Es noticia
Menú
"Pelotudo de m...": Suárez y su enfado con el Cholo como síntoma del caos del Atlético de Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
SEVILLA 2 - 1 ATLÉTICO

"Pelotudo de m...": Suárez y su enfado con el Cholo como síntoma del caos del Atlético de Madrid

El conjunto rojiblanco suma su tercera derrota consecutiva y Simeone continúa sin dar con la tecla de un equipo que ha ido de más a menos y que se encuentra en plena caída libre

Foto: FOTO: EFE/Jose Manuel Vidal.
FOTO: EFE/Jose Manuel Vidal.

El Atlético de Madrid ha entrado en barrena. Al conjunto rojiblanco no le sale nada, no da con la tecla y continúa sufriendo en exceso por no tener claro a qué juega. Este sábado, ante el Sevilla, volvió a mostrarse absolutamente irreconocible: muy impreciso, con graves dudas en defensa y con la pólvora mojada, volvió a perder en el Pizjuán (2-1), donde los hispalenses volvieron a hurgar en la herida del equipo del Cholo Simeone, que lleva dos meses para olvidar, sumido en una crisis de identidad.

Algo no termina de funcionar en el Atlético y el gran síntoma que lo demuestra es lo que sucedió en los primeros compases de la segunda parte. De manera sorprendente, el Cholo decidía retira a Suárez del campo: durante los 20 segundos que tardó el uruguayo en llegar al banquillo, se le pudo ver absolutamente enfadado con la sustitución, maldiciendo por no poder seguir en el campo y llamando a su técnico "pelotudo de mierda". La puntilla de Ocampos en el '87 agrandó el problema.

Foto: Bianchi, en su etapa en el fútbol argentinos. (Reuters)

Esta temporada se antojaba como la gran oportunidad del Atlético. Flamante campeón de Liga, llegaba a la nueva campaña con la vitola de favorito. Los fichajes apuntalaban la gran plantilla con la que ya contaban, pasando a tener una de las mejores escuadras del viejo continente, mientras que sus rivales eran incapaces de reforzarse: el Madrid perdía a Ramos y no lograba el fichaje de Mbappé; el Barça se quedaba sin Messi y sin refuerzos de nivel... pero el Atleti se ha hundido.

A pesar de sumar buenos resultados en los primeros compases de curso, lo cierto es que el nivel de juego no terminaba de acompañar... y, ahora, tampoco salen los números. En los últimos dos meses, en los que han jugado nueve partidos entre Liga y Champions, suman cinco derrotas, un empate y solo tres victorias. Lograron el pase a los octavos en Europa de manera agónica pero, en el campeonato liguero, están a trece puntos del lider, el Real Madrid, ambos con un partido menos.

El Atlético no termina encontrar su estilo y se antoja como un equipo irreconocible. El sello del Cholo Simeone es claro: ser un equipo rocoso en defensa y ser un martillo en ataque, pero nada de eso se está viendo esta temporada. Si nos ceñimos a esos últimos nueve partidos, los números hablan claro: 14 goles en contra, dejando solo una vez la portería a cero, y 13 goles a favor. O, lo que es lo mismo, un desastroso balance en un equipo que sabe -o sabía- aprovechar sus 'latigazos'.

Ante el Sevilla, el guion fue el mismo. La tuvo Correa nada más comenzar el partido, con un disparo desde cuarenta metros tras ver adelantado a Bono que a punto estuvo de colarse en la meta hispalense. Pero sería el Sevilla el que golpearía primero, con un brutal golazo de Rakitic desde 25 metros que limpió las telarañas de la escuadra derecha de Oblak. A partir de ahí, más de veinte minutos de absoluto dominio sevillista y el total descontrol rojiblanco, incapaz de encontrar ritmo.

placeholder Suárez, enfadado tras su cambio. (Reuters/Marcelo del Pozo)
Suárez, enfadado tras su cambio. (Reuters/Marcelo del Pozo)

Poco o nada del Atlético

Los de Lopetegui controlaban el partido y tenían maniatados a los de Simeone, pero tampoco llegaban con claridad ante la meta colchonera. Y, como suele ser habitual en estos casos, el balón parado se convierte en una de las mejores armas para los equipos que no consiguen hilvanar jugadas de ataque... y así fue: Felipe logró la igualada con un testarazo a la salida de un córner que puso las tablas en el marcador. El Sevilla dominaba, pero no mató a su rival cuando lo tenía adormilado.

La segunda parte comenzó con una gran ocasión de Carrasco... y, a partir de ahí, de nuevo la absoluta falta de ideas y Simeone decidió innovar. La lesión de Llorente obligó a ciertas modificaciones pero la 'sorpresa' llegó cuando en el '57 decidió quitar a Luis Suárez y dar entrada a Cunha. El uruguayo, desde el lado contrario del campo, se marchó jurando en arameo, muy enfadado con el Cholo por quitarle y evidenciando que algo no funciona. Y lo peor estaba por llegar.

Cuando el partido tocaba a su fin, de nuevo en un balón parado, Ocampos aprovechó un nuevo fallo defensivo del Atlético para apuntillar a los de Simeone. Un balón muerto en el área, que nadie despejó, llegó hasta el argentino, que cargó su pierna derecha y reventó a Oblak a bocajarro, que nada pudo hacer por salvar el tanto. El Sevilla suma una victoria vital en su lucha por la Liga mientras que el Atlético se hunde sin remisión y sin visos de encontrar una solución a corto plazo.

El Atlético continúa irreconocible y Simeone es incapaz de dar con la tecla para solucionar los problemas. Débil en defensa e inocuo en ataque, ni tener la mejor plantilla de la historia de la entidad le está sirviendo ya no para jugar bonito, sino para ganar. Es el sexto tropiezo de los últimos nueve partidos -con tres derrotas consecutivas- y el equipo empieza a dar la sensación de tener más puntos a mejorar que elementos para estar contento. El Cholo no ve la luz al final de un túnel de un equipo que sigue en caída libre.

El Atlético de Madrid ha entrado en barrena. Al conjunto rojiblanco no le sale nada, no da con la tecla y continúa sufriendo en exceso por no tener claro a qué juega. Este sábado, ante el Sevilla, volvió a mostrarse absolutamente irreconocible: muy impreciso, con graves dudas en defensa y con la pólvora mojada, volvió a perder en el Pizjuán (2-1), donde los hispalenses volvieron a hurgar en la herida del equipo del Cholo Simeone, que lleva dos meses para olvidar, sumido en una crisis de identidad.

Diego Simeone
El redactor recomienda