrado los jugadores supone que ahora estén en riesgo. Parece que ahora habrá que recuperar algunas antiguas restricciones".

La coyuntura de la pandemia ha empeorado en las últimas semanas, donde los contagios casi se han duplicado. LaLiga todavía disputa una jornada inter semanal este martes y miércoles, luego volverá el fin de semana de año nuevo. Habrá que esperar a esa fecha para saber si los casos siguen aumentando en los equipos: "Los próximos días serán importantes. Si los contagios siguen incrementándose a este ritmo, nos esperan días duros y difíciles. Si el sistema de salud ya estaba cargado, ahora estará desbordado. Es difícil de entender que se siga posponiendo la toma de decisiones".

El coronavirus ha vuelto a la competición. Isco, con síntomas de la enfermedad, parece que es el último que se ha infectado. La semana pasada, Lunin, Asensio, Rodrygo y Bale, además de Davide Ancelotti, dieron positivo en el Real Madrid. En el Lugo, hubo un brote de 22 contagios. En el Manresa, en baloncesto, 13. Los casos suben como la espuma en el deporte y en general. Mientras tanto, los estadios siguen al 100% de capacidad y sin restricciones más allá de que no se pueda comer y beber.

Coronavirus
El redactor recomienda