Lo mejor y lo peor | Vinícius explota, pero la fragilidad del Madrid es muy preocupante
  1. Deportes
  2. Fútbol
Siguen líderes de LaLiga

Lo mejor y lo peor | Vinícius explota, pero la fragilidad del Madrid es muy preocupante

El golazo del brasileño maquilló un partido irregular del equipo de Ancelotti, solo sostenido por su genialidad y por las paradas de un gran Courtois. El Sevilla dominó en el Bernabéu

Foto: El Bernabéu cayó rendido a los pies del delantero brasileño. (EFE/Ballesteros)
El Bernabéu cayó rendido a los pies del delantero brasileño. (EFE/Ballesteros)

El Real Madrid salvó sobre el precipicio un partido donde estuvo contra las cuerdas durante 73 minutos. Justo el tiempo en el que la gasolina del Sevilla se agotó y Carlo Ancelotti dio la vuelta a la tortilla con un doble cambio que revolucionó por completo el estado anímico y futbolístico de su equipo. La entrada de Eduardo Camavinga y Federico Valverde por un tímido Marco Asensio y un desconectado Luka Modric subieron el tono del Real Madrid e impulsaron al conjunto blanco hacia la victoria.

Foto: El brasileño marcó el gol de la jornada con un golpeo demoledor. (Reuters/Susana Vera)

El golazo de Vinícius Júnior, con un latigazo que dejó sin palabras a Bono, coronó la reacción blanca. Antes, sin embargo, Ancelotti fue superado desde la pizarra por Julen Lopetegui y el Sevilla mandó sin inmutarse. Sin poder controlar el encuentro, Rafa Mir adelantó a su equipo con un remate colocado de cabeza al rematar solo un saque de esquina. Luego Benzema empataría al aprovechar el error de Bono y Courtois aguantaría con pulso a su equipo hasta que Vinícius desatase el estado de felicidad en el madridismo.

Lo mejor | Vinícius ya es un terremoto goleador

No fue el mejor partido del extremo brasileño, muy marcado de cerca por un gran lateral como el argentino Gonzalo Montiel y frenado en seco por las constantes ayudas defensivas que diseño Lopetegui. Sin gozar de situaciones de 1 vs.1 y con un Madrid desacertado al contragolpe, Vinícius Júnior enseñó una muestra más de su repertorio de estrella mundial. En una actuación floja para lo que estamos viendo del atacante esta temporada, logró sacudirse a su defensor con el control y, acto seguido, estampó un golpeo demoledor en la retina del Santiago Bernabéu para dar la victoria 'in extremis' a su equipo.

placeholder Vinícius voló el partido por los aires. (Reuters/Susana Vera)
Vinícius voló el partido por los aires. (Reuters/Susana Vera)

Poco después, el estadio rompería a aplaudir a su joven talento, totalmente fundido por el esfuerzo realizado. Esta nueva dimensión de Vinícius Júnior, la del delantero de élite que no juega como viene acostumbrando y que aun así es capaz de dinamitar un partido por los aires con un golpe de genio es una nueva dimensión en su corta carrera. El brasileño ya no necesita jugar bien para marcar la diferencia. Ni siquiera contra un rival de la entidad del Sevilla. Máximo regateador de LaLiga y segundo máximo goleador de la competición, Vinícius es una realidad en mayúsculas.

Lo bueno | La revolución de Camavinga y Valverde

Durante largas fases del encuentro, el Madrid fue a remolque del Sevilla. Superado en el centro del campo por el triángulo conformado por Joan Jordan, Ivan Rakitic, Fernando y la aparición en zonas interiores del Papu Gómez, el conjunto blanco no supo robar arriba ni tampoco dominar al rival desde la posesión del balón. Algo que desesperó a Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric por momentos. El alemán, visiblemente enfadado, estaba muy alterado. Algo inusual en su temperamento. Y es que hasta ese minuto 73, donde Ancelotti introdujo a Valverde y Camavinga, el Madrid no fue a por la victoria con determinación. Simplemente, no pudo hacerlo.

placeholder Camavinga sustituye a Modric. (EFE/Ballesteros)
Camavinga sustituye a Modric. (EFE/Ballesteros)

La entrada de Camavinga y Valverde por Modric y Asensio administró al Madrid una inyección de adrenalina que alteró por completo el sino del encuentro. El francés, muy móvil y punzante en sus llegadas al área, añadió un elemento más en ataque. El uruguayo, tirado a banda, brilló menos, pero también aportó energía, brío y recorrido tanto defensivo como ofensivo. Ellos le cambiaron la cara a un partido que estaba saliendo cruz para el Madrid.

Lo normal | Courtois es un seguro de vida

Se ha convertido en algo rutinario, aunque no debería serlo. El portero belga es el mejor guardameta de la competición y se encarga de demostrarlo en cada jornada. Hace parecer fáciles acciones que son extremadamente complicadas y mantiene al Madrid con vida cuando el equipo de Ancelotti flirtea con la derrota o con dejarse puntos. Así fue contra el Sevilla con varias intervenciones de bella factura y manos salvadoras. La que le sacó a Rafa Mir cuando el tanque sevillista ya había abierto la lata, el mejor ejemplo. El club blanco está teniendo problemas en el área y su transición defensiva deja mucho que desear, pero Courtois maquilla muchas debilidades.

placeholder Courtois no pudo evitar el 0-1. (Reuters/Susana Vera)
Courtois no pudo evitar el 0-1. (Reuters/Susana Vera)

Lo peor | La falta de control es un problemón

El Madrid de Ancelotti se parece muy poco al de Zinédine Zidane, tanto para lo bueno (la alegría ofensiva) como para lo malo (la debilidad defensiva). No obstante, esta temporada se está dando una situación que está dejando al Madrid muy superado en ciertas situaciones. El equipo solo puede defender en su campo, porque cuando trata de robarle la pelota al rival en su propio campo... se parte en dos bloques.

placeholder Ambos centrocampistas se lamentan durante el partido contra los hispaleneses. (EFE/Ballesteros)
Ambos centrocampistas se lamentan durante el partido contra los hispaleneses. (EFE/Ballesteros)

El centro del campo sufre y queda expuesto a las veloces transiciones del adversario. Con Casemiro, Modric y Kroos, el Madrid debería ser capaz de adueñarse de la pelota y hacerse con el control del partido hasta imponer su versión. Sin embargo, no pudo hacerlo con el Sevilla y solo un gran tramo final le ayudó a llevarse los tres puntos. Ancelotti debe corregir el equilibrio de su equipo.

Lo malo | ¿Hasta cuándo se podrá esperar a Asensio?

El balear está disfrutando de muchas oportunidades por parte de Carlo Ancelotti, pero no está respondiendo sobre el campo. Ayer, con la baja de Rodrygo Goes a última hora, la fortuna le volvió a sonreír. Es un jugador capaz de ganar un partido con un golpeo inesperado de su majestuosa zurda. Tiene las condiciones necesarias para dar un golpe en la mesa y sumar producción ofensiva al Madrid. Sin embargo, esto es únicamente una teoría y no se da en la práctica. Por eso no ha marcado ni asistido frente a Betis (5º), Sevilla (4º), Rayo Vallecano (6º) ni Barça (7º).

placeholder Asensio tuvo en su mano remontar el duelo. (Reuters/Susana Vera)
Asensio tuvo en su mano remontar el duelo. (Reuters/Susana Vera)

Contra el Sevilla, el extremo blanco gozó de dos grandes oportunidades para adelantar al Madrid y... la mandó a las nubes. Sin sumar desde el gol, no hubo nada que destacar de su partido. No realizó un regate, no centró con acierto ni una sola vez y solo provocó dos faltas. Su gran precisión en el pase (22/23 envíos con éxito, un 96%), más propia de un central que de un extremo, indica que no se atrevió lo suficiente y volvió a pasar de puntillas por un partido importante.

Vinicius Junior Luka Modric Marco Asensio Julen Lopetegui